Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

viernes, 7 de noviembre de 2014

José Ochoa revisaría su decisión de no buscar la reelección

Cuestiones atinentes a actitudes no previstas en la búsqueda de consenso para elegir un sucesor harían que el Intendente de Villa Giardino rectificara su decisión inicial.

La presencia del intendente José Ochoa, para informar de la demanda efectuada por administración fraudulenta al abogado Cristian Alejandro Véliz, se hizo propicia para consultarle sobre si mantenía su decisión de no buscar la reelección o si las circunstancias posteriores a ese anuncio habían provocado algún tipo rectificación, sosteniendo que “Cuando digo las cosas las digo con claridad, había notado aspiraciones en la localidad y en el partido las había, no me parecían mal, todo lo contrario, siempre les he dicho a los muchachos que las aspiraciones políticas son buenas dentro de un partido político, porque sino las hay seguramente hay algún tipo de dejadez en la función pública. Creo que las aspiraciones fortalecen, crean cierta competitividad, y algunas de ellas pueden llegar a buen puerto. Entonces, me parecía bien, lo mencioné en algún momento, y deje abiertas las puertas para que las expresaran, que la gente y los afiliados que son los que deciden las conocieran. De manera, que el partido fuera el que decidiera la continuidad de Ochoa o no. Dejé las puertas abiertas, no soy de los que se atornillan al sillón como se venía escuchando el comentario, otros eran de los que negociaban cualquier cosa para quedarse o de que se eternizaban en el poder, frases de ese tipo que se venían escuchando. Entonces, con esa apertura, dejé que surgieran los interesados, los que tengan las intenciones, los avales y los apoyos para serlo. De manera que hoy se está discutiendo, no en un marco de enfrentamiento sino de diálogo, con respeto, con cierta cordura. El Comité tendrá que seguir discutiendo quien va a ser el candidato”.
Se le apuntó que versiones indicaban que no se había ido muy contento de la última reunión en el Comité, exponiendo que “En realidad no me fui muy contento. Soy claro, y no me gusta que la gente no actué de la manera esperada, me parece que no podemos estar tirándonos flores en el Comité y por detrás nos enteramos de reuniones extra Comité en las cuales se están conformando grupos. Si hemos dicho que lo vamos a discutir dentro del Comité, que lo vamos a analizar, que vamos a tratar de consensuar al mejor candidato, cuando te enterás de que eso no se está respetando, que se hacen reuniones en otros ámbitos, en las cuales la mitad de los afiliados no son invitados y que tampoco a mi en calidad de intendente, creo tener derecho a ello, no participo, bueno, no me gusta, no he hecho ese tipo de cosas, las rechazo, y por ende me molestan esas actitudes, me generan molestia y lo digo. Mi enojo no tiene que ver con candidaturas, nombres, ni internas, sino con gente que con intereses personales, ya muy particulares, hacen reuniones por fuera del marco estipulado, y tienden a la dispersión a generar su propio grupo, y sin embargo no lo dicen, tuve que llamar a cada uno de los posibles candidatos mencionados en el Comité, entre los cuales no estoy, para preguntarles qué iban a hacer, qué estaban haciendo, porque yo tengo que dar respuestas a gente que me ha acompañado por años y que hoy quiere respuestas de la situación, y no puedo estar desconociendo. Debí llamarlos, cuando por una cuestión de respeto me parece que debió ser al revés. Lo lógico es decir, che, nosotros pensamos hacer esto, apoyar a este candidato, hacer un grupo”.
Ante ello se le requirió por si había estudiado otorgar licencia al encargado de Acción Social y precandidato Omar Ferreira, aseverando que “En principio, no. No quiero que alguien interprete que hay represalias porque alguien quiere ser candidato o porque alguien quiso asomar la cabeza, como se dice vulgarmente. No, creo si que las cosas deben hacerse de manera diferente. Es obvio, que el área de Acción Social es la más potable para hacer política, porque ante la necesidad y la carencia de tantas cosas que tiene la gente, en lo social, desde lo habitacional -precisamente ahora estamos trabajando sobre un plan de viviendas municipal- en lo que hace al acceso a medicamentos, al bolsón alimentario, solo por dar algunos ejemplos…es obvio que quien se encuentra frente a esa área tiene la posibilidad de crecer políticamente, pero todos saben que los logros que ahí se obtienen son el resultado de la conducción de la administración municipal que da prioridad a ese sector para atenuar las carencias que anteriormente apuntaba”.
Se le apuntó que de los tres candidatos que inicialmente plantearon su intención, Camarca, Szeibert y Ferreira, solo este último perseguía el fin, ya que Szeibert había declinado y no era del todo firme la posición de Camarca, lo que hacia que algún sector partidario volviera a pedir su candidatura, definiendo que “Sí, me lo han planteado. Es parte de la realidad lo que plantea. Ante ello hay que discutirlo y analizarlo, habrá que repensar algunas cuestiones, que ver la realidad donde estamos parados. En el Comité se manifestaron tres opciones en las primeras reuniones, no estaba en esa grilla porque había dicho que no iba a ser, no me puse mal por eso. Ahora, había tres precandidatos, de esos al menos uno, en lo concreto Szibert declinó ya su candidatura, me ha dicho que no será candidato porque su ánimo no es ese, quedaría Camarca que muestra algunas dudas, lo está pensando, no ha declinado pero no puedo decir que quiera serlo, y Ferreira mantiene su intención. Cerrado así el esquema, con una parte del partido que no muestra conformidad, se hace difícil la discusión, porque la intención era sacar un candidato consensuado. Ahora, cuando se empieza a armar un grupo y el consenso no está, habrá que pensar en repensar la situación”.
Se le observó que de así ser y como están dadas las cosas debería pasar por una elección interna, afirmando que “Sí, naturalmente. El consenso llevaba en si la búsqueda de mantener el equipo de trabajo y eso ahora está lejos de sentirse como realidad, porque además he preguntado en qué momento nos peleamos, cuándo discutimos, cuándo nos dividimos, y no hay respuesta para esto. Reitero, habrá que repensar esto. La política es muy dinámica y esto cambia situaciones. Se dio la opción del consenso, no se actuó de la manera prevista, y en esta situación de conflicto, con un año de gobierno aún por delante y dispuestos a cumplirlo de la manera en que hemos venido haciéndolo, no queda otra alternativa que rever decisiones. Sí. De ser así, todo indicaría que concluiríamos en una interna”.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal