Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

jueves, 25 de marzo de 2010

Aportaron cierta información de lo que será la remodelación de la Av. Edén a los concejales faldenses

Los exponentes dejaron en claro que la obra se concretará por administración municipal, aunque todo lo relativo a las obras dispuestas fue manifestado a manera de ejemplo, “se trata de un anteproyecto” dijeron. Aunque para los concejales oficialistas representaba más, ya que manifestaron que ahora la oposición “no podrá decir que no les avisamos”. El tema de los fondos se encontraría a tratamiento del Tribunal de Cuentas de la Provincia y en caso de aprobarlos, se remitiría un 20% de adelanto y el resto llegará por certificación de obra.

En una visita totalmente imprevista, al menos para el bloque opositor, se hizo presente parte del equipo de trabajo que aparentemente llevará adelante las obras de remodelación de la AV. Edén de La Falda. Cabe apuntar que los concejales oficialistas habían sido aleccionados sobre el proyecto unos veinte días atrás, por lo expuesto las cosas no han sufrido modificaciones sustanciales desde ese momento.
El grupo que tuvo como expositor central al ex Presidente del Consejo de la Ciudad Juan Carlos Grenade, afirmó que el líder del proyecto es el Arq. Santiago Fuentes, secundado por Carlos Camica que trabaja en el municipio y el exponente que trabaja para el estudio de Fuentes.
Se definió, en la oportunidad, que era “una presentación introductoria sobre el trabajo que se va a hacer en el área central de Av. Edén. Básicamente les queremos mostrar cuales son los objetivos del proyecto, dónde apuntamos conceptualmente y, medianamente, sobre qué eje se va a trabajar la obra. El tema a tratar es el área central, específicamente el centro comercial de la Edén, vamos a trabajar en tres ejes, en tres dimensiones, digamos, remodelación y recuperación del espacio público, las obras de infraestructura básica de servicios y proyectos de ordenanza para el área central. Estos tres eje de trabajo funcionan combinadamente, uno sin otro carecería de sentido”.
Más adelante se señaló que “el proyecto y dirección ejecutiva está a cargo del municipio, de la Secretaría de Planificación Urbana a cargo de Fuentes y Camica, red de agua corriente a cargo de la cooperativa de agua, red cloacal de la ARCoop, red de gas, proyecto existente que estará a cargo del Ing. Schiller, los desagües pluviales, el proyecto y dirección, van estar a cargo del Ing. Luis Gómez, en paisajismo el Ing. Agrónomo Rodolfo Esteban, y la telefonía, energía eléctrica y televisión por cable al personal técnico de las empresas”.
En lo que hace a la idea de intervención se manifestó que “el área de intervención es la Diagonal San Martín y Edén del 0 al 700. A la Diag. San Martín se la va a tratar como una zona de acceso al centro, será una zona verde combinada con una plaza seca multipropósito. Sobre la Av. Edén 0 al 400 y del 500 al 600 un paseo comercial con ensanche de veredas; del 400 al 500 zona particularizada de Banco de Córdoba y Esc. Mateo J. Molina con ensanche de vereda norte, le vamos a dar forma de plaza lineal revalorizando los edificios mencionados, del 600 al 700 como puerta de acceso a Villa Edén, a las sierras, con un boulevard verde y juegos de agua”.
Tras diagnosticar la importancia del centro comercial montado sobre la avenida céntrica y su convocatoria sobre las localidades vecinas, se mantuvo como objetivos que “creemos que con este proyecto de potenciar este centro comercial a cielo abierto nos va acercar gente de Giardino, de La Cumbre; recuperar el orgullo y la pertenencia a una zona emblemática de nuestra ciudad, hoy la Av, Edén esta descuidada, para decirlo en términos sencillos; posibilitar a los vecinos la apropiación y uso diferente del espacio público, porque para nosotros es necesario que el vecino se apropie del espacio público y no que los comercios hagan uso indebido de ese espacio; generar las condiciones para logra mejores y mayores inversiones para la ciudad, lo que quiere decir que el municipio piensa que a partir del aporte que ha hecho la provincia, nosotros lo ejemplificamos con una metáfora imaginando un lago donde uno tira una piedra y comienzan a generarse ondas que van generando condiciones para mejores inversiones del sector privado; por último brindar a nuestros visitantes un espacio comercial y de esparcimiento adecuado a las nuevas exigencias, que Av. Edén hoy no cumple o cumple a medias.
Básicamente, nosotros hacemos hincapié en estos objetivos, la arquitectura que después se vea, no la que van a ver hoy que está en etapa de boceto y anteproyecto, sino la que se verá con la obra terminada tiene que cumplir con esos objetivos”.
Las obras en concreto se manifestaron de la siguiente manera “actualmente la verada es de 3 metros con una hilera de fresnos a 2m 80 mts., lo que se hará será llevar la verada a 5,50 mts. Ambas veredas, los fresnos se van a recuperar , tienen cochinillas y problemas de podas desastrosas, la intención es preservarlos como arbolado por varias razones, hoy las fachadas por debajo de las marquesinas son muy desordenadas, desprolijas, impera un caos importante, y por encima el estado es calamitoso, la intención, como hablamos de mejorar la calidad de las inversiones, es que se revean estas condiciones de los frentistas, que sea como un estimulo hacia ellos, y cuando hablamos de trabajar en tres dimensiones y referíamos las ordenanzas, sería la creación de legislación atinente a la cartelería, marquesinas, etc., con distintos premios y tiempos como para que acondicionen las marquesinas a este centro comercial que se está proponiendo.
El equipamiento urbano será de papeleros e iluminación nueva, la intención es veredas limpias, iluminadas con libre circulación, la idea es que sea un paseo, podrá haber lugares de encuentro, pero la intención es la libre circulación.
Los lugares de encuentro serán en tres sectores, Diag. San Martín, con plataformas y bancos; con jerarquización del edificio de la Flia. Strazza, la Plaza Lineal frente al Banco de Córdoba y Esc. Mateo J. Molina, donde se trasladaría el busto de Sarmiento como también la escultura homenaje a la madre, como también revalorizar el CUCU que es la imagen de La Falda de los 70 que merece generar un nuevo hito, el hito de 2010, y en la cuadra del 600 al 700, donde se generará un boulevard central con un juego de agua importante y se mantendrán el actual ancho de veredas.
La arquitectura será 2010, no será una imagen retro.
En el Mateo Molina será retirado su enrejado 4 metros hacia dentro y se construirá un muro que ocultará el edificio de inspección de escuelas que estropea la arquitectura del colegio, y donde los artistas podrá realizar algún tipo de arte, lo que nos deja una plaza de 40 metros de frente por 11 mts. de ancho”.
De acuerdo con lo precisado, las obras de infraestructura que NO tienen cargo para el frentista son la red de agua nueva, red de desagües troncales con caños de dimensiones importantes para una lluvia de 108 milímetros, red desagües pluviales, tendidos de teléfono, eléctricidad y televisión que serán aéreas, desaparecen los postes de alumbrado público. La red de gas natural será a cargo del frentista.
Uno de los temas en los que se evadió dar respuestas concretas fue el relacionado al estacionamiento. En lo referido a carga y descarga, evadieron asumir responsabilidades manifestando que “las carga y descarga debería ser en horario nocturno. Es un punto de conflicto que nos lleva mucho trabajo y que les vamos a dar documentación al respecto, pero ustedes tendrán que normar, esto no funciona si no hay conducta de los vecinos y control del Estado, que acompañen esta nueva arquitectura”.
Admitieron que el enterramiento de los servicios básicos con acceso por cuadra “fracasó por cuestiones de costo y algunas técnicas”, se informó que el costo sólo en materiales para el conducto alcanzaba los 2 millones de pesos y que ello desequilibraba el presupuesto.
Se adelantó que se instalará un servicio de radio monitoreo con cámaras de seguridad y WI FI.
En la búsqueda de transparencia de los gastos ejecutados en la obra se habló de la implementación de una página web, donde se informaría “de los presupuestos, contratos y avance de obra para transparencia y seguimiento y cartelería en el municipio”. La propuesta de la oposición fue la de ahorrarse los 4 ó 5 mil pesos que significa la apertura de una nueva página y que esos datos sean volcados directamente en el sitio municipal. También señalaron que la obra será “por administración y con compre y mano de obra local en todo lo que se pueda”.
Con respecto al inició y culminación de los trabajos, se estimó que “la proyección es empezar después de Pascuas y terminar en noviembre. La decisiones del proyecto en cuanto a instalaciones ya están tomadas”.
Por su parte, Francisco Mendieta aseveró que “el tema es la llegada del dinero. Hoy sabemos que el tema esta en tratamiento en el Tribunal de Cuentas de la Provincia, se realizará un 20% de adelanto de obra y después se proveerán los fondos de acuerdo a certificación”.

Recuadro

Como siempre, a medias

Parece ser que la gestión municipal del intendente Marcos Sestopal seguirá caracterizándose porque cada vez que va a enfrentar una obra de importancia para la ciudad, debe hacerlo mostrando improvisación, por ello provocando dudas, y sin manifestar todas sus intenciones.
La intención de informar sobre la remodelación de la Av. Edén en base a un “anteproyecto” no hace más que generar inquietudes porque no se precisa qué es lo que, en concreto, se va a hacer, y por consiguiente no alcanza. Lo que sucede porque no se consulta, ni se expone, en su total amplitud, los alcances del proyecto, que no tan sólo tendrá que ver con la arquitectura sino con un cambio total de lo que será el microcentro de la ciudad en el futuro, a corto, mediano y largo plazo. Sólo se pronuncia embozadamente que la nueva estructuración exigirá de un nuevo centro comercial que será impuesto por ordenanza, lo que significa que muchos de los actuales comerciantes locales tendrán que reacondicionar en gran medida sus locales o radicarse en otros sectores, lo que puede significar un avance o progreso, como se quiera llamarlo, pero no se entiende el por qué ocultarlo y no precisarlo con claridad, porque no es un tema menor.
En lo estrictamente relacionado con lo funcional de lo proyectado, el que no se difunda cómo se va a manejar el tema del estacionamiento y que entre risas se sostenga que “tendrán que acostumbrase a caminar”, no es respuesta con sustento técnico. El tema de la carga y descarga será un verdadero problema que requiere de solución previa y no lanzando ideas improvisadas y dejando la cuestión en manos de los concejales. Concejales, que bien vale decirlo, ninguno tiene conocimiento técnico como para enfrentarse a una exposición ejemplificativa y, con tan escasos datos, tomar posición y decisión.
El hecho de que no se vaya a llamar a concurso de proyectos, ni a licitación para realizar la obra, es una situación que necesariamente debe llevar a cuestionarse sobre los reales antecedentes en obras de estas características de quienes van a desarrollarla, porque una cosa es que puedan ser buenos vecinos y otra buenos profesionales con los pergaminos necesarios.
En lo expuesto tampoco queda claro cuales son los límites entre la administración municipal, Secretaría de Planificación Urbana, y la intervención de profesionales privados.
Por cuestiones de tiempo, espacio y falta de precisión en los datos que pudieron aportarse, parece necesario dejar los cuestionamientos aquí, seguramente que en la medida en que se dé a conocer la información necesaria aparecerán otros a los que se deberá dar respuesta y a los que nos abocaremos oportunamente.

Lo que no puede dejarse de lado, es el cierre que dio a este encuentro el Concejal Iván Aliverti, quien sostuvo “con esto los concejales (en referencia a la oposición) no nos van a poder decir que no les avisamos antes”, sobre lo que debe decirse que una cosa es avisar y otra informar acabadamente de qué se trata, y en función de ello recordarle que no le vaya a pasar lo que le terminó sucediendo con la obra de gas, en la que él tuvo que terminar admitiendo que hubo cuestiones de las que nunca había sido informado y, por tanto, desconocía. A veces es mejor curarse en salud, y de esto el debe saber bastante.

N.H.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal