Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

viernes, 28 de agosto de 2015

Crisis interna en el radicalismo de Huerta Grande

La crisis alumbró un primer consenso y Germán Corazza lo lidera, no obstante Lucrecia Cavanna y Omar Ariza mantienen sus pretensiones

El consenso llegó constituyendo un núcleo integrado por Corazza,Tasart y Martín. Sin embargo, lo que se considera un avance, no desestima las probabilidades de una elección interna ya que Cavanna y Ariza mantienen firmes sus postulaciones. Al cierre de la presente edición no se contaba con el decreto de convocatoria a elecciones.

Como producto de la crisis y como salida parcial a la misma, se produjo un cambio en la que venía manteniendo el radicalismo de Huerta Grande, ya que tras las expresiones de Hugo Capdevila advirtiendo que se iría por fuera del partido, con candidato propio, sino se buscaba consenso en torno a una lista única, y las posteriores declaraciones de Lucrecia “Picky” Cavanna en donde repartió criticas hacia dentro y fuera, en la última emisión del Programa Tal Cual de la televisión local, entrevistados Germán Corazza, Sebastián Tasart y Ernesto Martín admitieron que habían acercado posiciones y que conformaban un núcleo cuyo candidato era el primero de los nombrados.
La charla se inició consultando a Tasart, como presidente del Comité de Circuito, si entendía como crisis partidaria lo que estaban viviendo, sosteniendo que “creo que no es así, y le vos a decir por qué, que las personas expresen sus emociones, sus pensamientos, es parte de la naturaleza humana, de ahí decir que hay una crisis…parece que por ahí se magnifican las cuestiones por intereses creados, por intencionalidad o porque van pasando de una versión a otra, se van diciendo cosas en ese aspecto. Digo que más que crisis es un partido que debate, y cuando debate y hay personalidades y temperamentos se producen estas cuestiones. Muy feo sería y muy lamentable que fueran todos soldados que levanten la mano, porque entonces estaríamos ante una secta, en el mal sentido del término, no ante una agrupación política. No digo con esto que esté bien el estar discutiendo o peleando, pero las emociones se plasman de esta manera”.
Se le apuntó si cuando hablaba de emociones y las formas de plasmarlas se estaba refiriendo a los dichos de Hugo Capdevila, mantuvo que “los de él y los de otras personas más. Lo que pasa es que Capdevila, en su condición de Intendente y Legislador electo, tienen más relevancia sus dichos del que pueden tener otros dirigentes, otros militantes, por eso es que se lo magnifica. Capdevila tiene su particularidades en su discurso, en su forma de ser.
Se le impuso que el la grabación difundida era notoria la discusión interna y que Cavanna puso de manifiesto la participación de dirigentes y militantes que a manera de Caballo de Troya estaban en el comité y respondían a otros espacios políticos, definiendo que “más que llamar Caballo de Troya, diría que hay gente que por ahí no se siente del todo convencida y es un fenómeno que no se da solamente en los militantes o dirigentes sino que se da en el común de la sociedad. Fíjese que hoy la gente no se afilia a los partidos políticos, qué hace, va, participa, ve, si satisface sus expectativas se queda, sino se retira y por ahí busca otro espacio político. De ahí que se da este fenómeno, no sólo en nuestra zona, en el país, de esta multiplicación de espacios políticos, la desaparición de otros y la aparición de nuevos…inclusive se da en los dos grandes partidos la crisis de representatividad, y así se ve como justicialistas y radicales forman parte de diferentes corrientes porque no se sienten contenidos…Volviendo al tema nuestro, nosotros hace cinco meses que venimos dialogando, Ernesto, Germán, yo, buscando consensos y ver qué proyecto tenemos para Huerta Grande, y el concepto siempre fue de delinear el concepto de lo que pretendemos para el futuro de la localidad y que después decidíamos quién encabezaba y quién acompañaba”.
En referencia a los dichos de Cavanna en cuanto a la falta de fecha y las responsabilidades que le cabían como presidente partidario, expreso que “yo no defino fecha electorales, hay una sola persona en el mundo que define la fecha electoral de Huerta Grande, hasta el 7 de setiembre la responsabilidad loa tiene Hugo Capdevila, después el Concejo Deliberante y en forma obligatoria, automática, inminente, porque es el último plazo el 8 de noviembre, el código establece sesenta días de antelación, de hacer esto un mito, toda una novela, si tenemos claro cuales son los plazos, de ahí a victimizarse, parece que son más cuestiones de capricho…convocar hasta el 25 de agosto deja como viables las fechas del 25 de octubre y 1 y 8 de noviembre, entrados en setiembre solo quedara la última…”.
Se le comentó que las versiones indicaban la fecha de la elección general sería el 25 de octubre, argumentando que “no tengo información al respecto, comentarios hay muchos…”.
Incorporado a la conversación Ernesto “Pochi” Martín, esgrimió que “coincido con muchas de las cosas que ha dicho Sebastián, que dentro del partido se han tergiversado cosas, que hay gente que han expuesto diferencias, eso es seguro. Po que pasa es que uno venía con una idea que ha ido cambiando, acomodándose, por eso veníamos hablando mucho con él, con Germán, no así con Picky porque no todos pensamos iguales, pero seguimos en carrera y queriendo lo mejor para el pueblo. Creo que el partido ha tomado una forma que a veces uno no quería, no ha querido en su momento o pensábamos que no iba a pasar, creíamos que se iba a desarrollar normalmente, pero no todas las veces las cosas salen como uno quiere. No estamos tan enroscados, tenemos alguna falta de decisiones, es lo que veo…”.
Con las expresiones vertidas, se concluía que los tres precandidatos habían arribado a un principio de consenso y bajo esa presunción se le preguntó a Corazza si él encabezaba ese consenso, respondiendo que “Puede. Venimos hablando, hemos llegado a un buen término, no sólo por nuestra parte sino también porque han participado personas que no estaban participando del comité por los problemas que hemos tenido, y nos están apoyando, dándonos la razón, hemos hecho encuestas para ver cómo llegábamos al candidato, y estamos de acuerdo en quién va ser el candidato”.
Cuando se pidió precisión, Tasart informó que “el candidato, después de dialogar y ver que había mucha afinidad de pensamiento, que pensábamos en lo mismo para el pueblo, con matices como siempre sucede porque somos humanos, y después de haber hecho las encuestas y sondeos con la gente, consideramos que la perdona más adecuada para conducir al radicalismo a su novena victoria consecutiva en Huerta Grande, desde 1983, es Germán Corazza…”.
En relación a avanzar en acuerdos con el resto de los candidatos, Corazza estimó que “es cierto que hay cuestiones que sirven para avanzar y las declaraciones de Picky de la semana pasada se ve que repercutieron y nos han favorecido, porque nosotros ya nos decidimos, agotamos todas las instancias, hicimos todo lo posible para tratar de unirnos, para tratar de ir con un solo candidato, y no lo pudimos concretar. (Omar) Ariza siempre está en duda, siempre no sabe, dice que si y que no, en su momento, en el comité, Picky le preguntó si la apoyaba y le contestó que no, he hablado con él y por ahí me dice que si y después que no. Nosotros tres nos hemos comprometido y hemos logrado está unión…”.
Ante el planteo de que aún hay posibilidades de interna, adujo que “sí, hay posibilidades de interna y la enfrentaremos de así darse…”.
Ismael Marchetto y Gabriel Molina, militantes que acompañaban a los dirigentes, sobre como vivían el estado de ebullición política del radicalismo de Huerta Grande, el primero apuntaba que “los dichos que han transpuesto puertas afuera, que no debía ser así, de nuestro comité, ha hecho que nos fortalezcamos y que luchemos por el partido y por el pueblo sobre todas las cosas. Pienso que el pueblo necesita de gente joven, acá hay uno de ellos, capacitado, con la historia de su padre como concejal, con una trayectoria de empresario, de hombre de negocios. Huerta Grande necesita saber que va a tener un mejor dispensario, mejores servicios, que va a tener un grupo de gente que nada tiene que ver con los que están ahora. La Unión Cívica Radical tiene que seguir siendo gobierno en Huerta Grande, es lo que necesita saber el pueblo, no lo que pasó entre las cuatro paredes del comité. De eso no voy hablar”.
Por su parte, Molina señalaba que “siempre que tenemos un grupo de gente que es capaz de hacer algo, se presentan algunas discusiones, porque es típico que quienes tienen condiciones de conducción tienen buenas ideas y quieren imponerlas, y es ahí donde se producen los cruces que a algunos gustan y a otros no, y cada uno lo capitaliza, como quiere, para su sector. Es cierto que sirve para decirse hay que despertarse y ponerse a trabajar, nosotros estamos trabajando para mejorar prestaciones a favor del pueblo, conocemos de los inconvenientes que hay, el `problema es ver cómo conseguimos los recursos para darles solución, que en definitiva es lo que nos ocupa. Estamos elaborando políticas de Estado para desarrollarlas a largo plazo, ya no se puede concebir proyectos a corto tiempo sino de plazos para lograr plasmar un proyecto”.
Respecto de la responsabilidad que asume, Corazza expresó que “es un desafío muy grande. Me gustan los desafíos. Uno siempre trata de superarlos, este es uno más que quiero lograr con beneficio para la gente Huerta Grande”.
En cuanto a cómo observa la incidencia de Matías Montoto en el electorado, analizó que “sabemos lo que está haciendo (Montoto), sabemos del grupo de personas que tiene, la gente de Huerta sabe también de la gente con que se maneja, parte de nuestro problema en el comité viene influenciado por esa gente también. Sabemos como se mueve, tiene mucha plata, mucha billetera, no sé de dónde sale, no sé cómo hace, quién paga todo eso, pero estamos peleándolo…he jugado al fútbol, al básquet, siempre he revertido partidos que parecían imposibles de ganar, es un desafío más y los tenemos bien puestos para salir a pelear a cualquiera”,
Ante la respuesta, se le señaló que le ponía nombre y apellido a la injerencia dentro del radicalismo, precisando que “hay por ahí algunos que se benefician económicamente a través de este chico, tendrán sus ideas radicales y a lo mejor el beneficio lo toman de él, estarán haciendo su negocio porque estamos en campaña, después se verá, falta muy poco, dos meses y medio, en la elección nos vamos a conocer todos y veremos quien está de un lado u otro”.
Se le requirió por el qué sucedía si finalmente hubiese interna, aseverando que “si hay interna la disputamos. Estamos a tiempo si se quieren acoplar a nuestro proyecto, estamos abiertos a la participación, nuestro interés es que Huerta Grande crezca…todavía hay una instancia de acercamiento, el fin de semana que viene, creo, una reunión de los cinco candidatos, ahí se verá. Como digo, agotaremos todas las instancias para tratar de solucionar los problemas”.

Con la incertidumbre a cuestas

No puede negarse que se ha dado un paso adelante en la interna radical de Huerta Grande a partir del conocimiento de que Germán Corazza liderará un sector al que confluyen Sebastián Tasart y Ernesto Martín, lo que estaría reduciendo las cinco precandidaturas que aparentemente se mantenían en pie, ya que, vale decirlo, en los últimos meses, nada se sabe de las intenciones de Juan Picatto. No obstante, la incertidumbre sigue reinando, ya que al cierre de la presente edición aún no hay fecha de convocatoria a elecciones en el circuito. De acuerdo con los elementos legales en consideración, sólo quedarían como probables las del 1 y 8 de noviembre si el convocante fuese, como debe serlo, el intendente Hugo Capdevila, de así no ocurrir el 7 de setiembre quedaría habilitado para convocar, por si, el Concejo Deliberante, y de no hacerlo éste la legislación prevé que la Junta Electoral Municipal se constituya y abra el proceso electoral. Estas son las posibilidades abiertas para concluir con la incertidumbre de la convocatoria.
Claro está, que la cuestión no termina ahí, porque aún nos quedan en danza dos precandidatos más, Lucrecia “Picky” Cavanna y Omar Ariza. Consultada sobre la novedad del acercamiento Corazza-Tasart-Martín y sus intenciones, Cavanna definió que “me parece bien que se hayan sumado, pero no he sido parte de ese acuerdo y no tengo conocimiento de que se haya llamado a una nueva mesa de consenso. Estoy predispuesta a participar de toda mesa de dialogo, aunque ya me suenan a chiste, porque la intención del consenso es declamada pero no llevada a la practica. Reitero, soy precandidata con intenciones de candidata, por lo tanto, si no hay consenso en torno a eso, iré a internas”.
Por su parte, Ariza manifestó que “para mi nada ha cambiado, mientras haya uno dispuesto a ir a internas yo no me bajo y voy a internas”.
En el análisis quedó la incógnita de si la candidatura de Corazza recibiría el apoyo de Capdevila, desde ese sector se traslado que “en principio reunimos a un sector importante del partido, eso significa apoyo interno y además hay sectores independientes que acercan su respaldo, lo que afirma la convicción de que estamos en el buen camino. Desconocemos si Capdevila nos considera su candidato, pero nos parece que, dando mérito al apoyo de la gente, finalmente lo hará”.
Todas las miradas puestas, entonces, sobre el actuar de Capdevila, a quien no pudimos contactar.
De todas maneras, los tiempos se agotan y el desenlace llegará de un momento a otro, por una vía u otra, aunque para los ansiosos el pescado siga sin venderse.

N.H.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal