Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

sábado, 14 de junio de 2014

Gabriel Masshemer habló del rol del poder concedente y la relación con los prestatarios de servicios públicos (Lumasa y Cooperativa de Agua), Ordenanza de espectáculos nocturnos y Código de Edificación

En diálogo con Ecos de Punilla, el Secretario de Desarrollo Institucional definió posiciones que se mantienen ante los prestadores de servicios públicos otorgados por el municipio, y dio relevante importancia a la participación comunitaria en los ordenamientos legales que tienen que ver con la actividad de divertimento nocturno y con la ciudad que se quiere.

La charla dio inicio refiriéndose a la relación que se mantiene con la Empresa Lumasa prestataria del servicio público de transporte urbano, manteniendo que “el rol que nos corresponde se desprende del contrato firmado en 2006, un contrato bastante detallado en cuanto a las obligaciones y derechos del prestatario y también registra en una serie de clausulas los derechos del municipio como poder concedente. En general los reclamos de los usuarios se presentan ante el municipio, no sé, supongo que sí, en algunos casos lo harán ante la empresa, acá se han presentado reclamos de diverso tipo, desde los que hacen a la calidad del servicio, horarios, son los menos frecuentes, estado de las unidades, limpieza, seguridad, y ampliación de los servicios, básicamente hay pedidos del Barrio Molino de Oro, IPV, Los Hornos, tenemos los chicos que van a las escuelas que por ahora los lleva un transporte contratado por la municipalidad, los chicos de aquella zona que vienen a los colegios Avellaneda y Nacional en horario matutino. El contrato nos permite hacer actas de inspección, se han labrado muchas desde marzo a la fecha, en general los defectos más importantes tienen que ver con el estado de las unidades, de acuerdo al convenio el prestatario tiene 96 horas para contestar, le hemos enviado una nota de intimación en el sentido de que presenten el descargo sobre las actas. Las actas están en poder de ellos, cada vez que se labra una el chofer firma o no, pero se la lleva. Entonces, se ha hecho una recopilación, enviamos copia de todas las actas y estamos a la espera de los descargos que se vencen en las próximas horas y la solución al problema. Dentro de este esquema cabe el tema de la localización de los talleres que tiene Lumasa y por los cuales hay numerosas quejas de los vecinos, un lugar inapropiado para tener talleres de una empresa de la magnitud de Lumasa. Como poder concedente nos corresponde hacer cumplir el contrato y servir de mediadores entre el usuario y el prestador del servicio. El contrato también determina las condiciones que el concesionario debe satisfacer, establece infracciones y penalidades, y habla de causas de rescisión de contrato por incumplimiento reiterado, es riguroso en ese sentido. A nosotros no nos interesa rescindir sino que el servicio funcione bien, en la medida en que la empresa prestataria tenga el compromiso de hacerlo. No estamos reclamando nada que no esté en el contrato, no hay ninguna clausula adicional, inclusive la extensión de servicios que pedimos, hablamos del ejido de La Falda, cada municipalidad puede hacer lo mismo dentro de su propio territorio, más allá que el contrato defina como administradora del contrato a la Municipalidad de La Falda, por la delegación que se hizo en su momento, pueden hacer inspección de calidad y solicitar las ampliaciones de servicio que se crean convenientes”.
P- Lo que se ha logrado en contadas ocasiones y prácticamente rogando.
M- Nosotros, hasta ahora, de otros municipios no tenemos evidencia, esto repercute siempre en el Poder Legislativo que es donde se discuten las modificaciones de tarifa. Recordemos, que tras la última modificación se le ha dado 60 días para verificar la calidad del servicio. Entiendo que habrá una presentación de unidades nuevas. Todo eso debe cerrar antes que finalice ese plazo, para ver que resolución le damos a esta cuestión.
P- Dentro de estas cuestiones está el canon que debe pagar la prestataria, hay intendentes que están reclamando el pago a la Municipalidad de La Falda de lo que les corresponde. De acuerdo al accionar de la empresa, cada vez que pide un aumento de boleto viene y hace una refinanciación de lo adeudado, luego paga alguna cuota y deja de cumplir, cómo se está en este punto.
M- Lo hizo y no ha cumplido. Esto está dentro de las cuestiones que tienen que resolverse. Tiene que ponerse al día, tiene un plan de pago, para que respete el contrato. No hay ningún acuerdo por encima del contrato, o el mismo determina los caminos a seguir en caso de incumplimiento, que como he dicho, pasa de penalidades a rescindir el contrato. La semana pasada se hizo una reunión en la cual manifestaron que iban a regularizar todas estas cuestiones, sobre todo cuando hay un aumento tarifario que está pendiente del cumplimiento de ciertas cuestiones, por lo menos en lo que a mi me toca como Secretaría de Desarrollo Institucional que es la que controla esto, he enviado todos los antecedentes al Concejo Deliberante y éste definirá. Se verá si se consolida la tarifa y después qué se hace con las ulterioridades que el contrato permite. Todo eso debe resolverse en estos días.
P- ¿Las actas tienen sanción del Tribunal de Faltas?
M- No, todo está circunscripto al contrato. Las cosas que tiene que cumplir, las multas por incumplimiento que se precisan en unidades de boleto y después las ulterioridades por faltas reiteradas que llegan a la rescisión de contrato.

Cooperativa de Agua
M- En el caso de la Cooperativa de Agua es un contrato de naturaleza diferente, tal vez no tan específico en lo relacionado a régimen de faltas, es más el artículo 19 establece que el régimen de faltas y sus correspondientes y eventuales penalidades lo tiene que definir el Poder Ejecutivo, esto nunca se hizo. Desde 2006 que tenemos este contrato no he encontrado nada, y tampoco me lo ha hecho saber la Cooperativa porque le enviamos una nota sobre este tema. Entonces, cuando lleguemos a esa instancia se convendrá el cómo se determinará, lo vamos a hacer, todas las cosas deben ser alcanzables, los objetivos tienen que ser medidos y las penalidades razonables. Es una etapa que el contrato de agua no tiene y sí lo tiene el de transporte público. No obstante esto, todos los requerimientos que le hacemos a la Cooperativa en cuanto al cumplimiento del contrato, tiene que ver sobre cosas que de por si hace, como el control de calidad de agua, examen bactereológico, no hace falta que lo diga el contrato, el sentido común hace que ellos lo hagan. También, mantener un sistema actualizado del plan de obras previsto, eso está vinculado con el tema tarifario. La Presentación que hizo la Cooperativa esta en discusión en el Concejo Deliberante. E una situación muy especial que sean los mismos usuarios los que nos prestamos el servicio a nosotros mismos, una cosa muy especial. Entonces, si nosotros nos prestamos el servicio a nosotros mismos, si nos prestamos el servicio, si confiamos en nosotros, si creemos en la gente de la Cooperativa que está haciendo las cosas bien, no debería haber problemas. El día en que el Dr. Neder presentó el trabajo, mencionó lo de la tarifa política y la tarifa técnica. Ante eso, pregunté, a la gente de la Cooperativa, por si los usuarios se manifestarán abiertamente por lo que vale, no quedan muchas instancias o espacio para lo político si los usuarios dicen que está bien.
P- Veamos, el municipio es aquí el firmante de un convenio, por facultad delegada de la provincia, con una empresa cooperativa representada por la casi totalidad de los contribuyentes de La Falda. En función de ello y de las solicitudes que se han venido haciendo cada vez que se ha necesitado mejorar la tarifa, llegando finalmente a la situación ideal de pedir que la tarifa sea formulada por un organismo externo a la municipalidad, a la cooperativa e incluso a la ciudad, consiguiéndose que la Universidad tome cartas en el asunto y por intermedio de una de sus áreas determine el esquema de formulación de la tarifa. Ese trabajo técnico prácticamente termina con los planteos y argumentaciones de orden político, a excepción de que alguien solicite y exponga otro de igual nivel…
M- Creo que las tarifas deben ser actualizadas, de eso no hay dudas, la inflación nos afecta a todos, eso está claro. Respecto a las variables presentadas, recordemos que se manifestó que eso era a octubre de 2013, se habló de una parte destinada a obras, esta mecánica que se había utilizado que cuando un gran consumidor de agua pedía el acceso, en alguna zona, al servicio de agua, donde no era posible, se le solicitaba el aporte de bienes de capital para que la red pudiera otorgar ese consumo, ellos explicaron que esa metodología no era más aplicable, y que de ahora en más de los recursos que los usuarios provean a la recaudación una parte debe ir a parar a obras. Esa es la propuesta, se justifica el aumento por los costos y por otro lado juntar capital para ampliar la red.
P- Hasta ahí el tema podría decirse que cierra, pero lo que no me parece es que los grandes consumidores o inversores no paguen la actualización de la red, porque en definitiva se están beneficiando de años de mantenimiento del sistema por parte de los vecinos de acuerdo a las posibilidades económicas y operativas que disponían. La red de distribución no llega a sectores de bajo nivel adquisitivo, caso Los Hornos, y los de alto nivel adquisitivo, caso Villa Edén, que se negó al servicio hasta que sus pozos sufrieron la sequía, el resto tiene disponibilidad del servicio. Inversores locales de importante trayectoria en la ciudad se han avenido a ampliar la red aportando lo que les correspondía para garantizarse el servicio en sus nuevos emprendimientos, obvio que los foráneos con criterio también lo han hecho…
M- Parece razonable lo que decís. Lo que sucede es que como poder concedente recibimos reclamos, entre ellos el de algunos vecinos que han llegado hasta el ERSEP con este tema, el que de alguna forma avala la posición del gran consumidor en el sentido de que debería acceder al servicio con una inversión menor a la que aparentemente le habría solicitado en la Cooperativa.
P- Pero el ERSEP no le está diciendo que no pague sino que tiene que pagar.
M- Lo que sucede es que en la documentación adjunta hablan de una inversión menor. Entonces, es un terreno sobre el cual habría que, incluso el contrato dice algo, ver el Régimen de Conexiones para que este tipo de recursos sea más transparente y para que el tema pueda resolverse en el orden local. Volviendo a la tarifaria, hay un pedido de aumento en el Concejo Deliberante, y la intención de la Cooperativa es que la tarifa también refleje que una parte vaya a obras, más allá que después se puedan considerar casos como el que vos planteabas recién de un gran consumidor que requiera de una situación especial, que es lo que eliminaría la brecha entre lo político y lo técnico. Uno podría decir que con el acuerdo mayoritario de los socios de la Cooperativa quedaría poco por discutir. Lo que pasa es que entra un proyecto de aumento tarifario y llueven los reclamos, y los reclamantes son los propios usuarios, no que es mucho. Ejemplos, después que la Cooperativa hizo la presentación pública concurrió al Consejo de la Ciudad que emitió documentación en el sentido de que el aumento tarifario parece razonable, pero que debería plasmarse en documentación una serie de cosas, por ejemplo, lo del plan de obras, qué es lo que se va hacer, poner en forma más clara la desagregación interna de costos y demás. Entonces, me parece que en la medida que logremos acomodar todo eso, transparentar eso, y cumplir con esas cosas, que por otra parte están en el contrato…Si queda claro el acuerdo que los socios le dan a su Consejo de Administración, que no sé si ya está dado por alguna administración o asamblea, esto quedaría superado. Pero, la pregunta es porqué cuando se comienza a hablar de tarifas y existiendo el mandato de los socios para que así sea, esto genera inconvenientes, quejas, ruidos, apreciaciones de que la tarifa es alta, en algún lado el circuito parece que se corta.
P- Si observamos que hay una institución con alrededor de cuatro mil asociados, de los cuales los que se quejan son menos del uno por ciento, y los reclamos se dan por cuestiones que se han debatido en muchísimas oportunidades, como son los 12 metros de facturación mínima, las pérdidas que supuestamente tiene la red, las diferencias entre producción y facturación, y algunos casos concretos de pérdidas en la vía pública que supuestamente no son atendidos a tiempo, temas que han sido superados por las asambleas mismas de la Cooperativa…
M- En el caso del Consejo de la Ciudad y su documento, el tenor de la nota es que el aumento es razonable, pero plantean lo que decía antes, más acceso a los costos internos de la Cooperativa, cálculo de la tarifa y otros que están en el Concejo Deliberante y se están analizando ahora. Si nosotros llegáramos a una situación ideal, de que de alguna forma los usuarios de la Cooperativa en forma masiva, porque está lo que decís y es cierto, los que reclaman son pocos y demuestra que hay falta de preocupación de algunos usuarios en la cosa colectiva. Por qué no van en queja al Consejo de Administración, por qué no piden una reunión especial, por qué no piden una asamblea extraordinaria, al fin y al cabo es cuidarle la salud a la cooperativa, teniendo en cuenta que es una institución sin fines de lucro, que todo lo que entra sirva para todo lo que sale, digamos, ese es un poco el criterio. El Concejo Deliberante tiene esto en tratamiento, y yo quería explicar el control del contrato que hacemos desde está secretaría.
P- Lo que me está quedando en claro es que el acuerdo de la tarifa podrá salir de acá a un tiempo y no en los plazos cercanos que se estimaban.
M- Creo que las cosas que se dilatan terminan siendo una carga para todos. Entonces, creo que debe resolverse rápidamente, tomando una decisión. Por ahí pasa esto, hay que hacerlo de una vez, supongo que en el término de una semana habrá novedades.

Ordenanza de espectáculos nocturnos
“Este es otro de los grandes temas, hay un proyecto de Ordenanza elaborado, la vigente es la 573 de 1988, que habla de la prohibición de cabarets y de clubes nocturnos, no se sabe lo que es una discoteca, un pub, un restobar o una fiesta electrónica. Estamos trabajando sobre este tema, hay un borrador que legisla sobre esta cuestión que define todas las variables, hoy en La Falda se ha dado una situación particular con el cierre de la Disco Bon Bai que era “la” disco por una serie de cuestiones de infraestructura, de trayectoria y demás. Entonces, la actividad nocturna tiene que escapar para algún lado, porque la gente quiere divertirse, todos lo quieren, y aparecen el dónde vamos y cómo lo hacemos. Por otro lado, hay una serie de restricciones muy concretas que tiene que ver con la ingesta de alcohol y la diferencia entre mayores y menores. Más allá de las cuestiones eminentemente técnicas que pueden tener que ver con las condiciones edilicias, de seguridad e inclusive la catalogación de los espectáculos que pueden haber en la noche, por ejemplo, una discoteca, una fiesta familiar o institucional, un casamiento, una fiesta escolar de cierre de año, donde puedan acudir menores y mayores, los adultos consumen alcohol y los menores están en el mismo lugar. Necesariamente hay que trabajar en definiciones que para mi son de tipo social, la comunidad debe definir claramente qué es lo que interpreta como una matiné, qué chicos se pueden mezclar, si los de 16 pueden ir con los de 18 o no, se sabe que no porque de 18 pueden consumir alcohol y los otros no. Por otro lado, hoy se puede confundir el término fiesta, con un evento institucional o de música electrónica, en el primero hay servicio de gastronomía, hay mesas, sillas, mozo, gente que baila y el perfil hace a que uno imagine cuestiones familiares donde pueden estar los mayores haciéndose responsable de la actividad de los menores, y en la otra donde se baila y consume alcohol. Entonces, lo que hay que hacer es definir que cosas corresponden a un segmento y otro, horarios de cierre, pero primero definir qué queremos hacer con los menores y mayores, son tres o cuatro cosas donde se define como sociedad qué es lo que toleramos y después vendrán las cuestiones operativas…las zonas donde van a estar ubicados esos centros de diversión, por ejemplo, la 9 de Julio como centro complicado por todos estos lugares nocturnos, léase pub y demás, que son casas viejas reacondicionadas que porque las ordenanzas han quedado desactualizadas se hacen actividades que terminan siendo problemas, los pubs por ahí se convierten en bailables, hay problemas por los ruidos molestos, los vecinos se quejan, etc.
En esto tiene que participar todos, hasta los centros de estudiantes de escuelas secundarias que deberían decirnos qué quieren como diversión, porque son los primeros, porque la noche es complicada, el alcohol es sumamente peligroso, y hace falta tomar determinadas medidas para que todo el mundo esté tranquilo, que los padres sepan dónde están los chicos, que sea un lugar seguro, que los mayores de 18 años asuman sus responsabilidades, cosa que no podemos hacer con los menores. Todo eso debe formar parte de lineamientos básicos que la sociedad tiene que tomar. Sea a través del Consejo de la Ciudad, del debate político, pero todas las instituciones tiene que tomar el camino para poder apoyar y decir qué queremos hacer y hasta dónde queremos llegar con este tema” introdujo el funcionario.
P- El espectro de participación es tan amplio y tan serio el tema que por ahí me lleva a preguntarme sino habrá una decisión política previa que determine un ordenamiento, porque, en definitiva, la intención de producir cambios se instala con esta gestión de gobierno. Es real que se necesita de cierta expresión de la sociedad, pero no es menos cierto que esto requiere de tiempos que habitualmente no coinciden con los políticos, lo que dificulta el ordenamiento jurídico que debe reglar estas actividades y que es preciso tener con cierta celeridad. Parece que hay que poner en debate el anteproyecto e introducir las modificaciones que se crean atinentes, pero la visión previa me aparece bajo la responsabilidad del Estado.
M- El espectro es sumamente amplio, me parece que todos tienen derecho a la opinión, los prestadores de servicios, los empresarios, porque el negocio de la noche es una actividad comercial lícita si se mantiene dentro de los cánones establecidos. Hay quienes quieren invertir y se preguntan cómo lo hago, cómo lo encaro, si quiero poner una discoteca qué debo hacer, qué parámetros de seguridad e insonorización debo respetar, dónde debo ubicarla, porque cuántas veces se ha discutido si el área de diversión nocturna debe estar en el centro, si hay que llevarla a la avenida de acceso, si hay que llevarla al perilago, como en Córdoba donde se las ha alejado de las zonas residenciales, esto es lo que hay que decidir comunitariamente. No se puede seguir con ordenanzas de 25 ó 30 años, ponemos esto sobre la mesa hay que discutirlo, introducir las modificaciones y respetarlas, porque sino vienen las medidas parche, excepciones, decretos de solución temporaria, y la cosa se desmadra. Al igual que el Código de Edificación que ya hemos enviado al Concejo Deliberante y que ya está en poder del Consejo de la Ciudad.

Código de Edificación
P- Ahí me parece que se puede obtener una respuesta más rápida porque hay diagnósticos adelantados al respecto.
M- Es un proyecto que tiene varios centímetros de alto, es complejo porque desmenuza en detalle aspectos constructivos, incluye los criterios de zonificación, perfil de la ciudad, dónde queremos que haya comercio, dónde residencial, qué queremos hacer con las laderas de la montaña, las protegemos o permitimos una ocupación parcial, qué hacemos con el perilago, todo eso está en el código y ahí necesariamente debe involucrarse la comunidad, porque estamos hablando de una legislación vigente desde 1973 con un parche en 1994 y todavía estamos con eso…
P- Es un tema de relevancia que ha venido siendo postergado con los costos que representa en tiempo e inversiones perdidas o paralizadas. En la administración de Marcos Sestopal fue definida como una preocupación, pero lo que se hizo fue aplicar el supuesto sentido común o la decisión con interés netamente político o de favoritismo hacia un sector o alguien en particular, ustedes están a un año de cerrar la gestión y el tema se mantiene inconcluso. Me parece que el problema supera a la intención, y en ese marco se me ocurre que se debe ser más expeditivo, porque como decía antes hay diagnósticos previos, con participación de profesionales en la materia e incluso la social ya que oportunamente instituciones han elevado opiniones, y ustedes tienen otorgada la representatividad necesaria como para tomar decisiones, más allá de escuchar las opiniones que puedan ser encontradas y que puedan conciliarse.
M- La toma de decisiones es una facultad indelegable para nosotros, es una obligación y un compromiso nuestro desde que estamos acá. Entonces, lo que pasa es que hay antecedentes en esta ciudad de que no se puede discutir porque te obstaculizan, porque se hace eterno y las cosas no salen. Lo que nosotros queremos cambiar es el que se puede hacer, poniendo fecha de inicio y de final. Como ejemplo concreto, cuando se hizo la remodelación de la Avenida Edén no se le preguntó a nadie, la excusa perfecta fue el tiempo que podía llevar el debate, si ese tiempo se hubiese utilizado para discutir las cosas en su momento, probablemente las falencias que hoy tiene se hubiesen resuelto. Es falso el que no se puede, tampoco planteamos una asamblea permanente, decimos empezamos acá y terminamos acá, para tal fecha necesitamos una decisión, compilando las ideas que están dando vuelta y en función de eso se emite un dictamen. Esa es nuestra responsabilidad y vamos a sacarlo una vez que concluyamos con las reuniones con los profesionales, el Consejo de la Ciudad y el Concejo Deliberante y se hayan receptado las opiniones que pueden llegar desde vecinos no institucionalizados, lo que queda no es discutir artículo por artículo sino los criterios generales a los que deben ajustarse. Es un proyecto extenso, profundo y meticuloso que va a reglar, nada más y nada menos, la construcción de la obra pública y privada.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal