Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

viernes, 23 de octubre de 2015

Carlos Caserio: “con Sergio estaremos en la segunda vuelta”

El Senador nacional entiende que las condiciones están dadas para que haya segunda vuelta y en ella disputen por la presidencia de la nación Sergio Massa y Daniel Scioli ya que interpreta que Mauricio Macri se encuentra en plena declinación. En lo que respecta al acuerdo celebrado en Huerta Grande rescató la figura y acción de Matías Montoto y manifestó que cree que está en condiciones de ganar.

En el acto realizado con motivo de la visita del gobernador electo Juan Schiaretti respaldando la candidatura a intendente de Matías Montoto en el marco de la alianza Unión Por Huerta Grande, qu contó también con la asistencia de la legisladora electa Mariana Caserio y el candidato a Senador Carlos Massei, tuvimos la oportunidad de dialogar con el Senador Nacional Carlos Caserio respecto al análisis que realizaba sobre los últimos días de campaña previos a la elección general del próximo domingo 25 de octubre, señalando que “los hechos están demostrando que este acuerdo, que en realidad siempre fue así, porque uno participa de una interna dentro de un mismo espacio y tiene que respetar los resultados, por supuesto que nosotros teníamos una enorme expectativa de ganar, pero luchar contra un candidato de la provincia de Buenos Aires no es fácil, acá viven tres millones de habitantes y allá quince y ahí estuvo la diferencia. De todos modos el espacio sacó cuatro millones y medio de votos, con su veintiún por ciento es una fuerza importante. Creo que la decisión de De La Sota de cumplir con su palabra significó que Sergio permaneciera y esté creciendo. Hay dos cosas significativas en la evolución política de Sergio Massa con su catorce y medio en ese momento y lo que hoy tiene. Primero, está basada en que hubo una conjunción de proyectos, unificamos la visión de Córdoba, la de De La Sota con la de él, y creo que salieron cosas muy positivas, y después me parece que la decisión de él, de un hombre joven, de cuarenta y dos años, muy lúcido, muy inteligente, pero joven, de demostrar con anticipación un gabinete, con la presencia de De La Sota, seguramente uno de los gobernadores más importante y exitoso del país, y de Roberto Lavagna le han dado un plus. Me parece que Sergio tiene propuestas claras, las expresa bien, es creíble, y ha mostrado un equipo que le da previsibilidad a un futuro gobierno, cosa que creo el resto, ni Mauricio, ni Daniel, no lo pueden mostrar por distintas circunstancias. Así que lo que en su momento parecía que después de esta elección todo se polarizaba y quedaban dos, la realidad es que quedan tres. Cómo veo el escenario, veo a Daniel Scioli establecido totalmente, tenemos la convicción de que no va a llegar a los cuarenta puntos bajo ningún aspecto, lo vemos a Mauricio decrecer, porque cuando uno toca techo antes, las campañas son largas y después cuesta sostener eso, le pasó, antes de esto, a Sergio que fue primero mucho tiempo, a Mauricio Macri no lo veo sólido, lo veo, ahora que llegó el momento en que la gente mira con más profundidad a los candidatos parece que empezó a crecer una duda en la sociedad sobre si Mauricio desde la derecha argentina, un movimiento que no es popular, además no es lo mismo gobernar la ciudad de Buenos Aires, donde es distinto que en el interior, porque se tiene cincuenta mil personas en una cuadra y entonces es mucho más fácil, con menos presupuesto hacer cosas, es un solo pavimento para un montón, acá en el interior es distinto…decía que lo veo en ese sentido a Mauricio decrecer y a Sergio que de los catorce y medio que tenía llegó a los veinte, veintiuno, que logramos y ahora está en veintitrés, veinticuatro puntos , con un Mauricio en veintisiete, veintiocho, seguimos estando terceros pero logramos romper la polarización y creo que estos últimos doce días van a ser fundamentales, como en cualquier campaña. La gente en el mundo moderno, especialmente el independiente, decide su voto en los últimos días. Así que estamos con muchas expectativas de poder pasar a la segunda vuelta”.
En relación a los dirigentes tránsfugas que en un momento estuvieron en un espacio y sorpresivamente pasaron a formar parte de otro, argumentó que “A ver, lo tomo sin dramatizar, creo que los cambios son por muchas cuestiones, hay gente que cambia por convicción, tiene derecho, esto es democracia, hay gente que cambia por interés, siempre digo que si uno está en un espacio político y quiere salirse, lo que debe hacer es plantearlo, no solamente frente a su espacio sino también ante la sociedad, no en forma sorpresiva, porque la gente toma a mal lo que se hace entre gallos y media noche. Entonces, me parece que el que se va a cambiar debería haber ido ante su espacio, si alguien está disgustado con Unión Por Córdoba debería ir y decirlo, no me gusta esto o lo otro, me voy a otro espacio, en ese caso hay que respetarlo. Así con el radicalismo, con el juecismo, con quien sea. Cada vez hay menos casos de gente que se va por convicción y más de los que se van por interés, a lo mejor su posicionamiento en el espacio que esperaban generar, ellos personalmente, no los cubre o tienen desesperación por figurar, tantas cosas de la política. Eso pasa, sinceramente, de todos modos, me da la impresión de que es más humo que realidad, primero, porque creo que en el mundo de la comunicación moderna eso de que le cambian el voto a la gente es muy relativo, seguro que todos laburamos, como todavía en el sistema nacional tenemos el voto viejo que es muy malo para eso, hacemos lo que hace todo el mundo, repartimos el voto, repartimos la cartilla, hablamos a la gente que creemos nos apoya, y la gente vota a quien quiere, ya nadie lleva la gente a votar, la gente únicamente es manipulada sicológicamente desde el gobierno, en este caso el kirchnerismo amenaza con que se van a caer los planes, esto y lo otro, pero nosotros pensamos que la argentina va a evolucionar cuando todos les propongamos a la gente que les vamos a dar trabajo, que van a tener dignidad, la gente va a votar más cómoda también cuando no tenga una referencia del Estado. Hay que tomarlo como es, a mi no me molesta, y cada uno debe hacerse responsable de sus actitudes en la vida”.
En relación al acuerdo celebrado en Huerta Grande considerando que fue uno de sus precursores, definió que “se dio un caso excepcional, el Hugo que ha sido un intendente reconocido en Huerta Grande, por años, se decidió por cambiar, a nosotros también nos pasó, recuérdense que cuando a Schiaretti la gente no lo conocía costó instalarlo, hoy gana con comodidad. Los cambios son difíciles en política porque la gente está acostumbrada al que está gobernando y la gente no compra las herencias, no es que uno se va y se lo deja a otro, la gente analiza, mira, se dio que Matías Montoto es un fenómeno de popularidad, un muchacho independiente, la verdad no le conozco la idea política y nunca le pregunte, pero que ha tenido la vocación de venir a la política y hacer muchas cosas, y en el peronismo, en Unión Por Córdoba, estamos siempre abiertos, y empezamos a hablar y les dije a mis compañeros que la responsabilidad de estas cosas era de ellos, siéntense, no tengo que hacerlo yo, no debe ser una cosa de arriba, fíjense si tienen las mismas ideas para Huerta, si pueden compartir el espacio, si todos se sienten satisfechos, a veces no se da, acá se dio y estoy muy contento, y me da la impresión de que si nos toca ganar, que creo tenemos muchas posibilidades, hace mucho que queremos demostrar que podemos hacer cosas por Huerta Grande, y esto no es en contra de nadie, tengo muy buena relación con Hugo, él nos ganó la elección a legislador que no esperábamos, porque nuestra boleta fue muy fuerte a nivel provincial y nacional, pero nos ganó, somos respetuosos de eso, y por suerte en el departamento, en los últimos quince años, los cambios han sido sin dramatismos, en las elecciones nos matamos por ganar todos y después tratamos de hacer cosas por la gente, de mejorar la vida de la región, venimos con muchas cosas buenas y con muchas postergadas, como la estructura vial, como el gas que no llegado a todos lados. Me parece que si pasada la elección tiramos todos juntos es más fácil, nosotros tenemos una ventaja y es la de tener un gobernador electo, para nosotros es una tranquilidad y también es una herramienta, la gente dice que si a nivel provincial prometen algo lo van a tener que cumplir, no va a venir Schiaretti a decir una pavada, eso ayuda. Estoy con mucha expectativa y la verdad que noto un buen ambiente, lo que ya es importante”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal