Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

sábado, 14 de marzo de 2015

“Es un monstruo grande y pisa fuerte” especialmente, vidas, salud, la verdad…

Comenzamos el año en paz, un logro no menor, pero tras un inesperado o esperado retorno al país del Fiscal de la Causa AMIA con dos alegatos, del cual trasciende inicialmente uno, acusando criminalmente a la Presidenta, al Ministro de Relaciones Exteriores y a un Diputado de la Nación por un “encubrimiento” y en otro conocido posteriormente, por estar en una caja fuerte del Fiscal, alabando lo actuado por el Poder Ejecutivo Nacional por lo actuado en el mismo caso y pidiendo sanciones contra Irán en el Consejo de Seguridad de la ONU.
La fuerte conmoción interna y la desmesurada repercusión internacional se incrementó aún más, tras la no esclarecida muerte del Fiscal, inculpando o relacionando esa muerte con quien preside democráticamente la República Argentina.
A tres meses de lo señalado se presenta otra noticia de no menor repercusión mundial. El Primer Ministro de Israel Netanyahu es invitado por la derecha republicana de Estados Unidos con el fin de bastardear un posible acuerdo nuclear que evitaría la guerra entre Irán y Occidente. Como argumento en su discurso ante el Congreso Norteamericano y confrontando abiertamente con el Presidente Obama, en un claro acto de intromisión de un país en la vida del otro, Netanyahu sostuvo que . Lo hace habiendo sido advertido por la propia Mosad, de que las pruebas esgrimidas en presentar el riesgo de un ataque nuclear por Irán como inminente, eran falsas.
Obviamente lo que tienen en común Nisman y Netanyahu es Irán y en ambos casos, por vías diferentes, la posibilidad del estallido de la peor de todas las violencias humanas: la guerra, la que no respeta “la pobre inocencia de la gente”. Casualidad? No! Causalidad? Sí!

Quien escribe esta nota, tiene presente que desde el inicio de su vida y hasta el presente la defensa de la PAZ, es uno de los fundamentos imprescindibles del quehacer diario, tanto profesional, como, actualmente, por ser un simple vecino o ciudadano. Nací en el 39, en los días en que se declaró la segunda Gran Guerra Mundial. Vi a mi padre por primera vez auténticamente feliz cuando celebró su terminación saliendo solito, a la esquina de nuestra casa, para comunicárselo a sus amigos y vecinos de Cosquín.
La guerra de Corea transcurrió durante mi escolaridad primaria, la guerra “fría” hasta el 90, la de Vietnam durante mis prácticas universitarias en la Facultad de Medicina y así de sucesivo hasta que llegó en el 82 la Guerra de la Malvinas con las consecuencias que aun lamentamos, pero que puso de manifiesto lo que ese “monstruo que pisa fuerte” nos puede provocar. Y especialmente los efectos de los últimos conflictos en lejanos países, donde los campos de batalla pueden estar lejos del lugar donde realmente está el conflicto o litigio que enfrenta intereses, tal como aconteció con la voladura de la embajada de Israel y de la AMIA.
Nos corresponde como ciudadanos responsables defender la Paz como un principio esencial que nuestros ancestros indoamericanos vienen preservando por medio de las consignas del bien vivir y el bien convivir. Pero no podemos dejar de ignorar, que la guerra y las armas son uno de los negocios más lucrativos, con lobbies que pueden “comprar” medios de comunicación y otros factores de poder para lograr su deleznable objetivo.
Si bien la guerra es la peor de todas las violencias hay otras que cotidianamente trascienden.
Coincide mi acceso al título de médico en el 63 y fue en esos años en que se pone en evidencia por medio de fundados estudios científicos el Síndrome del Niño Sacudido. Tomamos conciencia de que en el seno del hogar, también podría alojarse un peligroso monstruo capaz de dañar e incluso matar a sus propios hijos. Tiempo después se fueron relacionando las lesiones que padecían los niños y niñas ya no con golpes o sacudidas sino con las incapacidades de una crianza segura, de descuidos o negligencias. Y estas formas menos trascendentes, encubiertas como “accidentes” dentro o fuera del hogar, se fueron paulatinamente vinculando al malestar o violencia dentro de la pareja parental. El monstruo estaba dentro de las familias y el femicidio, hoy en día está presente cada 30 horas, más o menos, advirtiéndonos de guerras cercanas donde también como ciudadanos con derechos, podemos actuar.
En Argentina unas 50 mujeres mueren por año por abortos clandestinos, son siempre mujeres pobres. Detrás, tal como fuera publicado en La Voz del 3/3/15, (Laura Leonelli Morey) hay un negocio de muchos millones de pesos. Según datos del colectivo Socorro Rosa, que asiste de manera gratuita a mujeres que quieren interrumpir su embarazo, en Córdoba una caja de 20 pastillas de misoprostol (droga utilizada para provocar abortos, entre otros fines) se vende sin receta a 1.300 pesos en farmacias. La alternativa son los deliverys de particulares que cobran desde 180 pesos por gragea.
Son víctimas de una guerra en el continente más desigual con 167 millones de pobres, de los cuales 69 millones viven en pobreza extrema y donde las 114 más ricas poseen 439 mil millones de dólares, o sea el 76 % de toda la deuda externa de Latinoamérica y el Caribe, reveló Oxfam, producto principalmente de la evasión y elusión fiscal. (www.oxfam.org). Es una constante guerra oculta de los más ricos contra los más pobres de Latinoamérica. Pero en un país vecino Uruguay ya no muere ninguna mujer por aborto. Cuentan con Consejerías sobre salud sexual y reproductiva. CSSR.
Ante la celebración del Día Internacional por los Derechos de la Mujer, le he pedido a la Dra. Graciela del Castillo, delegada de la Sociedad Argentina de Ginecología Infanto Juvenil (http://comunidad.sagij.org.ar/), Ginecóloga, Especialista en Medicina del Adolescente y Ginecología Infanto Juvenil, nos diga ¿qué son CSSR? La Dra. me comenta que lo mejor en prevención es la educación y "el mejor método anticonceptivo es una buena escolaridad”. Que la CSSR es un trabajo multi e interdisciplinario de un equipo profesional, con formación idónea en la temática, integrado como mínimo con las siguientes disciplinas: un medico especialista en adolescencia, un/a Lic. en Trabajo Social, un/a Lic. en Sicología con un espacio físico, dedicado exclusivamente a los adolescentes, donde los mismos reciben información de acuerdo a sus necesidades particulares en forma individualizada y confidencial. Todo totalmente accesible localmente y dentro de los marcos legales vigentes para evitar que el monstruo del aborto clandestino se lleve la vida de una joven mujer del valle.
Vuelvo para finalizar y en homenaje a nuestros queridos bomberos, que hoy se sabe que los 8 bomberos fallecidos en el incendio de Iron Mountain en Barracas el 2/2/14, en realidad fueron asesinados junto a los rescatistas porque fue todo intencional, justamente en beneficio del ocultamiento de comprobantes de dineros sustraídos por evasores, en esta guerra económica de los poderosos en perjuicio de los recursos públicos, algunos de cuyos nombres según La Nación (27/2/15) son los de Los bancos Patagonia y HSBC, La Caja Seguros, Jumbo y Cervecería y Maltería Quilmes que más documentación perdieron en el siniestro, según la Procelac. En el lugar murieron los bomberos de la Policía Federal Anahí Garnica, Leonardo Day, Eduardo Conesa, Damián Véliz, Maximiliano Martínez y Matías Monticelli; los del cuartel Vuelta de Rocha, Sebastián Campos y Facundo Ambrosi; y los integrantes de Defensa Civil, José Méndez y Pedro Barícola.

Contamos con una democracia condicionada, jaqueada por buitres y una concepción de sometimiento a quienes lucran con las guerras, las evasiones, el culto a la violencia y el sexismo en los medios comunicacionales, pero afortunadamente hay ciertas posibilidades de que el monstruo violento sea detectado y confrontado con esclarecimiento y una justicia independiente de todos los factores de poder.
La Paz es el objetivo dentro y fuera de nuestros hogares y de nuestro país. El camino para lograrlo no es otro que el de la Paz.

Benjamín Malamud


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal