Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

sábado, 30 de enero de 2016

En una controvertida Audiencia Pública se trató la modificación del presupuesto para el año en curso en Valle Hermoso

Un acto que adoleció de ordenamiento y de información específica, donde las chicanas políticas estuvieron en el orden día, pero fueron inoportunas y carentes de sustento técnico, se dio formal tratamiento a la modificación presupuestaria, pero se quedó en deuda con los vecinos, ya que se fueron con más interrogantes de los que trajeron y algunos bastante confundidos. Lo cierto, el presupuesto pasará de los 58 millones inicialmente aprobados a 72 millones de pesos y según se dijo el incremento final en las tasas rondará el 35%.

En el tratamiento de un presupuesto intervienen dos cuestiones centrales las técnicas, referidas a lo contable, y las políticas, relacionadas con las prioridades decididas por el gobernante de turno, se supone en base a las necesidades insatisfechas que tiene la población y al desarrollo que se le pretende dar a la localidad.
Para el caso de Valle Hermoso, modificación del presupuesto para el año en curso, cuya instauración fue concretada por la administración saliente en noviembre de 2015, lo que primaban eran las cuestiones técnicas, en definitiva, en cuánto se modificaban las partidas, considerando en primera instancia que el presupuesto aprobado tenía un monto de 58 millones de pesos, cuatro millones de pesos menos que el aprobado, en noviembre de 2014, para el ejercicio 2015. En función de ello, se partía con una buena base para defenderlo políticamente, pero desde el inicio se partió sin el ordenamiento apropiado y sin exponer causas o motivos se dio libertad a los vecinos para preguntar o plantear cuestionamientos, cuando, en su más amplia mayoría, desconocían los temas a tratar.
Antes del ingreso al recinto donde se llevó a cabo la Audiencia Pública ya teníamos en conocimiento que lo proyectado en incremento para tasas por servicios a la propiedad más lo ya aprobado en el presupuesto, que fue de un 20%, llevaría el porcentual al 63% final de diferencia con el último cedulón pagado, lo que había impactado en el Poder Legislativo, en ambos bloques. Sobre el particular, la explicación fue clara, que los ediles del bloque mayoritario se habían reunido con el intendente, Julio Alba, le habían comunicado su opinión, y que se había consensuado bajar esos porcentuales a alrededor del 35% siguiendo el criterio que se había aplicado en otros municipios de la región de similares características. Sonaba atinado y era consecuente con la realidad económica que, por estas horas, se debate en el país.
El otro de los temas centrales era la apertura de una partida para Obras Públicas, ya que en el presupuesto aprobado la misma no existía o figuraba en cero, nunca quedó claro eso, pero era lógico y razonable que algo se hará, no quedó especifico qué, y que algo habrá que mantener, y que para ambos casos se necesita dinero para poder desenvolverse, las explicaciones políticas sobraban que el parque automotor hay que arreglarlo, que faltaban máquinas herramientas, etc.etc., pero la cuestión técnica de exponer el monto que llevaría esa partida no se exponía y si llegó no lo escuche.
Otro de los temas por los que acucia aprobar la modificación está en la Partida de Sueldos, por dos razones, la primera de ellas es que ya se ha decidido y comunicado al personal que el salario más bajo será el mínimo dispuesto a nivel nacional que alcanza a 6.060 pesos de acuerdo a lo que se divulgó en la audiencia, y que esto significaba un necesario incremento ya que había un buen porcentaje de empleados precarizados cuyos salarios estaban establecidos entre 2.000 y 3.000 pesos. Por otra parte, se informó que ya se había convenido con el Sindicato de Trabajadores Municipales un aumento del 28% a los trabajadores que integran la Planta Permanente municipal. La segunda, tenía que ver con el aprobado del reciente organigrama que integra a cuatro secretarios y diez direcciones, los que, como es de público conocimiento por declaraciones oficiales, se están desempeñando ad honorem hasta que el presupuesto se modifique. Como ya se ha aprobado el organigrama ya no hay nada que discutir respecto a la conformación del gabinete, pero quizás pueda hacérselo sobre cuánto representan esas dietas, y ahí salto la discusión política, un tanto reveladora, para el bloque de la oposición representan unos 200 mil pesos mensuales, pero el bloque oficialista, el que se me ocurre debería conocer la información de primera fuente, expuso, en forma sorpresiva, que desconocía el monto. Obvio, que ni preguntar sobre el monto final de la partida.
Otro de los temas que se volcó en la discusión fue la partida destinada al Intendente, que supuestamente pasó de 110.000 a 330.000 pesos, para la oposición la partida no debería existir porque el Intendente por decreto ha confirmado que no cobrará el salario municipal, lo que no fue óbice para agregar que tampoco lo hacía graciosamente sino porque cobraba una importante jubilación provincial. Por su parte, el bloque mayoritario justificó la modificación sosteniendo que la misma debía concretarse porque la Ley Orgánica Municipal Nº 8102 exigía que ningún empleado pudiese cobrar más que el intendente, pero que esa partida quedaría asentada pero no se ejecutaría.
En el marco del tratamiento y mientras se desarrollaban los conceptos relativos a mejora salarial, una ex empleada manifestó que el gobierno demostraba cierta incoherencia porque por un lado hablaba de mejoras y por otro, en su caso, la habían dejado cesante, junto a otros, sin causa aparente, porque nadie en el Ejecutivo le daba explicaciones, cuando aun su contrato tenía fecha de vencimiento el 31 de marzo próximo. El Presidente del Concejo Deliberante le dijo que se encargaría del tema y que le otorgaría respuestas a la brevedad.
En concreto se arribó a que el presupuesto pasará de los 58 millones de pesos inicialmente aprobados a 72 millones de pesos.
Entre otros datos relevantes que dejó como saldo la discusión pudo saberse que el porcentaje de cobro histórico que tiene el municipio se estima entre el 25 y 28 por ciento, un índice realmente bajo.
Hay que decir que las chicanas políticas estuvieron en el orden del día, tanto de un lado como del otro, pero que fueron utilizadas en forma inoportuna y en la mayoría de los casos sin un sustento técnico adecuado, aquello de que te confronto pero no tanto.
Los que llevaron la peor parte fueron los vecinos que se fueron con más interrogantes de los que traían, y algunos, seguramente, más que confundidos.

Formalmente se ha superado la Audiencia Pública, pero es necesario decir que con calificación insatisfactoria, es de esperar que en la segunda lectura, la que se informó se concretará el 4 de febrero próximo, se llegué con los elementos más ajustados y que se apruebe la modificatoria a derecho, sin dejar resquicios que puedan afectar el buen desempeño del gobierno a futuro.
Suena a crítica, y lo es, porque puede entenderse la falta de práctica en el debate, la dificultad que representa exponer públicamente, todos de una manera u otra la sufrimos, pero de ahí a que aparentemente se muestre ignorancia o desinformación, aun de quien técnicamente debiese estar absolutamente imbuida de la documentación que presentaba, deja una imagen negativa y un costo político que no debió pagarse.

N.H.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal