Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

lunes, 25 de enero de 2016

Coherencia o no coherencia, esa es la cuestión

Creo que cada ciudadano o vecino, en algún momento, desde muy pequeño, se ha puesto a pensar si hay concordancia o correspondencia entre lo que se dice y lo que se hace, entre lo que se dijo y lo que se hizo, entre lo que se siente, piensa, se dice o escribe y lo que en realidad se hace o ejecuta. Hubo épocas ya superadas en que era imposible, a menos que pusieras en juego tu propia vida y la de tus seres queridos, decir lo que se pensaba. Todavía en algunas circunstancias, a pesar del avance de la vida democrática, en que por razones laborales, un trabajador, cree conveniente, ocultar su forma de pensar.
Desde el punto de vista de nuestra salud mental y la resiliencia es justamente uno de sus pilares para algunos investigadores en el tema, la práctica de la introspección, verse a sí mismo, hacia nuestros más íntimos o recónditas fuentes de inspiración de lo que hacemos, o porque lo hacemos, es altamente positivo. Lógicamente que no es una condición aislada, forma parte de otras de no menor importancia como el humor, la alteridad, la creatividad, etc.
Como médico no pocas veces me he planteado si había coherencia entre la medicina que se practica en los Hospitales Públicos y los Centros Privados de atención. Si las formas de diagnosticar y de tratar eran semejantes o disímiles. Tampoco me faltaron oportunidades para plantearme si las líneas de acción política de un partido, alianza, o movimiento social al que uno adhiere o vuelca su voluntad participativa se correspondía con los principios filosóficos o éticos que formaban parte de las profundas convicciones personales. El planteo de las diferencias o contradicciones siempre es enriquecedor, si el objetivo es el bien común y el crecimiento o progreso de las instituciones. Quizás nunca nos podamos despegar de algunas sentencias que nos dejo la educación, como aquella sanmartiniana de “Serás lo que debes ser sino no serás nada” o una más universal, la de William Shakespeare en Hamlet, “Ser o no ser esa es la cuestión”.
Sigo con atención, dentro mis posibilidades, la vida de las instituciones de mi Ciudad a la que ya le dedicado casi 53 años de mi vida profesional y en especial a lo que expresa como pensamiento rector el actual Intendente Municipal, el Ingeniero Eduardo Arduh, al que me unen afectos de larga data y un sincero respeto, independientemente de las circunstanciales o más intensas diferencias de pensamiento. El reportaje que le hace N. Heredia en el último número de Ecos me lleva a considerar entonces parte de sus importantes declaraciones. Un aspecto esencial es lo referente a la deuda del municipio, deuda que arrastra desde antes de la llegada de la democracia y que siempre dificulta la posibilidad de realizar inversiones esenciales que favorezcan a toda la población. Ejemplo salud, viviendas, tránsito, etc. Se destaca en sus declaraciones que la misma es relativamente menor en relación al presupuesto, algo que valoro. La experiencia nacional del gobierno que finalizó el 10 de diciembre es que dejó una deuda en dólares mucho menor (una de las más bajas del continente en relación al PBI) a la abrumadora que recibió luego del default. No pasa lo mismo con la gestión en la CABA del actual Presidente de la Nación, que según las fuentes consultadas, se habría triplicado en dólares. Otro tema abordado es “la otra cuestión que estamos esperando ver es el famoso 15% del fallo de la corte que hizo que se le dejara de descontar a la Provincia de Córdoba por la caja, que se hizo por un decreto ilegal e inconstitucional de la presidente Cristina Fernández”. Bueno, ahora conocemos que el Presidente Macri, volvió a poner en vigencia ese decreto denostado por nuestro intendente y que en cierto modo yo también puedo llegar a compartir lo discutible de la legalidad del mismo. ¿Usaremos la misma vara para juzgar su actitud?. Lógicamente hay muchos decretos de necesidad y urgencia o DNU en este último mes que se han puesto en discusión respecto a su legalidad o constitucionalidad. Uno de ellos es el nombramiento por DNU de los candidatos a la Corte Suprema H. D Rosatti y C. F. Rosenkrantz: “grupo 34, personalidades reconocidas del ámbito académico de Córdoba presentaron esta semana dos notas al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación para plantear su oposición a ambas nominaciones. Expresan que "ambos candidatos mostraron un compromiso insuficiente con los valores democráticos al aceptar – en diciembre pasado– su inconstitucional designación por decreto como ministros de la Corte en comisión". Por otro lado Rosenkrantz , está fuertemente vinculado al Grupo Clarín S.A, La Nación, Cablevisión S.A, América TV, Claro y McDonald’s Corporation. (1) No menos grave es lo de anulación por DNU de la Ley de Medios Audio Visuales, sobre la que ya hay pronunciamientos a nivel internacional. Ser coherentes en nuestras posturas políticas tiene un costo, pone en conflicto convicciones y decisiones no pocas veces.
Pero el costo más alto quizás no venga solo de estos aspectos “políticos” de la dura y conflictiva realidad nacional, con represiones, encarcelamientos, trabajadores cesantes baleados, periodistas expulsados de sus antiguas fuentes de trabajo. Quizás lo que más nos empiece a preocupar, tanto al Sr Intendente, como al autor de esta nota y a muchos de los vecinos trabajadores o empresarios que dependen económicamente de la industria del turismo, es por la abrupta caída del mismo y por supuesto no como fenómeno local, sino como una manifestación generalizada de un nuevo ordenamiento económico. La Falda progresó en estos últimos años en muchos aspectos, tanto en trabajadores registrados, tiempo de ocupación hotelera, construcciones edilicias, etc. Y creo que uno de los pilares de ese crecimiento fue el que a pesar de la excesiva carrera inflacionaria, se mantuvo el valor adquisitivo del salario, de las jubilaciones y de todas las formas de fomento y solidaridad social. El golpe al costo de la vida en noviembre con el anuncio de la devaluación y los cepos al ingreso de los trabajadores y pasivos, creo que nos han perjudicado en el quehacer turístico tanto como la devaluación y las ventajas resultantes de otras opciones vacacionales.
Si el Ingeniero Arduh coincide con esta preocupación y tiene a su vez buenos vínculos con las autoridades nacionales, creo que sería oportuno esclarecerlos al respecto. El turismo es fuente de salud desde el punto de vista médico y mucho más lo es el trabajo, cuya carencia, ya lo señaláramos en la edición anterior de Ecos, es una de las principales fuentes de estrés, crisis familiares, transgresiones, violencias y delitos.
Que se ponga en debate a nivel nacional, cuanto antes en el parlamento, si el pago de 20.000 millones de dólares a los fondos buitres, no nos llevará a otro período de deterioro como el que ya sufrimos en los 90. No solo se pone en juego el objetivo de “pobreza cero” con el que todos debemos coincidir, ya que la pobreza y esto surge de un último estudio a nivel internacional es causa de bajo nivel de desarrollo mental (2) sino también los avances en equidad, donde Argentina logró uno de los más bajos índices de Gini del continente. La acentuación de la grieta entre ricos (y las actuales medidas los han beneficiado apreciablemente) y pobres, es aquí y en cualquier parte del mundo una de las principales fuentes de violencias tanto dentro como fuera del contexto familiar. Seamos coherentes ya, en defender los logros sociales y no luego lamentar las duras consecuencias de sus ausencias.

Benjamín Malamud Lerner

(1) http://www.cba24n.com.ar/content/academicos-locales-objetan-los-candidatos-la-corte-suprema
(2) Los cerebros de la pobreza Marta Lapid Volosin La Voz 16 1 1

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal