Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

jueves, 15 de abril de 2010

La oposición exige información sobre convenio anterior y actual con Ares S.A. por exhibición de publicidad en locales Neverland

Los concejales oficialistas se mostraron desmemoriados e irresolutos, razón por la cual desestimaron el tratamiento sobre tablas de un Pedido de Informes para conocer en qué forma se ejecuto el convenio anterior con Ares S.A., pasando la iniciativa a Comisión. Nuevamente se discute sobre un hecho consumado, ya que el contrato comenzó a ejecutarse el 1 de abril con pago del 50% de la obligación en esa misma fecha.

La bancada de la oposición (UCR – PN) intentó, sin lograrlo, concretar un Pedido de Informes al poder Ejecutivo faldense para conocer cómo se ejecuto el primer contrato de publicidad con la empresa Ares S. A.
El tratamiento sobre tablas, para agilizar la información, mocionado por la oposición, fracasó porque el oficialismo aplicó la mayoría no dando lugar al debate y decidió pasar la resolución a Comisión.
El documento elevado a consideración señala que “VISTO: La difusión en un medio local de que se habría celebrado un nuevo contrato entre la Municipalidad de La Falda y la firma “ARES S.A.” el que tiene por objeto la publicidad estática en los locales de entretenimiento de la mencionada empresa.

Y CONSIDERANDO: Que en el curso del año anterior las mismas partes contrataron con igual objeto desconociéndose hasta la fecha todo cuanto concierne a la ejecución de ese contrato.
Que el considerable costo que irroga dicha publicidad impone el conocimiento del modo en que se ha efectivizado el contrato y los efectos del mismo a los fines de evaluar una nueva contratación.

En función de ello R E S U E L V E: Art. 1º: Solicitar al Poder Ejecutivo Municipal proceda a informar en el término de cinco días: a) Cantidad de folletería, detallando la misma, que le fuera entregada a la firma ARES S.A. para ser exhibida en sus locales en cumplimiento del contrato de publicidad celebrado en el año 2009.
b) Costo de esa folletería, acompañando los comprobantes.
c) Locales de ARES S.A. donde fueron exhibidos y el tiempo de exhibición en cada caso.
d) Razones por las que se considera conveniente una nueva contratación a igual efecto.

Con la intención de conseguir el apoyo del cuerpo en pleno, los ediles Luis Kessler y Claudio Stevenot argumentaron que “el año pasado (el contrato) pasó por el Concejo Deliberante y se criticó porque aparecía como poco conveniente por la falta de dinero que manifestaba, en esa época, la administración municipal.
A cuatro meses de la fecha de iniciación del contrato, el Secretario de Hacienda Jorge Pafundo decía desconocer que había sucedido y que se intentaría concretar un nuevo convenio. Lo que manifestaba aquel contrato era que si la municipalidad no usaba los espacios convenidos en los seis meses establecidos debía pagarlos sin derecho a reclamo alguno. Lo que se quiere saber es qué pasó con ello, qué resultados dio…por eso se hace necesario saber qué pasó para aprobar el actual, que aún no ha sido elevado a tratamiento…”.
No consiguieron convencer a los desmemoriados concejales oficialistas, que simularon buscar el contrato anterior sin éxito, y en consecuencia propusieron pasar a Comisión la resolución elevada.

Recuadro
Amnesia parcial

Llama poderosamente la atención, que el bloque de concejales oficialistas no recuerde las incidencias que se dieron tras la firma del contrato anterior con Ares S.A., como tampoco las declaraciones expresadas, en el seno de ese cuerpo, por el Secretario de Economía y Hacienda Jorge Pafundo en referencia a que por razones atribuibles al municipio no se había podido hacer uso de los espacios pautados, en esa oportunidad, cuatro meses después de haberse puesto en ejecución el convenio. Lo que significaba que algo más de 66 mil pesos habían sido invertidos en nada. Cabe recordar que aquel se iniciaba en Abril de 2009 y las declaraciones o excusas de Pafundo se realizaron en julio del mismo año.
Habrá que considerar, una vez más, que nos encontramos ante una de las tantas afecciones de Amnesia Parcial que suelen padecer los Concejales oficialistas cuando no tienen nada que decir o no han recibido las directivas pertinentes.
Otra de las cuestiones que pone en el tapete este convenio es que, como en tantas ocasiones anteriores, se vuelve a discutir sobre un hecho consumado, porque no debemos olvidarnos que el nuevo contrato tiene como periodo de ejecución entre el 1 de abril y el 31 de setiembre de 2010, habiéndose ya pagado el 50% de esa obligación el mismo 1 de abril. Es decir que el contrato se encuentra en vigencia y aún no ha sido tratado por el Concejo Deliberante.
Si esto no es considerado un abuso de poder, qué lo es. Más aún, si tal convenio excede los límites de la compra directa.

No parece ser esta la forma transparente de gestión que dice viene concretando el intendente Marcos Sestopal, aunque evidencia una astuta y experimentada estrategia para evadir el control de sus decisiones y administración.

N.H.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal