Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

sábado, 25 de abril de 2015

Arcoop: explicaciones y disculpas por un incremento de tarifas considerado desmesurado y abusivo

Desde la ARCoop se manifiesta que el incremento real es de un 32%, que lo abultado de la factura es en razón de que los meses de enero y febrero retroactivos se cobrarán en marzo y abril, y que luego podrá observarse el aumento antes mencionado. En cuanto al aporte por 36 meses de $19,20 para obras de infraestructura se debe a la falta de mantenimiento de la red y a la no actualización en tiempo y forma de las tarifas, las que se acuerdan más con criterios políticos que en base a costos. Se observa ineficiencia en el cobro del servicio.

Las facturas del servicio de cloacas prestado por ARCoop llegaron a los usuarios con incrementos de entre el 80 y 90 por ciento y los vecinos hicieron escuchar su queja ante este medio, en función de ello entrevistamos al Coordinador General de la empresa en La Falda, Jorge Pafundo, el que informó que “corresponden algunas aclaraciones, inclusive algunas disculpas. Las aclaraciones en el orden cronológico son: en el mes de diciembre del año pasado, después de la Audiencia Pública correspondiente, el ERSEP emitió un dictamen autorizando un cambio en las tarifas, que es una cosa que más allá de que nos duela a todos los argentinos porque quisiéramos no vivir en un proceso inflacionario, está como está todo, y el aumento autorizado, del cual aquí en la oficina, para el que lo quiera ver, hay una copia a disposición, fue del 31,8%, más un cargo fijo para obras de recomponer la infraestructura que está atrasada de $19,20, creo, por cada conexión. Ese es el aumento que debería haber reflejado todo usuario en su tarifa, haciendo la salvedad de que como recién el aumento se pudo facturar el mes pasado, en el cargo de este mes y el que viene van a tener el retroactivo de enero en un mes y de febrero en el otro, y es de suponer que si no ponemos el dedo en la computadora al tercer mes va a volver a los valores que he suministrado, que si compara las facturas de diciembre del año pasado con las actuales va a ver reflejado el incremento de un 32 ó 33%. Supongamos que alguien pagaba $200, para que quede claro, tiene que tener una factura de 260 a 270 pesos, si pagaba $100, que es un valor promedio para el servicio residencial, en este momento debe haber una factura de 150 pesos sino más, esa es la relación que debe haber en las facturas. Qué pasa con esto, uno, por primera vez en muchos años esto requiere una aprobación por parte del ente concedente que es el gobierno de la provincia, que no conozco perfectamente los detalles porque mi función es acá, pero hay un problema de tiempo que no ha sido explícitamente firmado, creo que en los procedimientos, al menos me llegó así la información, son estas cosas que tienen un plazo para poner en funcionamiento y que el plazo se ha cumplido faltando un trámite burocrático, algo que suele pasar en la relación de las partes públicas, que cuando uno escucha al que sabe explicar lo entiende, pero a los usuarios u operadores de algún sistema concesionado como éste le traen estas dificultades de malestar y tener que explicar las cosas según nosotros las vemos. Los detalles podemos explicarlos en la oficina a cada uno, para que si bien en la primera molestia que sufrimos cuando sube la azúcar, la luz o las cloacas en este caso, esto está en un contexto general que lamentablemente individualmente no podemos evitar. La segunda, y acá si son las disculpas por un error propio, propio en referencia a la empresa que da el servicio, unos errores de facturación particularmente en la faz comercial que tiene que ver con el alojamiento, porque se calculó ese cargo fijo sobre las plazas en lugar de calcularlo sobre las conexiones, cuando vea una gran diferencia entre lo que pagaba y ahora tiene que pagar, que supere lo que mencioné antes del 30 o 35% lo que pedimos es que no la pague, se acerque a la oficina y le reharemos la facturación que en el sistema ya está corregida, es un error que se ha deslizado por los apuros y por los no debidos controles, en definitiva responsabilidad de la empresa. Esto es cierto, pero es todo lo que corresponde aclarar…el aumento existe, está dentro de lo que ha aumentado todo, y que al aplicarse la gente tiene estas inquietudes”.
En cuanto a qué significa el canon por inversión en infraestructura y su prolongación por 36 meses, mantuvo que “voy a explicar esto lo mejor que pueda. El sistema está concesionado a la ARCoop desde el año 2002, pero como suele pasar muchísimas veces con tarifas que están atrasadas, se discuten técnicamente pero se aplican con criterios que a veces son más políticos que de realidades, no reflejan las realidades de los costos. De manera que el sistema ha venido funcionando siempre en deterioro de mantenimiento de las instalaciones, los sistemas de saneamiento, como de cualquier servicio público, tienen esta dualidad nos resultan caros para los usuarios pero la plata nunca alcanza para mantenerlos y actualizándolos en la medida que se suman usuarios, y de hecho, lo puedo decir con una visión un tanto ajena, porque estoy en la empresa desde hace pocos meses, lo que se puede ver es que en los trece años de concesión no se ha ido realizando el mantenimiento y el mejoramiento, en algunos el sufrir por no poder dar un buen servicio al usuario, por no poder reemplazar a arreglar redes viejas, porque siempre se ha trabajado con una tarifa demasiado ajustada, demasiado reducida, esto siempre es difícil de conformar y de tener un buen equilibrio, uno quiere que las taifas públicas no sean caras para que la gente no tenga dificultad en pagarlas, pero hay que darse cuenta también que la tarifa debe incorporar algo para que se pueda mantener razonablemente el sistema actualizado. El ERSEP entendió esto, después de muchos años de reclamo, y por eso autorizó un cargo que solamente debe aplicarse para obras de infraestructura, qué llamamos a esto: renovar equipos de las plantas de tratamiento que son necesarios para poder soportar el mayor caudal para dar servicio a mayor cantidad de usuarios, cambiar algunos caños que son críticos por estar obsoletos, en La Falda por ejemplo, hay caños que aun son de barro o cemento, hoy se usa el plástico que por lo que sabemos es mejor, hay que arreglar todo el equipamiento, hasta móviles no tenemos, muchas veces se tiene la gente para realizar la atención y no tenemos un móvil con que llevarlos. Es decir se fue dejando de lado la actualización de las herramientas para trabajar y prestar el servicio y ha pedido de la prestataria y el poder concedente del ERSEP lo entendió así y dio esta cuota de 19 pesos y monedas, por treinta y seis meses, con afectación especial a obras, de las cuales hay planes presentados los que se han autorizado en forma parcial a lo que se pidió, pero que es un paso adelante. Los usuarios no van a ver esto en forma inmediata, porque que cambiemos los caños donde están deteriorados lo verán dos o tres vecinos que sufren el problema y los demás no, pero se tiene que saber que el sistema debe estar actualizado porque sino después aparecen las crisis que son muy difíciles de resolver y soportar”.
En referencia a los ingresos que representaría el aporte para obras, apuntó que “esto significa un ingreso, hemos calculado por el nivel de la gente que paga porque no todos pueden hacerlo, de no más de 70 ó 80 mil pesos por mes. Reparar un aireador cuesta entre 50 y 60 mil pesos, hablo de algo concreto, la reparación de una bomba que utilizamos en la planta de Valle Hermoso nos presupuestaron, no sé cómo lo vamos a hacer y decidir, está en trámite, 5.000 dólares más impuestos, y estamos hablando de un dispositivo cuando tenemos entre cuarenta y cincuenta. Entonces, a nivel individual 70 ó 80 mil pesos es toda una fortuna, para un sistema que tiene entre 11.000 y 12.000 usuarios no parece tanto. Es atender una red que va desde Villa Giardino a Valle Hermoso, no todos están alcanzados por la red de cloacas pero una gran mayoría sí… Los costos para mantener un sistema amplio siempre son amplios”.
Se le planteó que con 11.000 usuarios los ingresos percibidos por ese ítem estarían por encima de lo ponderado, explicando que “entiendo lo que decís, pero te acabo de decir que no todos pagan como corresponde. Nosotros hemos calculado que los ingresos por este ingreso especifico será a lo más de 80 mil pesos, porque tenemos un nivel de cobranza determinado que tratar de cobrar mejor es siempre un objetivo, pero que no es fácil de conseguir, hay gente que no paga porque le parece que no debe pagar, en tiempos de inflación a veces la gente hace unos cálculos un tanto extraños y piensa que en tanto más tarde pague le sale más barato, cada uno hace sus cuentas hay que respetar su criterio, pero de momento la plata no entra. Segundo, hay gente que no paga porque hasta no sabe que tiene que pagar, esto pasa, hay gente que no paga porque no vive en la zona, viene y paga todo junto en verano, en tanto la plata que necesitamos todos los días no está, y también hay gente que no paga porque no puede, hay de todo en un sistema generalizado como éste”.
Ante ello se le consultó por el porcentaje de incobrables, respondiendo que “no te lo puedo precisar, recién empezamos a trabajar en esto y no quiero equivocarme. Sé que es alto, porqué, porque la cloaca no se puede cortar, hay gente que no paga porque cree que es muy caro y no tendría que pagarlo, hay toda una discusión respecto a esto, hay lugares donde la red pasa pero como la casa está por debajo de la red, por la orografía que tenemos en la ciudad, hasta acá esa gente tienen disponibilidad de red pero no puede conectarse, esa gente no está obligada a pagar hoy, estamos trabajando en el tema para que, primero, pague lo que le corresponde pagar porque el tema de la cobranza no es sólo necesaria para vivir y trabajar, cobrar mal es también una gran injusticia para los que hacen el esfuerzo de pagar, porque, como no todos pagan o lo hacen pocos, tienen un mal servicio. Entonces, quienes me conocen saben que voy a sostener siempre este criterio porque no es poner la parte económica en primer plano, lo hará en segundo o tercer plano, pero hay que tratar de entender estas otras cosas, que además de dar un servicio trabajando, hay que buscar que haya equidad, esto es que las obligaciones y los derechos nos alcancen a todos, y a veces pasa que los derechos nos tienen que alcanzar a todos y las obligaciones no. En eso trabajamos, con la ley en la mano, y vamos a recordarles a los que no pagan, pudiendo, que vamos a hacer lo posible para cobrarles, que es lo que corresponde y porque es injusto que no podamos dar un servicio mejor porque hay algunos que no cumplen con la obligación de pagar”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal