Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Hugo Capdevila decidió no buscar una nueva reelección y abrió el proceso de sucesión

Y se acabaron las dudas, Hugo Capdevila decidió no conducir más la Municipalidad de Huerta Grande, estoy agotado, dijo, y abrió el proceso para su sucesión. En el radicalismo, no menos de cuatro candidatos para buscar el consenso que apoyaría Capdevila o plantear la interna de la que él sería prescindente. En el resto del espectro político seguros reposicionamientos. La decisión convulsiona a la política, pero el hombre no se ha ido y aún le queda resto.

El intendente de Huerta Grande, Hugo Capdevila, tras comunicar al Comité de Circuito que había decidido no postularse a un nuevo periodo de gobierno, en sus primeras declaraciones a la prensa, para el Programa Tal Cual de la televisión local, señaló que “anoche, en la reunión de Comité, les lleve la novedad de que después de veinte años como intendente, ocho como Secretario de Gobierno, dos en la Secretaría de Seguridad de la Provincia, estoy cansado, lo he decidido hace algunos días, lo estaba pensando, sinceramente, muy contento por el apoyo del pueblo, de los amigos, muy agradecido. Orgulloso de haber sido cinco periodos consecutivos intendente de Huerta Grande, entré por la puerta grande y me voy por la puerta grande, me han propuesto ser legislador departamental, lo estoy pensando por si lo tomo o no, pero no es por eso, por el interés de ser legislador, que dejo la municipalidad, no, para nada. Si llego a legislador, bien, pero estoy agotado, son muchos años y me gusta y encanta lo que hago, y creo que si fuera candidato de nuevo creo que andaría bien, solo Dios sabe eso, pero estoy cansado, en serio, tengo 72 años, con 28 en la municipalidad, más la actividad privada, comercio con la hostería, y bueno, no con esto quiero decir que haya dejado de gozar de mis nietos, mis hijos, no, he tenido la libertad de estar con ellos, vivir su infancia y verlos crecer, con los nietos los he vivido como corresponde a un abuelo, y ahora tengo una biznieta, y no es que dejo esto para estar con los chicos, sería una mentira, ya los viví y los vivo todos los días. Lo que pasa es que tengo un agotamiento de tantos años en el municipio y lo lamento, porque me gusta lo que hago”.
Cuando se le plantea que ha tenido un accionar patriarcal desde la acción política de gobierno y que eso lo va a extrañar, apuntó que “claro que lo voy a extrañar, y pretendo que el que llegué acá siga haciendo lo mismo, atender a la gente que necesita, que no se ponga la chapa de intendente en el frente y en el auto, nunca hice eso, nunca use la chapa, la tengo en el baúl, para mi no corresponde. Dios quiera que el que llegué, ojalá sea del partido, que continué dándole una mano a la gente, que no empiecen a dar audiencia, que vengan temprano a la municipalidad, como vengo yo, a las seis y media, los veinte años de intendente a la misma hora estoy acá, no me fui nunca de vacaciones, pero porque no quise, porque me gusta estar en el pueblo, para eso me pagan. Pero, Bueno, es una decisión ya tomada, no la tuve que consultar con nadie, porque esto no lo voy a consultar con la familia, ellos mismo muchas veces me han dicho que me ven con cara de cansado, pero esto ha sido decisión mía, no ha existido consulta a mis hijos ni a nadie, son decisiones propias, y si hubiera estado con más…tengo fuerza y una buena salud, gracias a Dios, pero noto que estoy agotado”.
Interrogado por cuál va a ser su protagonismo dentro del proceso de sucesión que se ha abierto y cómo cree que debe darse, manifestó que “Anoche, en el Comité, les dije que los candidatos que haya, sean dos, tres, cuatro, que hagamos una encuesta y que demos la palabra de que el que mejor esté posicionado recibirá el apoyo del resto, y yo lo acompañaré a ese candidato, puerta a puerta en el pueblo, para decir éste es mi candidato, éste es el candidato del radicalismo, siempre y cuando no haya internas. Si hay internas, las internas conmigo no van, y no voy a participar. La gente no está para una interna, la gente tiene problemas graves para subsistir, y meter a la población en una interna no sirve, no. Si a veces hace falta movilizarse para traer gente a votar en una general, porque la gente está harta de los políticos, ojalá que no me metan en la misma bolsa a mí, no sé…a la gente hay que darle la posibilidad de estar tranquila, bien gobernado, con honestidad, en veinte años he tenido los mismos secretarios, dos, y manejamos todo con ellos, todo lo hacemos nosotros tres para evitar sueldos, porque no es cuestión de llenar la municipalidad con cargos al pedo. Huy, me zafé, venía al pelo….”.
Se le hizo notar que hablaba de la actividad ininterrumpida, de veinte años al servicio del municipio las 24 horas, de la falta de vacaciones, y en función de eso, si lo que venía era el tiempo de las vacaciones, argumentando que “No. No, porque no me interesa. Vivo en un lugar tan lindo, que no hace falta ir a otro lugar para tomarse vacaciones, me conformo con lo que tengo acá, el verde, la tranquilidad, la paz que tenemos para vivir, con eso me alcanza, por eso no me interesó salir de vacaciones. Podría haberme ido tranquilamente, la provincia en los viajes que hizo a Israel, que todos los intendentes viajaron, algunos dos veces, me envío dos veces el boleto, con todos los gastos pagos, y no los acepté, porque no me gusta irme, me gusta estar en mi pueblo”.
En referencia al ofrecimiento de la candidatura a legislador y su impronta de ejecutivo, de funcionario acostumbrado a tomar decisiones, y el cambio de rol que representaría asumir posiciones y decisiones compartidas, estimó que “la función es completamente diferente, pero creo que en la Legislatura, por mi carácter, que considero tengo mucho carácter, no aparento, pero lo tengo, a m no me van a decir, si fuera legislador en este momento que está el gobierno peronista de De La Sota, y el gobierno peronista manda una ley que va en beneficio del pueblo, a mi no me la van hacer votar en contra. No me van a llamar al Comité para decirme esto hay que votarlo en contra, por qué, no sé, pero hay que votarlo en contra, conmigo que no cuenten para eso. Si la ley es buena, la voy a votar y aprobar, no tengo mano de yeso, tengo mis principios, mi conducta, y me conocen, no les va a ser fácil, ni para el peronismo ni para el radicalismo tener un legislador que no obedece a componendas… La decisión va a ser difícil de tomar, seguro, y cuando tome una decisión la voy a dar a conocer y si no me escuchan tiraré una silla para arriba, para que sepan por qué estoy ahí, no voy a ir a hacer número, porque no soy así, ni creo que sea útil actuar de otra manera. Ojalá que se de, probaremos, y trabajaremos como corresponde a un legislador, caminando el Departamento, visitando a los municipios y a los que necesiten hacerles la gestión en Córdoba, no de pico, sino de acción, ir y decirle al gobierno en tal municipio está haciendo falta esto y conseguirlo, hay que recorrer el Departamento y trabajar para eso está el legislador, no para hacer politiquería barata o prometer sin cumplir y archivar las peticiones o necesidades de los municipios, no es así, ir hacer la gestión y volver al municipio y dar cuenta de lo actuado, sin mentiras, no sirvo para mentir, en política hay quienes dicen que hay grises, para mi la cosa es en blanco y negro. Y no voy a salir a denunciar como está pasando ahora, continuamente denunciando al gobierno de la provincia, déjense de joder, los legisladores están para otra cosa, me parece a mí, es mi opinión”.
Por último, en relación a su forma de gobernar y la relación mantenida con partidarios y eventuales adversarios, mantuvo que “Siento un gran respeto por todos ellos, agradecimiento a la gente que me votó, en Huerta Grande hay mucho peronista que me ha votado, agradecido infinitamente, acá nunca se gobernó con el padrón de afiliados, quién está esperándome, hay un peronista, que pase primero, antes que cualquier otro, y lo atendamos de lo mejor, para que sepan que así debe ser. Tuve una satisfacción muy grande, ayer, acá, vienen dos hombres de Marcos Juárez, en representación de sesenta radicales que no han tenido cargos, ni nada similar, vinieron a verme porque quieren formar un grupo de radicales que, como yo, no pertenecen a ningún núcleo, y me quieren llevar allá para hacer una reunión con toda esta gente y que yo los lidere, bueno, allá iremos, quedamos de seguir la conversación, pero fue una satisfacción el que vengan de tan lejos a hacer este ofrecimiento. Tal vez, hago mal en comentarlo yo, pero sino cómo se va a saber”.



Un Hombre de la política en la historia, y otra historia en su prolegómenos

Seguramente, será casi imperceptible en estas horas, pero, para muchos, la sensación de abandono estará cerca de lo palpable y se ira profundizando en la medida que se acerque el adiós definitivo. Pasará, inexorablemente, porque el caudillismo paternal de Hugo Alfonso Capdevila ha marcado las dos décadas en que ha gobernado Huerta Grande.
Con sus virtudes y defectos –como todo ser humano que se precie- que generaban por igual adeptos y críticos, el “Huguito” hacia de remisero, es el que llegaba con la torta de cumpleaños, con las flores y los primeros pañales ante un nuevo nacimiento, con la garrafa en pleno invierno cuando faltaba el trabajo y no había pesos para comprarla, procurando gestiones y medios ante la enfermedad o el deceso de algún vecino. Estaba ahí, en el momento oportuno, cuando hacia falta, es su impronta política, demagogia u oportunismo para algunos, lo que debe hacerse para otros, la historia, con el correr del tiempo, lo juzgará y lo instalará en el lugar que le corresponde, pero, de hecho, no pasará inadvertido. El hombre ha ocupado su lugar y su tiempo, los reconocimientos si llegan, lo harán después y serán parte del legado que dejará a su familia, amigos, adversarios eventuales, y sobre todo para la ciudadanía que le dio su confianza a lo largo de este, no poco corto, lapso.
Sin dudas, que el animal político, que es, aún guarda energías para encarar otras funciones, las está evaluando, pero en su fuero interno sabe que las necesita, son su alimento y no va a quedarse famélico, encarará funciones de gobierno o partidarias, pero habrá un tiempo más, es lo que entiende se merece y sabe que necesita como cuestión de supervivencia.

La decisión ha sido tomada y expuesta públicamente, con ella en mente, habrá que estar atentos a la participación, o no, que tendrá en el proceso de sucesión que ha abierto con su decisión, ya lo ha adelantado, si hay internas es prescindente, lo será, si hay consenso, caminará, dice, las calles apoyando al candidato, lo hará, cuestionamientos que quedan abiertos y que tendrán respuesta en el corto plazo. Por lo pronto, de acuerdo a lo que las declaraciones de los propios interesados destacan habría, al menos, cuatro candidatos firmes en la búsqueda de ocupar la candidatura a intendente, Lucrecia “Picky” Cavanna, Sebastián Tassart, Ernesto “Pochi” Martín y Omar Ariza, no se descarta alguna nueva candidatura tras el paso al costado de Capdevila.
Claro que también el alejamiento abrirá expectativas en el resto del espectro político y ello provocará reposicionados en esos enclaves, por tanto es de colegir que las probables candidaturas sean revisadas y en tal caso en el justicialismo seguramente entrarán a tallar nombres como el de Sara Vargas, Viviana Arias, Fabián Oviedo, que se sumarán al de Ariel Montoya que venía encabezando ese listado. Como también habrá que observar las intenciones de otros que en algún momento intentaron desplazar a Capdevila, tal el Caso de Tito Agüero o Augusto Anghillante, sin dejar de lado la proyección del joven Matías Montoto que desde la gerencia del Hotel Tres Pircas muestra intenciones políticas o la candidatura que oportunamente exponga el kirchnerismo que ha mostrado interés en hacerlo.

Así las cosas, el adiós al “Huguito” comienza a ser un hecho que se cristalizará definitivamente el 10 de diciembre de 2015, en el mientras tanto habrá cierta convulsión en el espectro político de Huerta Grande, pero esa es una historia que está en su prolegómenos.

N.H.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal