Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

viernes, 28 de marzo de 2014

Plenario de la Unión Cívica Radical en Villa Giardino - Con algunas convicciones y otras cuestiones abiertas a debate

Desde las probabilidades ciertas de acceder al gobierno, nacional y provincial, en 2015 se abordó este plenario que pulsó la situación interna y planteó un rumbo en lo que a política de oposición refiere, dejando cuestiones a saldar como sería la conformación de futuras alianzas.

El 14 y 15 de marzo se llevó a cabo el Encuentro Provincial de la UCR en Villa Giardino. Distintas conclusiones se pueden sacar respecto al debate que tuvo lugar. Podríamos agruparlas en tres grandes puntos: 1) Situación del Partido frente al Gobierno de la Provincia y al Gobierno Nacional; 2) Situación de Alianzas con otras fuerzas políticas; y 3) Situación Interna dentro del Partido. Las mismas se desarrollan a continuación:

Situación del Partido frente al Gobierno de la Provincia y al Gobierno Nacional
Quedó claramente marcado el rol opositor de la UCR tanto a nivel Provincial como Nacional. Esto más que una afirmación de la realidad ya que el Radicalismo no gobierna en ninguno de esos estamentos, es una toma de posición contundente de un Partido que tiene vocación de poder y se prepara para actuar en ese papel. Tanto Ramón Javier Mestre, Intendente de la Ciudad de Córdoba y principal referente provincial, como Alberto Giménez, Presidente del Comité Provincial, en la apertura y clausura del cónclave respectivamente, lo pusieron de manifiesto enfáticamente al marcar diferencias y duros cuestionamientos a la gestión de la Presidente de la Nación, Cristina Fernández, y del Gobernador de la Provincia, José Manuel de la Sota. Inflación, Inseguridad, endeudamiento provincial, crisis policial, entre otros conceptos fueron los latiguillos mediante los cuales se marcaron las diferencias y falencias de esos gobernantes y que, a la sazón, son los puntos débiles de ambas gestiones.
Interesantes fueron las exposiciones de Eduardo Capdevila en materia de seguridad pública y de Alfredo Blanco respecto a la situación económica de Córdoba y la Argentina, que con solidez argumental y buena lectura de los datos de la realidad dieron un pantallazo profundo pero de una didáctica simple y fácilmente comprensible a todos los concurrentes en dos materias que guardan la prioridad de los argentinos y de los cordobeses: la inflación y el crecimiento del delito.

Situación de Alianzas con otras fuerzas políticas
Este es el punto más intrincado, a mi criterio, del debate que se viene dando subterráneamente y a veces no tanto, y que verá la luz en el corto plazo. Hago un aparte para diferenciar las clases de alianzas, ya que, su distinción tiene repercusión en su génesis y en su duración.
Las alianzas electorales, por su denominación tienen corta vida. Son pan para hoy y hambre para mañana. O parafraseando a los jóvenes y adolescentes de este siglo la frase en inglés: TOUCH AND GO (toco y me voy), tan común actitud en los breves “romances” nacidos al calor de una noche de boliche y cuyos protagonistas al día siguiente o a lo sumo a la siguiente semana continúan su normal devenir sin ningún compromiso o ligazón afectivos. Esto tomado de un ámbito ajeno a la política, no lo es tanto, ya que en una y otra situación intervienen seres humanos como un común denominador. No se pueden mezclar el agua y el aceite, simplemente porque el agua y el aceite no se mezclan. A las pruebas me remito: La Alianza de la UCR y el FREPASO que llevó al gobierno a Fernando de la Rúa y Chacho Álvarez, devino en un híbrido ideológico que pretendió aunar a un sector progresista proveniente del peronismo en el que no tenía cabida porque el peronismo en los 90 era neoliberal con un sector del radicalismo, el que encarnaba De La Rúa, de corte conservador y trasnochado con modelos mentales del siglo pasado para afrontar la dinámica de éste siglo. El otro caso paradigmático fue el de la Alianza del PJ menemista con la UCEDE de los Alsogaray en 1989 cuya prueba de amor fue sumar los votos en el colegio electoral de la Capital Federal que habían obtenido Eduardo Vaca, por el PJ, y María Julia Alsogaray, por la UCEDE y de ese modo consagrar al primero en desmedro de Fernando de la Rúa, que había salido primero pero no tenía mayoría de electores para asegurar su designación como Senador Nacional. La situación a la larga condujo a la fagocitación de la UCEDE y la desaparición de un partido político de centro derecha que venía consolidándose como tercera fuerza electoral.
Por contrapartida las alianzas políticas son aquellas en que dos o más fuerzas que tienen similitudes de pensamientos pero con matices variados, deciden llevar adelante acuerdos programáticos, estudiados y debatidos con profundidad, con la elaboración de propuestas para la gestión de gobierno, que sean sustentables, viables y realizables fundamentalmente. No un mero toma y daca de lugares en listas legislativas y reparto de cargos ministeriales.
Una alianza política seria no puede ser consecuencia de la urgencia de los tiempos electorales, de la necesidad coyuntural de yo tengo 3, vos 2, y si “sumamos” estos números supuestamente tenemos 5, y como el que está en el gobierno “tiene” 4 y lo queremos desplazar se da que 5 es más que 4 y por lo tanto juntamos los porotos y ganamos las elecciones. Esto puede ser muy útil para ganar una elección, pero difícilmente sirva para gobernar, dado que la falta de cohesión de sus integrantes conduce inevitablemente a la inestabilidad del hipotético gobierno que se forme.
Personalmente, creo que la UCR, por historia y trayectoria debe ir con su impronta y sin alianzas a ofertar su propuesta a la Sociedad. Los entuertos y las triquiñuelas políticas no sirven. Pasó en 2007 cuando la “dirigencia” radical de la Nación impuso a Roberto Lavagna como candidato a Presidente acompañado por Gerardo Morales. No aprendieron. Ocurrió nuevamente en 2011 con Ricardo Alfonsín que tejió un acuerdo con Francisco de Narváez en la Provincia de Buenos Aires y eligió a Javier González Fraga, ex presidente del Banco Central en el primer mandato de Menem como compañero de fórmula. Ninguno de los dos tenía nada que ver con el pensamiento y las bases de acción política radicales.

Situación Interna
Qué le pasa al Radicalismo que cuando no busca un tutor, cierra los espacios a su propia dirigencia buscando afuera lo que seguramente tiene dentro. Saliendo a “comprar” alternativas que a la larga nada le dejan y si le van esquilando su prestigio y confianza ante la gente. Debe generar y propiciar la creación de equipos de trabajo permanentes entre sus militantes y simpatizantes.
Dar el debate interno sobre qué Argentina y qué Córdoba queremos, y dar los espacios y las posibilidades para que sus integrantes se sometan la consideración ciudadana y a la voluntad popular. Qué puede ocurrir: que se pierdan elecciones. Si así fuere, habrá que ver que se hizo mal y corregirlo. Evaluar en que fallaron los candidatos y el partido y rectificar, renovar, cambiar y mejorar. Ya lo dijo Tomas Alva Edison que ante 1000 fracasos solo atinó a decir: “he descubierto 1000 formas de no hacerlo”.
Ramón Javier Mestre es el principal referente de la UCR en la Provincia de Córdoba. El paso de principal referente a líder se construye con amplitud de criterios. Sumando a todos los radicales, los de su sector internos y también a quienes militan en otras agrupaciones. Lo hizo en Córdoba Capital y la decisión contribuyó a la unidad partidaria y ganar las elecciones municipales de 2011. Está en el reproducir esa buena actitud a la totalidad de la provincia.
Rehuir de los cantos de sirena de los entornos, que al contrario de quién iba detrás de los generales romanos victoriosos diciéndoles: “recuerda que eres mortal”, muchas veces por obsecuencia, temor reverencial, felpudismo o interés personal, en actitud adulona y zalamera le repiten a los dirigentes una y otra vez, frases del tipo “para que te vas a complicar si ganamos con la fusta abajo del brazo”, “el que gana gobierna y el que pierde acompaña” y otras por el estilo que solo buscan calentarle la oreja al jefe con una visión parcial y muchas veces distorsionada de la realidad.
Cabe aclarar, que esto no implica ceder a extorsiones, ni someterse a caprichos de dirigentes, quienes en pos de cotizarse mejor, recurren a la herramienta de hacerse rogar o hacerse los difíciles, en procura de la obtención de ubicaciones, espacios y cargos “expectables”, bajo la presión y/o la amenaza de “ir a una interna”. Siempre hay que agotar el diálogo en busca del consenso, pero si este no se da, posturas antagónicas entre sí se resuelven urnas mediante, no hay otro mecanismo, al menos en democracia.
Concluyo diciendo que la UNION CIVICA RADICAL tiene el enorme desafío de constituirse en la alternativa política para gobernar la Provincia de Córdoba y la República Argentina en el año 2015, sin renuncias ni claudicaciones en sus convicciones, con una propuesta real y confiable hacia la gente. Sin transas, sin contubernios ni entuertos raros. El que lo haga, dependerá de sus dirigentes y militantes, ya que todos tenemos responsabilidades, en el grado que nos toque, de llevar adelante.

Sebastián Tasart



Apostillas del Plenario

*Para los analistas y observadores políticos llamó la atención la ausencia de figuras como Mario Negri, Oscar Aguad, Carlos Becerra, Eduardo César Angeloz y Juan Jure.

*Tanto en la apertura como en el cierre del plenario, Ramón Mestre sostuvo que el gobierno de Unión por Córdoba se encuentra “en fin de ciclo”, “esta agotado” remarcó, y abundó sosteniendo que no estaba enojado con el gobierno, ni nada que se le parezca, pero que no se estaba respondiendo a las necesidades de los intendentes, y que estaban esperando un cambio de actitud.

*Mestre aseguró que se están llevando conversaciones con todos los sectores afines porque las posibilidades de acceder al gobierno en 2015 son ciertas, en este terreno desde otros sectores se mantenía que se hace necesario tener un planteo cohesionado para avanzar en el diálogo interpartidario y que para ello es imprescindible tener un Comité con actitud coherente, como también que todo tipo de confluencia debe llevar como columna vertebral a la Unión Cívica Radical.

*También el líder provincial descartó su candidatura a gobernador, como lo señalan algunas versiones, sobre el particular dijo que es tiempo de abocarse al gobierno con seriedad y no de satisfacer cuestiones personales.

*Dentro de las decisiones inmediatas se resolvió prorrogar a las autoridades partidarias por 180 días, aunque tal decisión quedó para ser refrendada por el Congreso Partidario que se reuniría a fin de mes.

N.H.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal