Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

sábado, 18 de octubre de 2014

El Consejo de la Ciudad de La Falda elevó informe en aporte a la futura Ordenanza de Espectáculos Públicos que regirá la vida nocturna

El Consejo de la Ciudad resumió el trabajo de colectado de opiniones de los diversos sectores que hacen a la vida nocturna y su explotación en un documento donde se exponen sugerencias al Poder Legislativo que tiene en tratamiento la normativa al respecto, la que se pretende aprobar antes del inicio de la próxima temporada veraniega.

El Consejo de la Ciudad elevó al Concejo Deliberante el informe sobre lo tratado con diversos sectores a fines de tomar conocimiento y acercar una propuesta plausible como aporte a la Ordenanza de Espectáculos Públicos que se encuentra en tratamiento en el Poder Legislativo y que para algunos sectores viene con cierto retraso, considerando que se tiene impedida la habilitación de nuevos comercios del rubro desde hace tres años.
El texto completo de dicho informe ha sido receptado por esta redacción y sostiene que “Luego de las reuniones de consultas con distintos actores que serán afectados de una u otra manera por esta ordenanza: jóvenes (centros de estudiantes) y profesores, policía, CIPLA (Dr. Malamud), salud pública (Dra. Gomeñuka) y Empresarios del espectáculo, los integrantes del Consejo de la Ciudad consideramos que el espíritu de la ordenanza tendría que fortalecer estas líneas de acción:
*Debe ser clara en temas sensibles como el consumo de alcohol.
*Debe ser precisa con respecto a las responsabilidades de cada una de las partes:
*Dueños y organizadores de los espectáculos:
*Agentes de control: policía, inspectores, personal de seguridad de los espectáculos, padres de los menores.
*Sanciones previstas dentro del ámbito de aplicación municipal.
*Posible adhesión de la Municipalidad de La Falda a leyes de orden superior que reglamenten temas como: discriminación (ingresos a boliches), consumo de alcohol en lugares regulados por la ordenanza, responsabilidad penal de organizadores de eventos en caso de faltas graves, etc.
*Con respecto al personal de seguridad privado dentro de los boliches deben tener una capacitación obligatoria habilitante para poder desarrollar sus tareas con jóvenes. (la Ley Nac. 26370 es específica sobre este tema)

Es importante que sea estricta la separación entre menores de 14/15 años y los mayores de 16/18 y la prohibición a los menores de 13 años para entrar a los boliches.
Creemos que hay dos medidas que son fundamentales para mitigar el problema del alcohol:
*Control de alcoholemia previo en la entrada de los boliches (dio muy buenos resultados en los distritos donde se lo aplica)
*Prohibición total de venta de alcohol cuando se permita la entrada a menores de 16 años.

Los jóvenes expresan que muchos de ellos son discriminados en los ingresos de boliches, y también son maltratados por personal policial.
Nos parece importante que se tenga en cuenta este comentario de los jóvenes.

Consideramos que la ordenanza tendría que cumplir objetivos como:
*Promover la aplicación de otras ordenanzas anexas que permitan el control de temas sensibles, como venta de alcohol(horarios, edades, puntos de venta, etc.)Recomendamos promulgar una ordenanza que cree el REGISTRO UNICO DE EXPENDEDORES DE BEBIDAS ALCOHOLICAS. (Este tema esta trabajado en la pág. 72 del libro Favelización de Córdoba, Droga Poder y Burocracia. De Sebastián Jarcia Díaz. El Emporio Ediciones)
*Control del consumo en la vía pública.
*Promover espectáculos y propuestas destinadas a un esparcimiento sano, sin venta de alcohol, y con horarios propuestos por los organizadores que rompan el esquema actual de la nocturnidad. Este tipo de eventos deben ser promovidos con exenciones impositivas, e incluso subsidiados para fomentar la sana diversión y elevar el nivel deportivo, cultural y familiar.Aquí podrían incorporarse otros actores que trabajen con jóvenes, que asociados con personas idóneas y/o empresarios relacionados a la producción de espectáculos, generen estas propuestas.
*Prever las instancias obligatorias de coordinación entre las distintas partes en el caso de espectáculos de gran envergadura.
*Se debería tener en cuenta en la ordenanza la obligatoriedad de realizar campañas permanentes de concientización en la aplicación de la ordenanza y la prevención de distintas problemáticas como el consumo de alcohol, drogas, etc.
*Reforzar el presupuesto de salud mental de La Ciudad.
*Seria importante que los requisitos que se le exijan a los empresarios de los espectáculos nocturnos sean razonables. No es conveniente desalentar esta actividad, más cuando los jóvenes no encuentran otras propuestas, porque no las hay o porque no están lo suficientemente difundidas. Se corre el riesgo de que migren a “fiestas privadas” donde las condiciones de control son inexistentes.

Consideramos que algunos de estos puntos como las campañas preventivas y la promoción y subsidio de espectáculos que rompan con la nocturnidad y el consumo de alcohol, no solo deben estar en la ordenanza, tendría el ejecutivo que considerarlos política de estado, sin temor al gasto que genere, el ahorro de recursos económicos y humanos que se logran lo compensan con creces; ni que decir si incluimos como beneficio la mejora en la calidad de vida de los habitantes de La Falda.
Complementariamente a estas sugerencias creemos que es imprescindible la aprobación urgente de la ordenanza que crea el Consejo de Niñez y Adolescencia, presentada hace tiempo por CIPLA.
Por último, es fundamental que el Poder Ejecutivo implemente los controles necesarios para que se cumplan las ordenanzas que sean sancionadas, en caso contrario todo este trabajo se transforma en simples y frustrantes expresiones de deseo.
Esperamos con este aporte ayudar en un tema tan difícil como es la diversión de los jóvenes y su relación directa con el consumo de alcohol y demás drogas”.

Cómo se llegó a estas conclusiones

Con el fin de conocer cómo se estructuró el trabajo que arribó a estas conclusiones, consultamos al Presidente de la institución, Roberto Fernández, que informó que “Nosotros traíamos como preocupación un tema que instaló Carlos Cacciaube porque lo venia trabajando, que es el tema del consumo de alcohol, así que dentro de eso nos ocupó, más allá que en principio se vieron otros aspectos, el código es muy abarcativo, incluía la parte de seguridad edilicia y otras, entre las cuales estaba la de permitir la concreción de un espectáculo publico a una determinada persona. Decidimos en el Consejo poner el acento en la noche y los jóvenes. Nos parece que la función del Consejo es el de generar consenso social, y que si queríamos mitigar de alguna manera el consumo grave de alcohol debe haber un consenso muy grande. El Estado Municipal debe tomarlo, pero el resto de las instituciones debe acompañar y ser protagonista, no solamente acompañar en el sentimiento, sino ser protagonista, porque sino va a ser muy difícil, casi imposible. En función de eso, para que tuviese un peso real y no fuese simplemente una expresión de buenos deseos, hacer participar a los distintos actores de lo que es la noche. Empezamos por los jóvenes, convocamos a los Centros de Estudiantes, la participación fue total, vinieron de todos los colegios secundarios, inclusive del Favaloro que no tiene centro de estudiantes, pero vino un grupo de chicos que venía trabajando en el tema de alcoholismo, y una profesora que participaba. La verdad que fue muy interesante el aporte de ellos, en contra de la opinión de algunos, no vinieron a pedir más libertades, sí, presentaron quejas sobre la discriminación que hace la policía, pero vinieron a explicar la situación de ellos. El problema puntual presentado es que si se le ponen muchas trabas al boliche, al bolichero no le sirve y cierra o se va a otro pueblo o no hay nada, y esto es lo peor que nos puede pasar, porque entonces aparecen las fiestas privadas. Y estas fiestas privadas no tienen control. Los chicos te dicen que fueron a una fiesta privada en un hotel, y le preguntas cómo se convocaron, y te dicen que un grupito, tienen 16 años, y lo hicieron por las redes sociales que es muy fácil. Le preguntas quien hacia el control, y te decían que ellos mismos. Preguntas de qué convocatoria se hablaba, y me respondieron de 400 a 500 chicos. Sin control, un control generado por ellos mismos, igual no quita que hay nivel de responsabilidad en ellos. Se hizo una en un hotel de Villa Giardino, hicieron un encuentro donde reunieron como a 2.000 pibes, qué hicieron para que no se fuesen alcoholizados a su casa, en el parque armaron carpas y los que estaban alcoholizados se quedaban a dormir para irse al otro día sobrios. Una solución al estilo de ellos, desde su informalidad, pero muy interesante.
Convocamos al Jefe de Policía, al CIPLA, que vino el Dr. Malamud a título personal porque no tuvieron tiempo de decidirlo, fue interesante lo expuesto por el Comisario Moyano, muy preparado, se lo notó muy interiorizado del tema, y mostró su preocupación, por el Estado convocamos a la Secretaria de Salud, Dra. Gomeñuka, y a los empresarios del espectáculo, el problema es que ese jueves se presentaba la banda No Te Va a Gustar y quien más nos interesaba, que era (Gustavo) Gandolfo, no pudo venir. Vinieron Silvina de Montecarlo World y Miguel Bustos que organizó unas fiestas electrónicas, trajeron sus planteos.
El trabajo nos ha llevado aproximadamente dos meses y sacar conclusiones y ver por dónde viene el planteo, porque si se abre demasiado el juego es algo que no se termina nunca. O sea, que no nos corriéramos demasiado del objetivo que era, primero el diagnóstico, pero después decidir qué propuesta. Le dimos un cierre a eso, en virtud de que el Ejecutivo y el Legislativo pretenden tener esto para antes de la temporada, y en realidad nos dieron tiempo, el problema, si así puede llamárselo, es que a nosotros se nos ocurrió hacer algo de este tipo, que insumió su tiempo. Fue una lastima no poder escuchar más, no sé si en algún momento no convendría hacerlo. De todas maneras, creo que el Ejecutivo y el mismo Legislativo tienen la intención de profundizar la cuestión.
Lo de los jóvenes fue interesante, no obstante alguien observó que faltó la mirada o la voz de los que no están escolarizados. No es una voz menor, pero está el cómo los convocas. Nosotros invitamos a las instituciones religiosas, especialmente a los evangélicos, puntualmente invité a los pastores David Fernández y Guillermo Bracamonte, pero no podían venir porque los jueves tenían reuniones en el Barrio San Jorge lugar donde actúan, ambos se mostraron interesados, pero les fue imposible concurrir. Ellos tienen una visión más cercana porque trabajan sobre el asunto y los tiene verdaderamente preocupados. Bracamonte, dijo algo, que había estado participando del Consejo de la Ciudad pero que lo vio como algo muy politizado y por eso se alejó, le juré y le rejuré que había cambiado, que nadie estaba ahí para hacer política partidaria, pero todavía cuesta, y esto nos lleva a decir que todavía estamos pagando algunos costos por situaciones del pasado”.
Se lo requirió por si entiende que la propuesta realizada engloba la totalidad del problema en cuestión, esbozando que “hicimos lo que pudimos, el esfuerzo ha sido grande, y esperemos que el aporte, que no fue puntualmente decir qué modificar de la ordenanza, sino, más allá que hay algunos de ese tipo, un aporte de concepto. Esto es lo que se opina, esto es lo que pasa en La Falda, y en base a esto nos parece que hay que tomarlo en cuenta”.
Finalmente, hizo propicia la ocasión para “pedirle a las instituciones de La Falda que se acerquen al Consejo de la Ciudad, que envíen sus representantes, que la función que cumplimos es importante y que la debemos sostener entre todos. El recuperar la credibilidad y el sentido es primordial y materia de todos”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal