Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

sábado, 13 de septiembre de 2014

Los concejales radicales mostraron satisfacción por la prolífica labor de su bloque y manifestaron estar trabajando en los complejos códigos, electoral y de espectáculos públicos

Los ediles presentaron un resumen de la actividad legislativa desarrollada en los últimos tres años y en el último en particular, negando que hubiese una baja en la producción, dijeron tener la voluntad de sacar el Código Electoral para que sea aplicado en la próxima elección, dieron adelantos de las acciones multisectoriales desplegadas para integrar al Código de Espectáculos Públicos, y tuvieron visión crítica del accionar de la Cooperativa de Agua.

En el marco del balance a tres años de gestión del bloque de concejales de la Unión Cívica Radical, los ediles Adriana Braiza, Susana Ghilardi y Darío Almada fueron entrevistados en el Programa Hablemos Claro.
El diálogo se inició solicitándoles opinión sobre la actividad desplegada y lo atípico que había representado en el periodo con la discusión de la banca que finalmente la Justicia determinó le correspondía a Darío Almada, sobre lo que Braiza respondió que “la actividad legislativa creo que ha sido excepcional respecto a otras gestiones. Nosotros puntualmente hemos traído el último año legislativo, se han aprobado 130 ordenanzas en total, 68 de ellas en el año. En cuanto a ordenanzas de obras públicas y privadas, todo lo que sea obra de gas, de cloacas, cordón cuneta, todo lo relativo a la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiental se han sancionado 32 ordenanzas, que no es poco si hablamos de obra pública. Respecto a los avales a las gestiones que llevó adelante el Ejecutivo, convenios, acuerdos, con instituciones intermedias y gobiernos de la nación y provincia, se sancionaron 36 ordenanzas. Soluciones a vecinos, instituciones y empresas que han presentado expedientes se sancionaron 25 ordenanzas. Cabe recordar que cuando nosotros ingresamos, haya por setiembre de 2011, había expedientes con más de cinco años sin resolución, que nosotros pusimos al día. En cuanto hace a la administración interna de la gestión, lo que puede ser Consejo de la Ciudad, Junta de Historia, Defensor del Vecino, aumentos salariales, recomposición salarial, 29 ordenanzas, más las cuatro de homenaje, relativas a las cuatro esquinas (del anfiteatro), y el homenaje al Dr. Vigliocco, a cinco años de su fallecimiento, colocándole su nombre al Dispensario del Barrio San Jorge”.
Ghilardi aportó que “al comienzo hiciste mención a que este bloque legislativo ha llevado un periodo atípico, porque hay que reconocer la tarea realizada por Gabriel Massheimer mientras fue concejal, quien con posterioridad fue requerido por el Poder Ejecutivo, y de la labor de Damián Olmos que también fue prolífica mientras ocupó la banca y de la misma manera lo continua haciendo asesorándonos y haciendo de nexo en cuestiones que tienen que ver con el Ejecutivo. También es importante aclarar que en la inclusión de Darío Almada, nosotros establecimos que ninguna cuestión o diferencia interna partidaria va a dañar la gestión, porque consideramos que somos responsables de la gestión para los vecinos de La Falda por cuatro años y al vecino de La Falda no tiene porque tocarle cuestiones o diferencias que nos implica a nosotros desde el punto de vista partidario, hemos hecho todos los esfuerzos, desde todos los lugares, considero desde Darío a nosotros como para mantener una convivencia y un trabajo que, en definitiva, no es ni más ni menos que el desafío que tenemos como argentinos de poder convivir y desde el momento que hay más de una persona hacemos interna. Esto corre por otro carril y la tarea nuestra también corre por otro carril, consideramos que hasta acá hemos hecho todo el esfuerzo como bloque para llevar adelante la labor legislativa, ya sea con la minoría o con la integración del concejal Almada en el último año”.
A su turno, Almada definió que “creo que más allá de alguna opinión desencontrada que podamos llegar a tener, que sostengo es madurez en la política y la democracia el estar permanentemente debatiendo, hemos tenido la voluntad dentro del bloque para apuntar al objetivo que tiene el radicalismo que es el de tratar de desarrollar un buen gobierno para beneficio de la gente, se está trabajando en eso, con mis pares hemos superado alguna situación que se dio en el comienzo y estamos más afianzados en el trabajo que estamos realizando, y creo que esto fortalece a la Unión Cívica Radical y por sobre todo lleva tranquilidad a los vecinos de que las cosas se están manejando con prudencia”.
Se les hizo notar que hubo una baja en la producción legislativa en los últimos tiempos y se les consultó por la relación con la oposición, destacando Braiza que “en el caso del acompañamiento nuestro, podemos decir que hemos acompañado la mayoría de los pedidos de informe, o sea que si ellos han tenido o hubieran tenido la intención de presentar algunas ordenanzas podrían haberlo hecho. La Ordenanza de uso de pirotecnia, por ejemplo, es una ordenanza de Unión Por Córdoba que estaba cajoneada desde la gestión anterior y nosotros pedimos que se reflotara ha pedido de un grupo de vecinos y se aprobó por unanimidad. O sea, que si quieren presentar ordenanzas son bienvenidas. Ellos sostienen que su función básica es el control de la gestión, también es cierto, el problema surge cuando por ahí ponen palos en la rueda, ejemplo, aprobaron una ordenanza de obra de gas de la calle Patria condicionado a que se trasladaran las 36 cuotas, en que se devuelve el tramo, a los vecinos, así lo hicimos, modificamos la ordenanza inicial que era hasta doce cuotas, le trasladamos las 36 cuotas al vecino y luego ellos la votaron en contra. Después presentaron una denuncia en la Dirección de Municipios porque el Intendente modificó el destino del tramo bacheo, finalmente la resolución del tramo vino para la obra de gas que ya está terminada. O sea, que ahora sí hay que volver atrás porque la provincia va a tener que darle otro destino a ese tramo. Eso es lo que consideramos como trabas, que no nos perjudican a nosotros como concejales sino directamente al vecino”.
Ghilardi agregó que “de todas maneras como dijimos que esta era una gestión atípica, creo que como rasgos tradicionales la minoría está para controlar y también para hacer gobierno, porque forma parte del gobierno, por lo tanto, el receptar las inquietudes de los vecinos y presentarlas perfectamente podrían estarlo haciendo. En referencia a lo que exponía la concejal Braiza, el Intendente se apersonó, la sesión última, para preguntarle a la minoría qué hacia ahora con los dictámenes del gobierno de la provincia. No consiguió respuesta, habrá que esperar a que soliciten asesoramiento a la Dirección de Municipalidades para ver cómo van actuar en este sentido. Hay veces que las bajadas de línea al bloque deberían ser más pensadas quizás”.
Se volvió sobre la baja importante en la actividad y cosas que no avanzan como la ordenanza de familia y minoridad, apuntando Ghilardi que “no es que no hayamos actuado, hemos tenido presencia en la capacitación que dio la especialista en el tema, que fuera coordinada por el Ce.Pro.Fa. , la Secretaría de Salud y CIPLA, y justamente lo que lo que se aconsejó fue no avanzar con una ordenanza, de la cual no tenía en ese curso, donde se invitó a todas las instituciones de La Falda, que vale decir vinieron más instituciones del departamento que de La Falda, ante ese indicio, reitero, aconsejó no avanzar con una ordenanza que podría ser vacía del contenido local. Entendía, que esto necesitaba el acompañamiento de las instituciones y de la ciudadanía local, por ende hemos quedado a disposición de ellos, no es que estemos en falta con eso. Inclusive estamos respetando los tiempos institucionales. En cuanto a la baja de producción, cuando hacíamos el recuento y estadística con la concejal Braiza, en realidad el vecino tiene razón en cuanto a que la cantidad no hace a la calidad, también hemos notado que la diferencia entre el principio y el hoy es de unas veinte ordenanzas, o sea, la diferencia no es tanta por un lado, por otro, hubo varias ordenanzas que lo que han hecho es emprolijar un sistema administrativo municipal para que a partir de ahí funcione adecuado a las características de nuestra gestión, otras han tenido que ver con cuestiones de fondo, de las cuales eso ya está en camino, no requiere más producción sino el cumplimiento de las ordenanzas, y, por lo que tenemos en cartera, en Comisión tres códigos, que no es poco, de los cuales, uno de ellos se está en deuda desde 1996, que es el Código Electoral Municipal, para lo que nosotros requerimos no sólo tratamiento interno sino consulta con la ciudadanía, con las instituciones intermedias, como para que el código refleje la realidad posible de nuestra localidad y se pueda cumplir. Hay cuestiones que hacen a esto que estamos planteando y no a la cantidad”.
Se les planteo que traer el tema del Código Electoral a días de determinar la fecha de elecciones produce algún tipo de suspicacias y da razón para que la oposición sugiera que tenga vigencia a partir de 2019, exponiendo Ghilardi que “Sabe que, a la minoría le diría que lea los borradores que hemos hecho, de los tres códigos que estamos teniendo, que los lean, para después poder decir qué es lo que estamos trabajando. En resumen, el Código Electoral Municipal tiene marcadas las pautas en días y todo como lo marca la Carta Orgánica Municipal. O sea, no tiene ninguna trampa electoral, y tiene tiempo suficiente para pensar y ver”.
Se les comentó que el secretario nombrado por el Ejecutivo, como ellos marcan, se puede llevar a sospecha, sumando Ghilardi que “No. De ninguna manera, el secretario lo determina la Carta Orgánica y muchísimos códigos que hemos tomado como modelo, y consideramos que la persona elegida por el Ejecutivo puede ser una persona de carrera, sin ningún tipo de distinción política, simplemente lo que queremos es ahorrar también, es en el nombramiento de una persona más y que lo pueda designar desde el municipio”.
Se les preguntó si sale si o si, aseverando Ghilardi que “Nosotros tenemos toda la voluntad de hacerlo”.
En referencia a la demorada ordenanza de espectáculos públicos se les apuntó que se manejaron con decretos para tratar de normalizar la nocturnidad, decretos que terminaron de alguna manera provocando el cierre de algunos comercios, además se sale del decreto con la suspensión de la ordenanza impidiendo nuevas habilitaciones, respecto a 2011 hay dos o tres boliches cerrados y por lo tanto se ha perdido nocturnidad y con ello acceso a esos lugares de visitantes que venían de otras localidades, interponiendo Braiza que “el Código de Espectáculos Públicos creo que tiene la temática más compleja a resolver, porque no solamente especifica los rubros que van a estar dentro de los espectáculos públicos sino también las exigencias de habilitación que deben ser muchas porque es nuestra responsabilidad la seguridad de quienes concurren a esos eventos. No hay una zona especifica, el uso de la calle 9 de Julio es por usos y costumbre, no porque está impuesto por una ordenanza”.
Ante ello, se les indicó que en calle 9 de Julio se habían habilitados pubs que luego fueron considerados fuera de ordenanza por el horario lo que determinó el cierre de esos comercios y que el juego de los incumplimientos en los horarios de cierre terminan trasgrediendo lo ordenado, destacando Braiza que “esa ordenanza está a estudio con el resto de los códigos, lo tienen las dependencias municipales, inspección general, salud, seguridad, cada uno hace sus aportes, en este momento está a estudio pormenorizado de Gabriel Massheimer y la oposición. Nosotros lo hemos presentado como borrador, escuchamos propuestas, hasta ahora no hemos tenido ninguna de la oposición, reitero, es un tema complejo, hay un sinnúmero de cosas por definir, horarios, edades, prohibición de expendio de bebidas alcohólicas, decibeles, porque no es sólo para el participante del espectáculo público hay que contemplar a quienes padecen el espectáculo público, a los vecinos que viven en las proximidades de esos locales”.
Ghilardi sumó que “de todas maneras dentro del proceso de elaboración de este código siempre tomamos la experiencia de otros lugares, acopiar material, trabajarlo, darle una impronta y a partir de ahí trabajarlo con los sectores y, en este caso, Gabriel Massheimer, que tiene experiencia en la labor parlamentaria, es quien ha tomado desde el Ejecutivo el compendiar la experiencia de las diferentes áreas municipales que intervienen en la cuestión, pero también tiene el enfoque el Consejo de la Ciudad que viene desarrollando una tarea muy interesante, porque ya ha convocado a los centros de estudiantes, a los dueños de boliches, y pasó la Secretaria de Salud para conocer la realidad el hospital en los fines de semana, la posibilidad de convocar a la policía, lo que íbamos a hacer nosotros en algún momento, pero, la verdad que lo tome el Consejo de la Ciudad es importante, porque están cumpliendo con su tarea esencial que es la de escuchar las voces de todos los sectores para que converjan de la mejor manera posible. Tan es así, que hubo reflexiones importantes, las que estamos tratando de plasmar en este código, porque no sólo estará dirigido a los boliches sino a los espectáculos de todo tipo. Por lo tanto, también proteger fundamentalmente a los adolescentes y jóvenes…”.
Se les interpuso que el tema de los menores ha quedado en la decisión policial llegándose a casos en que menores de 16 años no podían ingresar a espectáculos ni acompañados por sus padres, lo que consideraba rayano en la discriminación, sosteniendo Ghilardi que “ha existido una equivocación en la interpretación por parte del responsable policial en esos casos, porque el Código de Faltas de la provincia determina que se va a aplicar su alcance en tanto no haya normativa local. Como la normativa local establece que en este tipo de encuentros va la familia no tenía porqué tomar cartas en el asunto”.
Aportando Braiza que “hay una ordenanza para espectáculos vigente que permite que los menores ingresen con sus padres, bajo responsabilidad de ellos. Lo único que está suspendido es la habilitación de boliches bailables”.
Ghilardi agregó que “por otra parte, nosotros nos hemos expedido al respecto. Si hay impedimentos están equivocados. Tan es así, que nosotros hemos dejado claro que si un menor puede ingresar con un mayor, éste debería ser padre, no cualquier mayor”.
Se les planteó que manifestaban que en la relación con la oposición tenían criticas en lo que refiere a pedidos de asesoramiento, si esa solicitud se hace ante el mismo organismo y persona a qué se refiere, y en lo que respecta a que la oposición también es gobierno si eso pasa por una cuestión de docencia, que es lo que el ciudadano pide, que todos sean gobierno, pero no es lo habitual, habría que ver cómo se incentiva esa participación…determinando Ghilardi que “en cuanto a los asesoramientos nosotros no podemos involucrarnos en los asesoramientos que ellos tienen, de todas maneras, por ahí, el asesoramiento puede estarse mezclando con alguna bajada de línea, entre los cuales está el me opongo porque me opongo y nada más o porque necesitan tener cierto protagonismo, que dada la producción nuestra les pueda costar quizás encontrar protagonismo en ese sentido…Ellos tienen la característica de centralizar el poder, no es el caso nuestro”.
Se los interpeló en relación a la opinión que les merecía la actitud de la Cooperativa de Agua de imponer un Aporte de Capital y que, abiertamente lo dicen, es porque el Concejo Deliberante no le autoriza el aumento y sostienen que será hasta que se les otorgue el incremento, coincidíamos con el Intendente en que aparecía como un aumento encubierto, sobre lo que Almada estimó que “nosotros en el Concejo Deliberante lo hemos dialogado profundamente, porque en verdad nos sorprendió un poco este tipo de aumento encubierto. Si bien es cierto que hemos averiguado y lo decidido está en el marco de la ley que les permite hacerlo, lo he hablado con ellos donde les explique que no me parecía adecuado este tipo de atropello al bolsillo, porque de esta manera ellos se adueñan de la posibilidad de poner el precio que quieran sin consultar a nadie y en forma arbitraria. Eso preocupa, ellos me dijeron que era una medida circunstancial hasta que el Concejo apruebe la tarifa que se solicitaba. Creo que más allá de las idas y vueltas que puede tener el aspecto político, porque esto también es una vinculación política, hay que llamarse a la reflexión de distintos lados, o sea, el Ejecutivo y la Cooperativa para volver al dialogo, porque el que tiene que meter la mano en el bolsillo es el usuario. Creo que como ellos lo han planteado aparece como una forma desatinada, porque si analizas la factura es más el incremento que el 28% que ellos plantean, inclusive hasta preocupante, porque si te excedes se aplica el aporte. Es mucho…Inclusive hay vecinos que fueron a decir que en la Asamblea no se trató eso, que lo que se trató fue darle facultades al Consejo de Administración pero no el aporte de capital. Nosotros estamos tocando de oído, nos gustaría que la gente de la Cooperativa nos lleve el acta de la Asamblea para aclarar la situación y llevarla a buen fin, porque, repito, lo mejor que nos puede pasar es llegar al dialogo para poder beneficiar al contribuyente”.
Se los interrogó sobre que ya sea por el incremento otorgado por el Concejo Deliberante o por el originado en el Aporte de Capital, por qué en La Falda el agua sale más cara que en otras localidades, aseverando Ghilardi que “a lo largo de estos tres años que estamos nosotros en el Concejo Deliberante paulatinamente hemos podido ir avanzando en el hecho de solicitar explicaciones, se ve que anteriormente se conversaba con el Intendente de turno, se pactaba un aumento, el Secretario del Concejo hacia la ordenanza y el resto levantaba la mano”.
Se les hizo notar que si hacen el Estudio en la Universidad Nacional de Córdoba, se apegan con los más grandes, pero la cooperativa aporta los datos, los números siempre van a dar para arriba, definiendo Ghilardi que “de todas maneras el hecho de que no hayamos dado el aumento, esto debemos dejarlo bien claro, por un lado no es una cuestión política ni ningún tipo de interna partidaria, segundo, hemos estado recibiendo vecinos con un montón de requerimientos que han hecho por nota a la cooperativa y que no les contestaban, por ende nosotros hemos mandado todo esto al Ejecutivo que es quien tiene que hacer el control de la concesión, Massheimer ha enviado varias notas de las cuales algunas han tenido respuesta y otras no, y algunas respuestas que no son suficientes. El compromiso que nosotros hemos asumido ante los vecinos es que no iba a haber aumento hasta tanto ellos no cumplan con todos los requisitos que el Ejecutivo les está solicitando. Por lo tanto eso no se estaba cumpliendo, ellos salen a la palestra con esto, que nos sorprende, pero también hemos hablado con los vecinos que asistieron el miércoles a la sesión y les hemos planteado que nosotros queremos un asesoramiento específico de nuestra Asesoría Legal porque el incremento por la vía de un Aporte de Capital nos parece que podría llegar a condicionar el uso de ese dinero a la cooperativa, porque es Aporte de Capital, que si bien puede ser ilimitado como dice la Ley 20.337 y demás, tiene que de alguna manera, me parece que debería tener un destino especifico, si es para infraestructura tendrán que presentar un plan con detalle para conocer qué se va a hacer con este aporte en adelante, si es para los insumos necesarios de costo diario para qué hay una autorización de la tarifa de parte del Concejo Deliberante. O sea, hay cuestiones que se han planteado a partir de que nosotros vamos requiriendo mayor información dentro de la institución, simplemente, como dijo una vecina el otro día, acá nos vemos como ciudadanos de La Falda con doble rol somos consumidores y somos socios de la cooperativa”.
Se les refirió que utilizando la lógica más cruel, que es la del bolsillo, me pregunto si una institución con la situación en la curva económico financiera de la Cooperativa de Agua puede sustentar el servicio entre el mes de diciembre y la actualidad, habiéndose sufrido en el nivel nacional una devaluación del veinte por ciento y una inflación creciente que llega al cuarenta, cuarenta y cinco por ciento, esa pregunta es esencial para poder determinar cómo acciona esa institución, sobre todo teniendo en cuenta que es una institución que congrega a casi todos los propietarios de La Falda. Es decir, que nos guste o no, para ir al supermercado necesitamos prácticamente el doble de lo que necesitábamos en diciembre, la cooperativa pasa por la misma situación, a lo que Almada argumentó “Nicolás, entiendo tu pregunta, pero hay algo que me preocupa, estamos pagando un agua excedida en precio, y creo que la calidad no concuerda con el servicio, sí. Cuando me opuse al servicio del urbano, les dije a mis pares que no estaba de acuerdo con el aumento porque el servicio era un desastre, y en esto pasa un poco lo mismo, le he dicho a Fabián, a Edgar, chicos no lo tomen a mal, ustedes me dicen que el agua es potable, que los análisis dan correctos, pero si vas a cualquier casa te vas a encontrar con que tienen que comprar agua porque no se puede tomar. Eso es lo que preocupa, te piden un aumento para dar un servicio que no es el mejor y tampoco hay obras en ejecución, siempre es aumento para mantenimiento, y me preocupa porque mantengo algo que no puedo consumir. Entonces, es sentido común, no estoy en desacuerdo con los aumentos, creo que son correctos y necesarios para mantener y generar obra y para mejorar la calidad. Creo que el usuario pasa por lo mismo que pasó con el urbano, cuando se presentaron unidades nuevas, se agregaron los servicios, se agregaron las frecuencias, la gente no se molestó con el aumento, quería servicio, en este caso es lo mismo”.
Se les destacó que en mi caso, la discusión por la calidad del agua me lleva treinta años, porque pertenezco al servicio de la ex Ferrarini, esto implica que el gasto para mi siempre existió. Pero en lo concreto, no podemos venir a descubrir ahora que el servicio esta mal, el servicio si está mal ahora también lo estuvo antes. Si el servicio está mal debo cargarle la responsabilidad a todos los ejecutivos anteriores, a todos los profesionales de la bioquímica que han venido haciendo los análisis, en definitiva, si hay una responsabilidad sobre esta mala calidad del servicio no deberíamos necesariamente centrarla en el hoy sino en el ayer y tratar de subsanar estas cuestiones, donde no tan sólo entran en juego las cuestiones que hacen al municipio de La Falda, a la institución cooperativa, sino también a la propietaria del servicio que es la DIPAS, de manera que hay una serie de involucrados en los cuales volcar responsabilidad si es que queremos buscarla. Más responsabilidad de fondo tenemos nosotros que somos asociados a la Cooperativa y que en alguna medida venimos admitiendo lo que esa administración ha venido llevando adelante, no tan sólo ésta sino también las anteriores. En función de lo cual, me parece que el tema del agua es un problema profundo, en ese plano hay un hecho determinante en cuanto a la discusión del futuro y presente de la institución cooperativa y del resto de las instituciones intervinientes, el poder político había venido pidiendo permanentemente y desde hace un tiempo, se acrecentó en la actual administración, un tercero que determinara la tarifa, se llega a los claustros universitarios para que defina una fórmula que permita la actualización de la tarifa para que no haya atrasos, para que, se supone, se mejore la calidad, para que se mejore la infraestructura, etc. Resulta que cuando se tiene el elemento, se tiene la herramienta, hace seis meses que no se puede superar el estudio de lo planteado por la universidad, y este es un tema fundamental. En lo que hace a ello, lo único que puede superar ese estudio de la universidad es otro estudio que esté por encima del mismo, con profesionales de las mismas características. Hemos dejado de lado la cuestión política para entrar en el terreno de la ciencia, para discutir esa fórmula debemos hacerlo con científicos de igual nivel, en primer lugar, y en segundo, me parece que es esencial el considerar el tema de la participación directa de los asociados, que ya en la última asamblea levantaron la manito, representativos o no, y lo admitieron. A partir de ahí, para llegar a una solución lógica, se me ocurre que si tenemos que recurrir al pasado ya no podemos, legal y legítimamente se ha aprobado lo actuado por la institución a través de sus integrantes, tenemos un estudio científico, nos sentemos con ese trabajo, lo planteemos de acá hacia adelante y de ahí en más nos impongamos los controles que creamos se deben realizar, busquemos las formas reales para que ese control sea efectivo y para mejorar calidad e infraestructura.
Ante el planteo del costo del agua, Ghilardi mantuvo que “una de las respuestas que nos dio la cooperativa, en lo que hace a costos, es que la toma de agua no está sobre la montaña como en otras localidades, está sobre nuestro lago, entonces hay que trabajar con un sistema de bombeo, no es por gravedad como en los otros casos, que eso tiene sus costos, que es importante el costo en energía dentro del presupuesto y lo otro tiene que ver con la cantidad de reactivos que se tienen que utilizar para potabilizar el agua porque se la recibe con un componente orgánico muy importante, cosa que si se baja de la montaña no lo es tanto. Son cuestiones también técnicas, pero acá hay dos planteos de análisis, por un lado el que hizo Nicolás y que sería bueno establecer, por un lado, el tema institucional y las distintas comisiones directivas que ha tenido la cooperativa que inclusive han como cumplido una vida, un ciclo de vida, de los cuales hay que renovar. Creo que esa es una cuestión de análisis desde el punto de vista institucional, o sea, hoy por hoy el nivel de credibilidad de los integrantes de la comisión directiva, su trayectoria de vida y demás, tiene que ver quizás con esta cuestión de la reacción de los vecinos en particular. El Defensor del Vecino ha planteado que si recibe quinientas denuncias y quejas de la Cooperativa solo cuarenta o cincuenta se anima a hacerlo por escrito porque tiene miedo a represalias y demás. O sea, esos son los tiempos y análisis institucionales que habría que pensar. Por otro lado, sí está el científico. Ahora, vemos con agrado que se haya avanzado en ese tema, ahora que tengamos un estudio hecho con la Universidad de Córdoba no quiere decir que sea el más apropiado para lo que tenemos, si la base de datos viene por sobre lo que tenemos vamos a tener un resultado, si hacemos un análisis técnico primero, porque acá hay que ver el nivel de eficiencia de lo que hoy tenemos, que es lo que no se mide hasta acá en toda esta cuestión. Creo y coincido en que todos nos tenemos que poner la camiseta de poder tener la mejor agua al mejor costo en La Falda, por ese camino dejemos las chicanas de lado, de todos, sinceremos las circunstancias, y a partir de ahí trabajemos. Estamos abiertos a eso y es lo que pedimos, porque sinceramente nos da vergüenza poner un porcentaje de aumento y no saber a qué se refiere y el fundamento real que tiene”.
Se les manifestó que en lo referente al recambio de autoridades de la institución es un tema de los socios, pero que los socios no juegan a eso, sugiriendo Ghilardi que “totalmente, pero tenemos cinco mil socios y trescientos asistentes a la Asamblea. Eso tendríamos que verlo desde el punto de vista de análisis nuestro, de cómo construimos ciudadanía local”.
Se les refirió que por el lado científico, el hecho científico ha nacido con una base de datos, que es la única que se tiene para tomar, que es la de la Cooperativa. Ahora, si queremos estructurarla de forma absolutamente fina lo que hay que pedir es otra cosa, y es la intervención de un grupo técnico científico para que determine el cómo se vino desenvolviendo este proceso de potabilización de agua, y eso también lleva tiempo, en el mientras tanto dejamos que la Cooperativa, con una curva económico financiera prácticamente negativa, quiebre, la respuesta de Ghilardi fue que “No. Bajo ningún punto de vista nosotros vamos a tentar, como lo que se habló, en algún momento, que tenemos los cañones puestos contra una de las instituciones más antiguas de La Falda o más representativa en lo que hace a cooperativa, estamos de acuerdo. No es eso, ni nada personal con los integrantes de la cooperativa, pero fíjate vos, me está llegando un mensaje sobre que el ERSEP, hace dos años, le está pidiendo a la Cooperativa para hacer una valoración técnica del tema, la Cooperativa no se lo da…No tenemos conocimiento de eso, bajo ningún punto de vista. No nos han hablado de eso, es más, el análisis es de costos, ahora, lo que se está planteando acá es el otro complemento técnico, justamente sobre esto, características de la buena distribución domiciliaria, del estado de las cañerías actualmente, de la situación de la planta y demás, es el otro componente que hace a esto. Nosotros no estamos atentando contra una institución, queremos transparencia y queremos trabajar para que haya mejor agua a menor precio”.
Almada aportó que “creo que cuestionar si las autoridades de la Cooperativa son las correctas o no, eso lo deciden los socios, y si quieren estar veinte años y los socios lo admiten, no queda otra cosa que aceptarlos, entenderlos y acompañarlos porque es una institución importante en La Falda. Voy a tratar de ser un poco más práctico en esto, creo que lo que la gente quiere es calidad de agua, porque, repito, no puede ser que se pague agua de red y paralelamente con eso se tenga que comprar agua para consumir. Creo que si la calidad se mejora, el aumento pasa a ser insignificante…por lo tanto el aumento se justifica si se mejora la calidad del agua”.
Ghilardi volvió sobre el tema interpretando que “de todas maneras, hay una cuestión que desde lo técnico toca lo institucional, hay gente que le gustaría integrar una lista o formar parte de la comisión directiva de la cooperativa, y para eso tiene que incorporarse a una lista, presentarse a la Asamblea y demás, y este tema de no dar la información necesaria da miedo, porque justamente esa gente no puede presentarse, porque quiere presentarse responsablemente, cotejar con qué se va a encontrar, por lo tanto sería importante dar a luz toda la información que se les está requiriendo porque las personas pasan y la institución debe estar más fortificada, no al revés”.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal