Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

sábado, 25 de julio de 2015

Villa Giardino - Tras la elección interna del radicalismo, rumores y versiones encontradas plantearon un cisma partidario

En las calles se habla de que Juan José Ochoa se escindiría del partido y plantearía su candidatura desde otro espacio. En tanto, el PRO y el Frente Cívico anticipan que irían ante el Juzgado Electoral Provincial para defender sus intereses en el marco de la alianza Juntos Por Córdoba. Por su parte, cercanos a Omar Ferreyra sostienen que presentarán su lista bajo el sello de la UCR Lista 3.

La elección interna del radicalismo de Villa Giardino, celebrada el 12 de julio último, que fuera ganada, por 16 votos, por el ex Secretario de Acción Social Omar Ferreyra sobre la postulación a la reelección del actual intendente Juan José Ochoa, provocó, horas después, un verdadero tembladeral político en la localidad.
No se habían concluido los análisis del comicio, cuando las versiones más disimiles comenzaban a ganar la calle, con rumores que adelantaban que en el seno de la UCR departamental, sobre todo en lo que hace a los intendentes regionales, no admitían el resultado de las urnas por entender que la misma había estado viciada por la participación de otros sectores con intereses en la futura elección para autoridades municipales, incluso algunas señalaban que Ochoa era impulsado a mantener su candidatura a intendente por algún tipo de espacio vecinal.
Esas versiones si bien no fueron confirmadas, tuvieron cierto tipo de afianzamiento cuando desde el PRO y Frente Cívico se comenzó a impulsar que en razón del resultado electoral quedaban escindidos de la alianza Juntos Por Córdoba y con ello perdían la posibilidad de incorporar referentes en el listado que finalmente Ferreyra presentaría bajo el sello histórico de la UCR con su Lista 3. Desde esos sectores se hablaba, en las últimas horas, de presentar recursos ante la Junta Electoral Provincial de la UCR e incluso ante el Juzgado Electoral Provincial en la búsqueda de preservar sus intereses, ya que entienden que el acuerdo de alianza fue presentado con anterioridad a la interna y que el mismo debería ser respetado.
Pero todas estas intenciones comienzan a chocar con los tiempos establecidos por el cronograma electoral, que de acuerdo con la información disponible cerró la presentación de alianzas para el orden local el jueves 15 de julio y que tiene como fecha inexorable de cierre de recepción de listas al próximo domingo 26 a la hora 24.
Para tener una visión más cercana de la situación a estas horas, consultamos a Héctor Nimo, quien se encuentra presidiendo el Comité de Circuito de la UCR de Villa Giardino, a instancias de que Andrea Abratte, quién venía detentando ese cargo, renunció el lunes posterior a la elección, él que manifestó que en la mañana del lunes se hizo presente en la Junta Electoral Municipal siendo informado que “en la misma no había constancia de la presentación de alianzas en el orden local. Por lo tanto, quedo a la espera de que en la jornada del martes se me haga llegar la proclamación de la lista a través del Comité Provincia para convocar al circuito e imponerlo de ese dictamen”.
Mientras, desde fuentes cercanas a Ferreyra se sostenía que “la intención siempre fue de ir con la Lista 3 de la Unión Cívica Radical, en ningún momento y bajo ninguna circunstancia desde este espacio se habló de ir en alianza, tan es así que la lista no presentó cargos reservados que pudieran alentar esa visión. También se consultó con las autoridades partidarias con antelación, las que nos dijeron que no estábamos sujetos a ningún tipo de alianzas sino queríamos, y que la alianza cerrada a nivel provincial no tenía alcance alguno para el circuito y que, en todo caso, debía ser resuelta a nivel local”.
Requeridos por las rumores circulantes en torno a una posible candidatura de Ochoa por algún otro partido o frente, mantuvieron que “los rumores son muchos y no vamos a darles crédito hasta tanto no tengan algún sentido de verosimilitud. Cada uno sabe lo qué y cómo lo hace, estamos frente a hombres con una extensa trayectoria política, de reconocido espíritu democrático y avezados para enfrentar situaciones como estas, no hay dudas que actuaran de acuerdo con su más digno pensamiento… nosotros estamos a la espera de la proclamación de las autoridades electas, las que, obvio es, integran al sector que lidera Ochoa de acuerdo al resultado electoral, y dispuestos a superar diferencias, a través del consenso, en búsqueda de conseguir la mejor base de sustentación que nos permita mantener al partido en el gobierno municipal. Esa es nuestra principal ocupación, de las versiones y rumores que se ocupen quienes las generan, seguramente, deben tener tiempo disponible para eso…”.



La decisión política está en uno y sólo en uno

Los resultados electorales, aún la mayoría de los conseguidos con malas artes, y hay variadas formas de ejecutar las malas artes, son lo que son, se gana o se pierde y hay que asimilarlos.
En el caso concreto de lo sucedido en Villa Giardino se hace difícil establecer que pudo haber existido algún tipo de maniobra que favoreciera abiertamente a quien resultó triunfador. Se dice que sectores identificados con otras extracciones partidarias jugaron a favor de Ferreyra porque lo consideraban un rival más débil a la hora de confrontar en la general, puede que así haya sido, no se está en condiciones de desestimarlo, pero de haber sucedido se lo ha hecho en el marco de las normas vigentes, en las elecciones internas abiertas participan afiliados e independientes y no pueden hacerlo aquellos que están inscriptos como afiliados a otro partido, y evidentemente esto se respetó porque de no haber sido así hubiese existido una lluvia de impugnaciones, por el contrario todas las declaraciones fueron coincidentes en que se vivió una verdadera jornada democrática.
En lo referente a la existencia de una alianza previa, la de Juntos Por Córdoba, todo indica que hubo un acuerdo previo entre el núcleo que lidera Ochoa y el PRO, hay quienes ponen en duda que de ese acto haya participado el Frente Cívico, pero más allá de ello, todo parecería se redujo a una manifestación de intención, caso contrario no se entiende por qué el Comité Provincia habilitó la elección interna si hubiera considerado que había que respetar lo acordado.
Concretada esa elección, se hace, suponemos, sumamente difícil retrotraer la cuestión, es decir, dejar sin validez la elección o intentar forzar acuerdos que nunca antes fueron considerados, como sería la intención de incorporar a la lista ganadora a otros que no hayan sido electos por el voto, porque estas situaciones terminarían en la vía judicial y los precedentes al respecto son conocidos. Por otra parte, la presentación que pudiese encararse ante el Juzgado Electoral Provincial debería ser inmediata ya que los tiempos del cronograma electoral establecido corren contra reloj, alguno de los cuales ya ha fenecido y otros estarían a horas de vencerse. Suponiendo que el Juzgado da a lugar porque encuentra causa justificada, cómo va a hacerlo, sólo se nos ocurre que prorrogando la fecha del 30 de agosto, pero, reitero, para ello tiene que encontrar causa fundada.

Todo hace entrever que nos encontramos ante una situación de neta decisión política, en la cual hay varios involucrados, pero que, en definitiva, el único que tiene la última palabra es Juan José Ochoa, que más allá de ser el respetado Intendente de la localidad es un ciudadano que cuenta con los atributos y condiciones, como así lo ha demostrado a lo largo de sus mandatos, para decidir por si y de acuerdo a sus estimaciones, si lo conveniente, en beneficio del pueblo, es admitir el resultado electoral y avenirse al rol que le fue asignado por las urnas o escindirse de su partido y abrir una nueva opción desde otro espacio. Esto último tendrá su costo y riesgo, pero el convencimiento de los hombres de bien suelen estar por encima de ellos cuando persiguen causas que consideran justas.

En lo relacionado al resultado electoral, creo que es legal y legitimo.

N.H.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal