Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

viernes, 27 de febrero de 2015

El día del amor en un colérico mes estival

Es difícil poder alejarse de las letras que Gabriel García Márquez introdujo en nuestras memorias y sentimientos. A su Colombia natal otras cóleras biológicas o no, la sacudían con inusitada fuerza, más el amor, no dormía, latente o exacerbado cuando ya parecía que el ciclo vital perecía, volvió a renacer y cómo. El amor y sus vaivenes sacuden con tanta o más fuerza a los más pequeños, directa o indirectamente. La pareja discute, el clima enrarecido en la mesa es percibido a pesar del televisor prendido con el noticiero y algún oportuno o no, chiste del padre. La alegría de haber regresado de las vacaciones “sanos y salvos” luego de un vendaval donde casi no se veía nada del camino y encontrar que en el hogar no faltaba nada, que se celebró con gritos de ¡hurra! hasta por la mascota, se había desvanecido rápidamente. María José le pregunto en voz baja a su madre si pasaba algo raro o había riesgo de separación. El gesto-respuesta inmediata fue ¡descártalo! Esa noche José María, mojó su cama, algo que no ocurría desde hace tiempo. La sorpresa la dio María José no con sus palabras sino con su cuerpo, al entrar al baño sin aviso su madre, tal como lo hacía inoportunamente durante la ducha, a pesar de los ruegos o recriminaciones previas. Dos moretones en el brazo y muslo le habían llamado la atención. Desde aquel encierro de José María con la llave trabada desde adentro, la puerta quedaba sin ese cierre tan requerido… pero no más “accidentes”. Hubo llanto, reproches, pero al final vino la respuesta que insistentemente pidió su madre. Había violencia en el noviazgo, no se respetaban los tiempos de cada uno, se querían pero no se respetaban, ayer en el reencuentro se superaron los límites.
Este relato, donde la ficción y la realidad se amalgaman en pro de un llamado de atención, parte de un pediatra que percibió un sensible cambio en los problemas que motivaban las consultas en los últimos años. En sus inicios era el sarampión, la diarrea y la meningitis la preocupación mayor. Los avances en prevención, las vacunas gratuitas, la educación sanitaria contribuyeron al cambio tanto como las redes de agua potable o cloacales. Hoy son otras y el relato previo es parte de nuestra preocupación cotidiana. En el día de los enamorados La Nación (1) nos actualiza con esta información: Las víctimas de los noviazgos violentos suelen ser mujeres de entre 14 y 21 años y los rasgos fundamentales de estas relaciones son la asimetría de poder y la dominación que ejerce uno sobre otro, el sometimiento y la posesividad, que conllevan a que la mujer llegue a un estado de indefensión, caracterizado por el aislamiento, la baja autoestima, la negación de la situación y la dependencia emocional. Esto es lo que llamamos la parte apenas visible del iceberg, en su punta están las trágicas muertes que los noticieros los espacios dedicados a banalidades recrean durante días, semanas o meses según el rating de los mismos. No es la primera vez que nos ocupamos del tema, el municipio con CIPLA y la UNC realizaron varias actividades al respecto. No obstante como “la mitad de las mujeres adultas que conviven con parejas violentas afirmaron que las situaciones de violencia tuvieron su origen en el período del noviazgo”, el diario une los avisos publicitarios sobre la ofertas para ese día con un nuevo llamado de atención.
José María expresó con su esfínter vesical, el temor que su hermana pudo expresar con palabras. Mojar la cama, no jugar, ponerse agresivo son otras formas en que la angustia por un latente conflicto entre sus padres, se hace presente. Los conflictos son parte inherente a la condición humana tanto como la capacidad de afrontarlos de un modo racional, anteponiendo las bases que sustentaron el proyecto familiar como los valores de cada uno de sus integrantes. No siempre el final es feliz, tanto como afortunadamente un agudo conflicto que parecía terminal, concluye con un reinicio, con valiosos aprendizajes. Hace algún tiempo en esas lecturas de avances en neurociencias, encontré algunas razones en procura de entendernos un poco más. El amor y el odio comparten 3 áreas cerebrales, 2 algo primitivas, de nuestros antecedentes como primates y otra, la corteza cerebral frontal, bastante, en varios miles de años, más moderna. Las 3 participan en cada momento de amor o de la eclosión de odio. Pero mientras, en el odio la corteza se enciende (así se presenta en las neuro-imágenes) en el amor se adormece… de allí que “el amor es ciego” o “el amor es ciego y la locura lo acompaña”, como se denomina un cuento del que tengo noticias gracias a internet.
Volvamos al principio de esta nota, donde en plena comida familiar, la calidez habitual o un enfriamiento transitorio solo percibido por quienes mantienen ese vínculo inalámbrico que es el afecto o apego, se rompe para dar lugar a los argumentos o injurias que las redes de facebook y otras nos hacen llegar. Ya no se trata de cómo hacerse cargo de las deudas contraídas por compras no planificadas… pero que “eran una oportunidad única”, sino por un tema que dejó de estar donde debería estar, un problema legal o judicial, es decir en la justicia o en el congreso de la nación para ubicarse en medio de la familia, de la sociedad, de los pueblos y ciudades. ¿Son los medios masivos y todavía oligo-politizados a pesar de que una ley los obligaba a dispersar sus posesiones ilegales en tiempo y forma, los únicos comprometidos de esta agudización de un drama que lleva más de 20 años? ¿Son los partidos políticos opositores en actos de oportunismo táctico o un gobierno al que accedían con facilidad “gestores” truchos los responsables de lo que acontece? ¿Son Fiscales que durante estos años no investigaron o desviaron la investigación, con incentivos que partían de los servicios de inteligencia del propio estado? ¿Son los poderes extra nacionales incluyendo embajadas, servicios de inteligencia, fondos de inversión inescrupulosos y carroñeros los que alientan rupturas, conflictos y golpes, a 30 años de una democracia imperfecta pero perfectible?
La madre asistirá a la marcha convocada para el 18F. La conmueve la muerte de un hombre que debería haber fundamentado, en vida, en el congreso nacional, su gravísima acusación contra esa…Lo han matado para que no hable, lo dicen todos. El padre le ha dicho que “vos te harás cargo de las deudas, si el golpe blando triunfa como en otras oportunidades y se viene una nueva brusca devaluación del peso, que es lo que buscan los empresarios deseosos nuevamente de obtener réditos rápidos sin esfuerzo”. El que escribe esta nota, confiesa estar también perplejo. La misma voz que por un medio local hace 20 años defendía posturas antisemitas, hoy es uno de los convocantes a la marcha. Pienso que se ha producido un cambio honesto. Todos tenemos derecho a equivocarnos a enmendar nuestros errores y mejor si los reconocemos públicamente.
En busca de una mirada esclarecedora, imparcial y fuertemente crítica al gobierno nacional, finalizo con las declaraciones públicas, escasísimamente difundidas por medio oficiales y privados, del Dr. Luís Moreno Ocampo (2) (El ex fiscal adjunto del Juicio a las Juntas militares y ex fiscal general de la Corte Penal Internacional) calificó de "raro" qué Nisman hablara como si tuviera prueba porque "por ahora hay cero pruebas". "Yo me tomé el trabajo de leer las páginas esas y la verdad que no hay pruebas de que la Presidenta o alguien haya hecho un acuerdo para la impunidad" concluye "Lo que pasa es que la Argentina necesita un FBI, no una CIA. Tenemos una CIA operando para adentro y necesitamos un FBI". Y añadió: "Adentro no se puede operar. Ese fue el resultado de lo que aprendimos en los 70. No se puede hacer inteligencia adentro de la Argentina; transformarnos en amigos y enemigos".
Concluyo: los conflictos dentro de una familia deben afrontarse pensando en los niños que los padecen a su modo o que por nuestra ansiedad, sobrellevan graves problemas sin que los percibamos.
La Falda goza de una de las mejores temporadas que hemos vivido, lo que sería imposible sin trabajo, sin recursos básicos y sin esperanza. Solo falta nuestra buena dosis de tolerancia y capacidad de reflexión.

Benjamín Malamud


(1)Violencia de género, 12 de febrero de 2015, La Nación.
(2) https://mail.google.com/mail/u/0/#inbox?compose=14b8a2fbe11dc582

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal