Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

viernes, 6 de febrero de 2015

¿Porque no lo hicieron ANTES? y ¿Porque no lo hacemos ANTES?

No son pocas las oportunidades en las que como individuos o sociedades decidimos cambiar conductas que habíamos sostenido previamente como aceptables o sostenibles. Los cambios generalmente obedecen a decisiones proactivas, previendo la posibilidad de que nuevas formas o procederes sean más eficientes o seguros, o en forma reactiva, es decir ante eventos traumáticos a escala o magnitud variable. Estos cambios se dan incluso con relativa frecuencia tanto a en el campo de la salud como en el de la política. Cuando los médicos advertimos que lo que hacemos con el fin de curar o aliviar los efectos de las enfermedades no surte los efectos deseados, buscamos donde está el error e intentamos enmendarlo. El errar es inherente a la condición humana. Mantener irreflexivamente esas conductas erróneas es muestra de irresponsabilidad profesional o social. Como ejemplo de lo que expreso, en países desarrollados como EEUU, donde el error médico es epidemiológicamente evaluado, se calculaba en 1999 que el número de muertes por errores en la atención hospitalaria equivalía a la caída de un avión jumbo por día. Cuando se traslada la preocupación por los errores al campo de la política, que al decir de Rudolf C. Virchow, “…la política no es más que una medicina a gran escala”, nos encontramos con situaciones que merecen igual consideración, entendiendo, que detrás o rodeando al error hay generalmente una multi-causalidad, donde no faltan factores propios de las personas y los de su ambiente familiar o del macro sistema económico social. La gravísima y luego demostrada, infundamentada denuncia del ex Fiscal del caso AMIA, seguida de su muerte llevó al ejecutivo nacional a terminar con la SIDE, algo que se venía reclamando desde diversos sectores desde hace bastantes años. Celebra A. Pérez Esquivel (1), premio Nobel de la Paz, la decisión de “desplazar a la conducción de la ex SIDE, de quitarle el poder de las escuchas, subordinar los servicios de inteligencia al poder democrático y a crear mejores mecanismos de control … con la nueva Agencia Federal de Inteligencia, que deberá ser concertada con todas las fuerzas democráticas y populares para una profunda reforma de las políticas de inteligencia”. Este es un ejemplo reciente de lo que estamos exponiendo, pero la lista es extensa y solamente a modo de recordatorio para los que peinamos canas, o de esclarecimiento para los jóvenes que no tienen que hacer el Servicio Militar Obligatorio (SMO), traemos lo acontecido en abril de 1994, en un cuartel de Zapala, cuando apareció muerto el soldado Omar Carrasco, que se había incorporado al SMO pocas semanas antes. ”Sus superiores dijeron que se había suicidado o había muerto de frío, pero la autopsia estableció que había sido sometido a una terrible golpiza”. La muerte de José Luis Cabezas coincidió cuando el gobernador Eduardo Duhalde, intentó reformar la Policía Bonaerense. “Le tiraron una cabeza”. Luego hubo modificaciones, en la misma persisten graves problemas estructurales. Con la muerte del joven Axel Blumberg, se generó un movimiento pidiendo más represión y leyes más severas, algo que no demostró efectividad positiva alguna. Podemos seguir los ejemplos donde hubo que reaccionar ante modelos de gestión privadas desastrosas, tales los casos de Aerolíneas Argentinas y luego de YPF, que motivaron una mayor participación del estado total o parcialmente. Y lo de los FFCC, quizás fue lo más traumático, 2 siniestros con múltiples muertos. De paso, hoy AA es una de las empresas de aviación más seguras.
¿Porqué no lo hacemos antes?
Comencé con temas dolorosos de la actualidad, que han ocupado los primeros planos en los medios de comunicación y de este modo quizás, nos hace perder objetividad ante otras realidades que creemos que es necesario rescatar. La CEPAL (2) organismo de la ONU, en su último informe “Tendencias recientes del gasto social y la inversión social en la juventud”, destaca que Argentina es uno de los países de la región con más inversión pública para mejorar la situación de los jóvenes en educación y salud, además de la reducción de la pobreza. El país realiza transferencias de recursos para los jóvenes por montos equivalentes al 3,3% del Producto, cuando la cifra para el promedio de la región asciende al 2,6 por ciento. Quienes trabajamos en prevención de todas las violencias y en especial, las que afectan a los jóvenes y adolescentes, sabemos que todo lo que se hace es poco ante las demandas sociales, pero asimismo valoramos los esfuerzos reales que se hacen, tanto aquí como nacionalmente. A nivel local, con el Informe de Gestión del Intendente Eduardo Arduh, al abrir las sesiones ordinarias del CD puso inicialmente énfasis en las inversiones realizadas en el campo de la Salud Pública a nivel municipal, algo que venimos acompañando con el objetivo de que La Falda llegue a ser un Municipio Saludable, en bien de todos los vecinos. Creemos que es el camino correcto aunque hay que avanzar aun más en el campo de los derechos sociales que deben acompañar las mejoras en recursos materiales y de planificación. No debería demorarse la “estabilización” del personal cuya precariedad laboral persistente, compromete la optimización de los resultados tanto preventivos como asistenciales. Asimismo, la demora en asumir plenamente la responsabilidad de que la Protección Integral de los Niños y Adolescente cuenten con un Consejo con amplia participación comunitaria e involucramiento de las autoridades, que vele permanentemente por su bienestar y respeto de sus derechos, es una deuda pendiente, que el municipio no debería dejar inconclusa o a la espera de un evento adverso que nuevamente nos golpee como Ciudad. Finalmente y dentro del campo de los derechos, la nota en el último número de ECOS de la luchadora social, Karina Lucero, reclamando por el impedimento a que un Camión de los Programas Nacionales que procura acercarnos el derecho a la Seguridad Alimentaria, es preocupante. Que los vecinos de los municipios cercanos, gocen de la posibilidad de acceder a alimentos lácteos básicos a un precio justo y no los de La Falda introduce una discriminación incomprensible. Las Nuevas Vacunas, el Plan Remediar, el Plan SUMAR, los planes PROGRESAR y Procrear, la AUH, etc, son patrimonio de todos los argentinos y no de un gobierno circunstancial. Se puede objetar un lugar para la instalación del medio de transporte pero inmediatamente buscar una alternativa aceptable. De la Exposición del Sr. Intendente, quizás la nota más admirada fue la del cambio sensible en la recaudación diaria y transparentada del Balneario 7 Cascadas. El porqué esto no aconteció en la gestión anterior, es una pregunta que nos venimos haciendo quienes no aceptamos conductas inapropiadas e impunidades en el manejo de los recursos del pueblo. Debe entonces destacarse que la gestión del estado municipal puede ser tan o más eficiente que la privada y que NUNCA MÁS, se reproduzca ningún despojo con un bien de todos. No se mencionó al Balneario Morecabo, realmente en muy buen estado su pileta y que podría tener también una mayor utilización por los vecinos de los barrios circundantes. Al final de su disertación, el Sr Intendente mencionó el difícil momento que vive el país, seguramente por lo señalado al inicio de esta nota. No obstante, también podría haber expresado su satisfacción por una temporada turística que nos está beneficiando bastante y que parece es buena en todo el país y en los sitios del extranjero donde los argentinos con más recursos veranean. ¿Podría haber acontecido todo este movimiento turístico sin un pueblo que está viviendo un aceptable o buen momento económico? ¿Podría haber tenido lugar este logro, tan ninguneado por el oligopolio mediático si hubiéramos accedido a lo que pedían los fondos buitres, extranjeros o locales, o de un candidato a presidente, jefe del estado capitalino, que dijo que él las pagaría?. El reconocimiento al esfuerzo de los Amigos del Museo Ambato por haber recuperado para La Falda las piezas sustraídas, podría haber incluido que la Secretaría de DDHH y la Secretaría de Cultura de la Nación, fueron sensibles al pedido y que en conjunto con nuestro municipio (tripartitamente) deberán seguir velando por esta joya que albergamos. Impactante fue el prolongado aplauso al concluir su discurso. Es mi deseo de que los análisis sin sesgos discriminantes nos permitan seguir avanzando y no esperar que como médicos o funcionarios nos vuelvan a preguntar: ¿y por qué no lo hicieron antes?

Benjamín Malamud

(1) 28/1/15 Adolfo Pérez Esquivel ¿Al servicio de quién?
(2)Comisión Económica para América Latina y el Caribe file:///D:/Mis%20Documentos/Downloads/S1420729_es.pdf

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal