Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

lunes, 29 de septiembre de 2014

La “Señora” en Córdoba (II)

Mediocre actriz teatral, Eva Duarte se desempeñó mejor frente a los micrófonos. Esta habilidad adquirida le sería muy útil, cuando ya esposa del presidente, inicie su carrera política en un movimiento ascendente…

Eva Duarte: una voz en el éter…

Como es sabido, la vida de actriz teatral de Eva no fue muy extensa ni exitosa. Le fue mejor en la radiofonía de la ciudad de Buenos Aires, donde poco a poco fue una figura reconocida (por sus vinculaciones con empresarios y más tarde, con una importante autoridad militar), interpretando papeles de heroínas de la historia mundial. En agosto de 1943, se crea la Asociación Radial Argentina, de la cual Eva Duarte será su portavoz y desde mayo de 1944, elegida presidente de dicha Asociación, la cual es reconocida como la única entidad que podía representar a los artistas. En junio de 1944, ya en pareja con el Coronel Perón, inicia el ciclo de radio: Hacia un mundo mejor, en apoyo a la obra del gobierno militar, con textos del español Enrique Muñoz Azpiri. Así, fue haciendo su aprendizaje político. “Allí se acostumbró ella a usar un lenguaje sencillo, directo y a la vez exaltado y apasionado para hablar de política. Es un lenguaje que le es eminentemente familiar, no en vano tiene seis años de radio en su haber y para que la transición de las novelas a la vida real se hiciera aún más fácil, los libretistas de sus radiotextos son los mismos que preparan sus textos políticos” .
En el cine, su presencia en distintos filmes fue secundaria, hasta que en abril de1945, gracias a las vinculaciones mencionadas, logró el papel protagónico que en un principio (acertadamente por la edad y experiencia), se había pensado para Mecha Ortiz. El film, con su figura como personaje central, fue: “La pródiga” película dirigida por Mario Soficci, sobre un guión de Alejandro Casona, con la interpretación de Eva Duarte (así figura en los titulares), Juan José Miguez, Angelina Pagano, Alberto Closas. Está ambientado hacia fines del siglo XIX en un valle serrano, con tomas en exteriores, en Santa Rosa de Calamuchita y en los estudios cinematográficos San Miguel, de la ciudad de Buenos Aires. “La pródiga” cuenta el romance entre un ingeniero que va a construir una represa en un valle y una mujer a la que llaman "La Pródiga" por su gran generosidad. Vive recluida en una casona, ayudando y protegiendo a los lugareños, después de haber tenido una vida tormentosa y mundana. Se enamoran y él se queda a vivir con ella. La historia termina mal pues cuando él comienza a mostrarse indiferente y ella descubre que sus casas y sus tierras están hipotecadas, se suicida” . En una floja actuación, allí, según el guión, su personaje es mencionado como “la Señora”. No fue estrenada por decisión del gobierno peronista. Recién fue exhibida al público en la década del 80 .

En ese mismo año, 1945, final de la Segunda Guerra Mundial, en La Falda un grupo de vecinos solicitaba la creación de un Liceo de Estudios Secundarios, dado que los alumnos que finalizaban su ciclo primario, para continuar sus estudios, debían trasladarse a otras localidades. En ese año también, se daba inicio a la construcción del templo parroquial, bajo la dirección de los hermanos ingeniera María C. Negri y arquitecto Juan B. Negri. La empresa constructora fue la de Benito Roggio. Como es sabido, el terreno fue donado por la Sociedad Anónima Edén Hotel, el dinero fue aportado por la señora Nelly Copello de Laplacette, para alegría del párroco de ese momento, Padre Eduardo Benassi.


De actriz, a Señora

Es de sobra conocido el encuentro y vida en pareja de María Eva Duarte con el Secretario de Trabajo y Previsión, más tarde y acumulativamente, ministro de Guerra, Cnel J.D. Perón y Vice-presidente. Mientras finalizaba la Segunda Guerra Mundial y en el contexto de una creciente intervención del Estado en la vida económica y social luego del golpe militar de junio de 1943, se celebraban las reivindicaciones obreras logradas pero se lamentaba también el marginamiento de los no alineados al régimen; la imposición de un pensamiento nacionalista-católico fue alabado por muchos pero también acusado de autoritario e imposición de la censura por otros; las tensiones militares, el hábil manejo de Perón frente a presiones internas y externas, todo ello se conjugó para que la crisis tuviera su epicentro en Bs. As. con la movilización obrera del 17 de octubre de 1945. Se ha comprobado la participación marginal de Eva Duarte en dicha movilización; pero esa fecha, por su significado y posteriores acontecimientos, marcaría un hito en la vida histórica nacional.

María Eva Duarte, luego de su matrimonio civil (octubre 1945) y religioso (diciembre 1945) con el entonces Coronel (R ) Juan Domingo Perón , lo siguió en la campaña electoral con miras a los comicios a realizarse en febrero de 1946; este acompañamiento era inusual en las esposas de los candidatos. Ello no dejó de sorprender a ciertos círculos tradicionales, donde el papel de la mujer del futuro presidente (sea quien fuere) sería secundario, accesorio, casi decorativo. En la visita a Córdoba del entonces candidato ex - Cnel Juan D. Perón (27 de diciembre de 1945), Eva no lo acompañó; se incorporó recién en Santiago del Estero cuando el tren de la campaña peronista estaba regresando a Bs. As. (31 de diciembre).



Por Rubén Rubio

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal