Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

viernes, 6 de febrero de 2015

Ernesto Sanz: “estamos en una etapa superadora a UNEN, en la idea de integrar al PRO y otras fuerzas con las que se pueda consensuar gobernabilidad”

El Senador Nacional y Precandidato a Presidente por el radicalismo, Ernesto Sanz, visitó La Falda y expuso su pensamiento en cuanto al momento que vive la política del país y las posibilidades de construir un frente opositor amplio que gane las elecciones, porque si se pierden “por culpa nuestra y de la fragmentación opositora, y el kirchnerismo sigue en el poder, la verdad, me daría tanta vergüenza que me escondería en mi casa y no haría más política” dijo.

Requerido por los hechos que involucran la muerte del Fiscal Alberto Nisman, definió que “la muerte del Fiscal Nisman y la denuncia previa que había realizado no son una cuestión del Derecho Penal, no son una cuestión criminológica que tenga que tener la atención de los argentinos sólo de los aspectos que hacen al expediente judicial, que, desde luego, no es menor el esclarecimiento de lo que pasó con el fiscal, al contrario, se transforma en una cuestión central para la Argentina. Pero lo que digo, es que más allá de esta cuestión penal, la causa, el caso, que rodea a la muerte de Nisman es una cuestión institucional, de extrema gravedad institucional, que pone arriba de la mesa, a la vista de todos los argentinos, y lamentablemente del mundo, el deterioro institucional de la Argentina y la descomposición de un modelo de acumulación de poder político y económico que ha sido el kirchnerismo en los últimos doce años, que abre el telón sobre cuestiones inclusive que formaban parte de un gran agujero negro de la institucionalidad Argentina, como son los servicios de inteligencia, los servicios secretos, pero que también involucra al funcionamiento de la Justicia, la política de relaciones exteriores, porque no hay que olvidar que no estaríamos hablando de esto, ni habría un fiscal muerto, si hace dos años no se hubiera firmado un Memorándum de Entendimiento con Iran, que nos coloca en un costado del mundo a contramano de los países con los que toda la vida tuvimos relaciones y los países serios y desarrollados del mundo. Así que lo que quiero decir, es que estamos donde estamos y estamos como estamos hoy, discutiendo estas cosas en Argentina porque la discusión de fondo es si vamos a seguir conviviendo con este modelo institucional decadente y de deterioro progresivo o si la sociedad Argentina está dispuesta, a partir de lo de Nisman, y a partir de todo lo que ha pasado antes y después, a formular un gran cambio y a hacer una apuesta de futuro con un modelo distinto, un modelo de progreso y desarrollo, ético, republicano. Nosotros, desde el radicalismo, creo que no hace que digamos dónde estamos, estamos del lado de la inmensa mayoría de la sociedad que quiere un cambio profundo, lo hemos expresado con mucha dureza, porque esta hora exige prudencia, que la hemos tenido, pero también dureza, no es una hora para tibiezas, es una hora para decir de qué lado estamos. Nosotros estamos del lado de la verdad, de la Justicia, de la decencia, de la recuperación democrática y el desarrollo del progreso”.
La respuesta dio para interrogar por de qué lado está la gente, interpretando que “la inmensa mayoría, diría más del setenta por ciento de los argentinos, está del lado de la verdad, no creyendo el relato oficial, al contrario, harta del engaño, de la mentira, de los enfrentamientos, la confrontación, las palabras fuera de lugar, está necesitando a gritos, por lo menos es lo que veo, lo que siento, lo que me trasmite la gente, necesitando un aire fresco, abrir una puerta para que entre oxigeno, y esto se llama cambio. En los países hay momentos, sobre todo en los momentos electorales, en donde hay dos palabras que están encima de la mesa y son las grandes protagonistas, una de ellas es continuidad y la otra cambio. Así como en la Argentina de los últimos años la clave fue continuidad, la palabra clave ahora es cambio, así que no tengo dudas de dónde está la mayoría de los argentinos”.
Se le planteó que esos mismos argentinos, tal vez, no creen en el esclarecimiento de los hechos que se encuentran en trámite en la Justicia, sosteniendo que “la Justicia argentina, hoy, tiene un desafío extraordinario y nosotros, desde los otros poderes del Estado, de la política, también tenemos el desafío de proteger y garantizar a la Justicia, porque la Justicia argentina sabe hoy, por lo menos el miércoles antes de venir acá, con Mario (Negri) que es el Presidente del Bloque de Diputados y otras autoridades de mi partido, fuimos a una entrevista a la Asociación de Magistrados y Fiscales., estaban ahí los principales jueces y fiscales del país, por supuesto los independientes, ellos saben mejor que nadie que la lupa de la sociedad está puesta en la Justicia, en el Caso Boudou, que lo tiene una cámara para confirmar o no el procesamiento del Vicepresidente, y en la causa Nisman, yo estoy viendo señales alentadoras, por ejemplo, que luego de la Cadena Nacional donde la Presidente se puso en comentarista, opinóloga, inclusive con algunos comentarios totalmente fuera de lugar, incriminando a un testigo y demás, que la fiscal de la causa saliera a cruzarla a la Presidente, a decirle mire esto no es verdad, la línea de investigación va por este lado, lo que usted dice no es cierto, a mi por lo menos me alienta. A mi me pasa lo mismo que a Ud. o a cualquier ciudadano que tiene un pesimismo, una suerte de escepticismo, porque hay muchos casos que han quedado impunes. La verdad, hoy, la Justicia siente, lo hemos visto, que este caso es una bisagra. Así que habrá que esperar los próximos días”.
Agregó que “el proyecto que está por enviar, acaba de entrar, me dicen, por Senadores, pero podemos adelantar que esto no se resuelve con el proyecto, lo único que hace es desviar la atención, transforma lo que antes era la SIDE en una Agencia Federal, pero no cambia la concepción del gobierno que es utilizar la inteligencia para el espionaje interno. Le saca a lo que antes era la SIDE las escuchas telefónicas y se las manda a la Procuradora General de la Nación, oh casualidad, la persona que hoy tiene más poder y que está haciendo las cosas a medida del gobierno en materia de los fiscales…y para colmo, lo digo acá, en esta zona, porque sé hay influencia territorial cercana del personaje del que voy hablar, en Cosquín, la verdadera inteligencia de la que se vale desde hace dos años el gobierno para seguir espiando, a nosotros, a empresarios, a jueces, periodistas y demás, es la del ejercito a cargo del General Milani, de eso no se habla, ni se cambia una palabra, y eso está alimentado por un presupuesto extraordinario que se votó el año pasado. Entonces, fíjense cuál es el menú, una ley que no cambia nada y es sólo una fachada, las escuchas que pasan a un ámbito que sigue manejando el gobierno, y la inteligencia real del espionaje que se sigue manejando por el ejercito, qué cambió, cuál es la reforma. Saben que hay detrás de todo esto, una gran mentira y una autoamnistía, porque con esta nueva ley lo que se pretende es igual que cuando se mando la ley de Ciccone para tratar de tapar toda la mugre que venía con ese caso, mandaron una ley y se estatizó Ciccone. Entonces, nadie podía hablar de lo que pasaba antes, ahora, mandan esta y pareciera que nadie podrá hablar de lo que pasó en los últimos doce años de la SIDE. Para el ciudadano común, que a veces no entiende, esos años fueron tenebrosos, años de un sistema de inteligencia dedicado a espiar, dedicado a armar operaciones, lo que significa inventar cosas contra un opositor, un juez, un periodista, inventar causas, inventar denuncias penales o publicarlas en los diarios para desprestigiarlos… Pues, nosotros no nos vamos a prestar a esa farsa, no vamos a prestarnos a ese debate, vamos a hacer otras cosas juntos, todos los opositores, vamos a ir a la marcha del miércoles, una movilización del Congreso a Plaza de Mayo, que va a ser multitudinaria, acuérdense lo que les digo, y otras en el Congreso, no vamos a permitir que estas cosas tapen a NIsman…”.
Ingresando en el terreno político electoral, informó que “estamos en una etapa posterior a UNEN y a la competencia de UNEN, estamos en una etapa superadora de eso, estamos apostando a algo más fuerte, más potente, apostamos a ampliar ese frente, a construir un frente más grande, con otros actores, con otros partidos, de tal manera que ese frente garantice un gobierno de coalición fuerte en la Argentina que viene. Lo pensábamos hace tiempo, lo pensamos mucho más ahora, después de lo de Nisman, estamos hablando de ampliar el frente hacia todas aquellas fuerzas que estén realmente detrás de un programa de cambio, previamente habiéndonos puesto de acuerdo en un programa. No es un amontonamiento, es primero ponernos de acuerdo en un programa y después hablar de la mayoría parlamentaria para sustentarlo, y luego dirimir las candidaturas presidenciales en una primaria, en donde el radicalismo irá con su fórmula y los demás irán con otras fórmulas, pero hay que pensar en ampliar esto, porque así como hace un año desde el radicalismo dijimos que con el radicalismo solo no alcanzaba, pero que sin el radicalismo era imposible armar un frente, y salimos a buscar lo de UNEN, ahora desde UNEN decimos que no alcanza y por eso vamos a salir a buscar un acuerdo mayor…El 14 de marzo tenemos convención de la Unión Cívica Radical, le puedo asegurar que detrás de esta idea de protagonizar un acuerdo amplio y generoso que le de gobernabilidad a la Argentina, va a estar la inmensa mayoría de los radicales, de ello no me cabe duda, y después en UNEN estamos convenciendo, vamos a ver si estos aliados también se suman, y hacia fuera hay muchísimos ciudadanos comunes, ni hablar, ando por la calle y la gente me agarra y me dice que hay que unirse, juntarse, tengan una alternativa de cambio, desalojen a esta gente…”.
Consultado por si este posicionamiento era la vuelta al PRO, mantuvo que “no es la vuelta, es la idea de sumar al PRO y otras fuerzas con las que se pueda coincidir. Cuando digo hay que buscar afuera, en la Argentina no hay mucho en el marco de la oposición. Mi pensamiento es que si uno es capaz de ponerse de acuerdo en un programa de gobierno común, no tengo límites. Si ese programa es progresista, de desarrollo, republicano, decente y de valores, no tengo límites para formar un acuerdo, porque lo que no quiero para mi partido, ni para la oposición, es que después de transcurrido este año, por culpa nuestra y de la fragmentación opositora, el kirchnerismo siga en el poder. La verdad me daría tanta vergüenza que me escondería en mi casa y no haría más política. Sinceramente, lo digo”.
Se le preguntó por si en Córdoba ese acuerdo incluye o excluye a Luis Juez, argumentando que “el marco de acuerdo del radicalismo de Córdoba lo va a dar solo el radicalismo de Córdoba y sus dirigentes. El radicalismo de Córdoba si asume, espérese al domingo, que si (José Manuel) De La Sota fija la fecha de las elecciones, el radicalismo de Córdoba el lunes empezará a dar respuestas. Si el radicalismo cordobés se pone las pilas y lleva adelante este proyecto que creo debe tener un gran acuerdo en la provincia, el radicalismo va a poder decir con este si y con este no. En eso no me voy a meter, es decisión de los radicales cordobeses”.
Se le refirió que parecía que estaba avanzada la inclusión del PRO, respondiendo que “No, avanzado no. A ver, en los últimos días en el Congreso, y no sólo involucro al PRO, también pueden haber otras fuerzas, por tercera vez voy a hablar del acto que hubo en el despacho de Mario Negri, porque para mi ha sido central, porque ahí vi, lo que hacia tiempo no veía, una clara posición de la oposición de dejar de lado diferencias y concentrarse en una estrategia común, en una mirada común. Si después de esto vienen las conversaciones, como estamos empezando a tenerlas sobre un programa de gobierno, y si después de eso viene la definición electoral, diría que este año será muy trascendente para la Argentina. Tengo expectativa, mucho entusiasmo, a esta altura de mi vida tengo los pies sobre la tierra, no ando vendiendo lotes en la luna, utopías, sino realidades, y creo que la realidad indica que hay un setenta por ciento de argentinos, que es una mayoría social muy contundente, que está necesitando de una mayoría política que la represente, y creo que hay madurez para construir esa mayoría política”.
Se le interrogó por si el socialismo aparecía dispuesto a integrarse a ese acuerdo, definiendo que “ayer, me dicen, que Binner, en Carlos Paz, habría dicho, lo que me alegra mucho, de que él está esperando con expectativas la convención nacional del radicalismo, y si esta se dirige a un acuerdo más amplio que estaría dispuesto a competir en ese marco. Habría que ratificar esto, me lo han dicho algunos informantes, si es así, quiere decir que la realidad va imponiendo la agenda de muchos de nosotros. La realidad y la sociedad están enfilando a los dirigentes hacia un camino de unidad”.
Se le planteó si lo que viene es continuación o reconstrucción, interponiendo que “no creo en los gobiernos fundacionales, tampoco ahora, aunque la realidad del país es muy grave. No creo que el próximo gobierno tenga que comenzar de cero, hay cosas que este gobierno ha hecho y sobre las cuales hay que avanzar, otras en las que hay que echar marcha atrás, cambiarlas, darlas vuelta como una media y ahí si empezar de nuevo. Por ejemplo, sistema de jubilaciones, desde el radicalismo defendimos siempre el sistema de reparto, lo que hay que discutir es que el ANSES se financie genuinamente y que además no financie con la plata de los jubilados el déficit del tesoro nacional. Aerolíneas tiene que seguir siendo línea de bandera, pero no debe tener un déficit de dos millones de dólares por día, una locura. Fútbol para Todos debe seguir siendo Fútbol para Todos, pero hay que vender publicidad para que no le cueste un centavo al gobierno, hoy, la “Brujita” Verón, Presidente del Club Estudiantes de La Plata, que no sé si es peronista, radical, socialista, no sé, ha dicho que la plata que el gobierno gasta en Fútbol para Todos debería ser para hospitales y escuelas, tengo ganas de irme a La Plata para darle un abrazo, porque me parece que esa es una definición extraordinaria. YPF debe seguir en manos del Estado y debe ser una herramienta de desarrollo para generar inversiones. A ver, estoy hablando de cosas a construir a partir de lo que ha hecho el kirchnerismo, ahora, dónde cambiaria totalmente, en darle un baño de decencia a este país, la CONADEP de la corrupción, para investigar y meter presos a todos los que se han servido del Estado en estos años; generaría cambios muy fuertes en la interrelación con las provincias, no puede ser que terminemos con el gobierno del kirchnerismo con el setenta y seis por ciento de los recursos en manos del gobierno nacional y sólo el 34% en los gobiernos provinciales, que esto se traslada a los intendentes, cuando digo esto, como dice el tango, se les pianta un lagrimón, eso hay que cambiarlo. Hay que hacerlo, sí, hace falta decisión política, la que tuvo (Raúl) Alfonsín que dictó la Ley de Coparticipación, que si hoy estuviera en vigencia estaríamos bárbaro, 56% para las provincias y 44% para la nación, no es tan difícil. Muchas cosas para cambiar, pero les puedo asegurar que por más herencia pesada que deje el kirchnerismo, que la va a dejar en muchas áreas, las oportunidades que tiene la Argentina son extraordinarias, los problemas son graves, pero las oportunidades son muy superiores a los problemas, y con un gobierno de coalición, que sustente la coalición, que tenga mayoría parlamentaria, que tenga equipos técnicos como corresponde, que tenga una mirada del mundo abierta, y que tenga sentido común para tomar decisiones, les puedo asegurar que Argentina, en dos años, está resolviendo gran parte de sus problemas estructurales y en un camino de desarrollo muy fuerte”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal