Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

viernes, 21 de agosto de 2015

Elecciones para autoridades municipales de Villa Giardino

Conrado Di Natale: “Soy un convencido de que el ser humano trasciende, y para ello hay que entregar lo mejor de cada uno en el pueblo que tanto nos ha dado”

El candidato de EVC trazó los lineamientos prioritarios que tienen en mente desarrollar si es que acceden al gobierno. Por su parte, los candidatos a concejales que lo acompañaban manifestaron la transversalidad existente entre las diversas áreas que componen la gestión de gobierno y adelantaron la concreción e una auditoría para conocer la realidad de las cuentas públicas.

El Candidato de Encuentro Vecinal Córdoba para las elecciones del próximo 30 de agosto en Villa Giardino, acompañado de los candidatos a concejales Mayra Fernández y Marcelo Molas, ante el comentario de lo enrarecido del proceso político que vive la localidad, manifestó que “estamos viviendo momentos bastante difíciles, porque es todo muy cruento, nosotros no compartimos la forma en que se está haciendo política en nuestra localidad, pero, bueno, aparece como parte del juego, uno no está acostumbrado porque no vienen de la política, somos todos simples vecinos, y nos sorprenden algunas actitudes. Nosotros estamos muy conformes con el equipo que hemos conformado, de lo logrado desde que nos constituimos a hoy, y creemos estar bien posicionados”.
Agregó que “la gente está contenta, se ve al vecino en general ocupado en el acto electoral, no como en otras ocasiones que aparecían como comprometidos a tener que ir a votar. Esta vez se arrima gente con la inquietud de acercarse al espacio, porque lo entienden como aglutinante y quieren participar. Hoy por hoy, Encuentro Vecinal Córdoba pone a disposición de los vecinos lo que hemos estructurado como equipo para bien del pueblo. Acá no hay otro interés, si en Giardino conseguimos sacar el fanatismo partidario y las conveniencias personales de por medio, creo que estamos en condiciones de promover un movimiento benéfico para la localidad que aparece hoy como maltratada”.
Consultado Molas por si tenía la misma sensación, sostuvo que “Sí, tal cual. Es un poco el espíritu que nos animó cuando nos juntamos los vecinos, como bien dice Conrado, no venimos de la política, pero sino nos involucrábamos no íbamos a lograr el cambio que estamos buscando. En función de eso, queremos participar para generar esa actitud que debería ser más común, el que la gente se involucre en política, porque vivimos en el mismo lugar, y esa campaña que pude presentarse como virulenta o violenta, pasada la misma seguimos siendo vecinos, seguimos encontrándonos en la calle todos los días, por eso nuestra propuesta es de no agresión, de plantearnos el Villa Giardino que queremos, independientemente de la visión que tengan otros partidos. Nosotros planteamos construir desde lo que está hecho, de manera que lo que está bien se continuará, si algo falta, cubrir esa falencia, pero no desechar por desechar, lo que está bien se mantiene y se mejora, y se corrige lo que está defectuoso”.
A su turno, Fernández, en relación al rol de la mujer en la acción política y legislativa, expresó que “mi interés centra en que a la mujer se la ve como más sensible y más emotiva, siempre se la ha tratado de involucrar, desde la época de Perón, con la faz social. Creo que todas las áreas en una comunidad son transversales, y todas tienen que ver entre si e interfieren entre si, si está bien la familia, está bien todo. Si hay trabajo, salud, educación, todos los integrantes de esa familia se van a amalgamar, para salir adelante. Como si hay un problema, incide en el todo. Nuestro pueblo es una gran familia y a lo que cada uno debe propender es a mejorar las condiciones de convivencia, hay que construir seguridad y formar políticas de gestión basadas en las necesidades concretas de la comunidad. Nuestro pueblo tiene una protagonismo turístico de relevancia, que debe explotarse de una determinada manera, porque tiene un techo, un límite de dos meses al año, no se puede meter en un hotel más gente que lo que su capacidad permite, entonces, hay que generar una programación de eventos que rompa con la estacionalidad y atraigan al visitante, además de no agotar el tema en lo local sino avanzar en asociaciones regionales que apunten al mismo objetivo. Por otra parte, también hay que ampliar esa intención a los problemas comunes que afronta el corredor, como es el cuidado del medio ambiente, transporte, salud pública… Para nosotros, por otra parte, el objetivo ya esta en gran medida cumplido, porque así no obtuviésemos una participación política en el próximo gobierno, seguiremos actuando como vecinos comprometidos con el presente y futuro de nuestra comunidad”.
Sobre las prioridades a observar, Di Natale señaló que “para nosotros uno de los puntos prioritarios a poner atención está en la salud, porque si bien tenemos un centro de salud, hoy se lo está utilizando más como herramienta política que para lo que fue creado, porque si pensás que cuando fue creado tenía veinte camas, que funcionaba como maternidad, había incluso incubadoras, y al día de la fecha nos encontramos que no tenemos nada de eso, han pasado 63 años desde su fundación y nos encontramos como medio vacios en cuanto a eso. No podemos decir que vamos a comprar una ambulancia porque desconocemos si la cuestión presupuestaria lo admite, habrá que gestionar y en eso estamos. Si, podemos decir, en eso estamos, que tendremos una cama caliente asegurada en el Hospital Domingo Funes para cubrir las urgencias que eventualmente se den… Nosotros no queremos usar la necesidad de la gente para juntar votos, sino que queremos su participación para juntos conseguir las soluciones a los problemas que nos aquejan. En ese sentido, pretendemos el afianzamiento de la creación de los centros vecinales no solo para conocer del problema sino también para concertar en forma conjunta la solución e incluso el control de la inversión a realizar, porque nosotros no seremos más que administradores de los dineros que los vecinos suministran al municipio por los servicios que éste presta. No somos dueños de nada, en cierta forma cuando los gobiernos se perpetúan se apropian de la cosa pública y eso no es lo que nosotros propiciamos, y es una de las razones por las que estamos en esto. Nuestra idea es la de no superar los dos períodos de gobierno, creemos en la alternancia porque responde al bien del pueblo”.
Respecto de las cuentas municipales, Molas definía que “si accedemos al gobierno, lo primero que queremos hacer es una auditoria para conocer cual es la situación real del municipio, porque nosotros podemos tener muchos proyectos pero si económicamente no son viables quedarían en promesas incumplidas, y no queremos caer en eso”.
Cuando se le planteó que era la única expresión política que mencionaba la revisión, ya que los demás entendían que había existido una administración prolija, analizó que “creo que es lo lógico conocer de la situación real. Decir esto está fantástico, las cuentas están absolutamente equilibradas, pero vamos a ver si son reales. Nosotros hemos hecho un estudio del presupuesto para este año, sabiendo cuál es el porcentaje de la recaudación, en lo teórico, que va a empleados, a determinado tipo de obra, hay muchos grises con varios y otros, creemos que no pueden ser tan generosos, y en realidad tenemos que estudiar el presupuesto que tiene que quedar para el año que viene que es el que teóricamente tendríamos que ejecutar si accedemos a la intendencia. Por eso, antes de decir vamos a pavimentar, hay que ver si tendremos los recursos para ello, no podemos prometer en el aire”.
Se le apuntó que decía de la existencia de grises y que eso hacia a la duda sobre la administración saliente, adujo que “no tenemos manera de saberlo, porque no estamos adentro y no podemos hacer un análisis de las cuentas reales, si hay una partida que tiene un determinado presupuesto y después otra partida lo requiere, se hace un traspaso y se cierran los números. Tiene que ser transparente, el Estado no genera recursos, administra lo que recauda de las tasas, del agua, de los vehículos, y demás, en función de esa transparencia queremos la participación del vecino, para que vea cómo se invierte, vea y diferencie la urgencia de la prioridad, y los tiempos donde hacer realidad una demanda, y si una obra es necesaria o no. Vivimos del turismo y tenemos muchos recursos turísticos abandonados en absoluto, hay que recuperarlos para que el turista siga encontrando atractivos en el pueblo y sigan viniendo”.
Di Natale cerró la charla expresando que “la idea es dejar lo mejor de nosotros. Soy un convencido de que el ser humano trasciende, y para ello hay que entregar lo mejor de cada uno en el pueblo que tanto nos ha dado. Estoy en contra de los que quieren los grandes capitales, porque en el momento de la partida no nos llevamos nada, entonces, hay que pensar en quienes están en nuestro derredor, es el espíritu que me embarga y también el del grupo”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal