Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

viernes, 21 de agosto de 2015

Niños y jóvenes en “su día” o con los desafíos de cada día.

Hoy es 17 de agosto y la nota se refiere niños y jóvenes. No obstante me es imposible avanzar en la redacción sin acercar a este espacio un especial reconocimiento al prócer mayor de nuestra historia, al hombre que viene de la Europa colonialista a jugar su vida junto a un pequeño grupo de una logia, por la libertad de esta “patria Grande”. Cada vez que recorro su vida y sus luchas, por medio de la lectura de los diversos textos que de él se ocupan, se acrecienta el hombre real, con su voluntad de hierro y sus pasiones, con sus fortalezas y debilidades y especialmente como médico, por sus enfermedades, su asma, su reumatismo y no se si no padecía al igual que su esposa ya que expectoró reiteradamente sangre, la temible tuberculosis que terminó con la vida joven de Remedios. Incluso se habla de una cardiopatía que de hecho contraindicaban como una “locura” el cruce de Los Andes con estos antecedentes. No le faltó a José de San Martín una úlcera gástro-duodenal y por los dolores permanentes debió recurrir al opio, algo que incrementó su prejuiciosa descalificación. Hay mucho más en la reconstrucción de su historia clínica pero ¿y los factores emocionales cuánto daño le hicieron? No bien llegó a Buenos Aires los sectores acomodados lo relegaron y despreciaron. Rompe al poco tiempo con íntimos amigos de la Logia Lautaro, especialmente Carlos María de Alvear. Las redes informales, no había Face Book en esa época, hacen circular el rumor de “que no era trigo limpio”, “que era un vendido” (1) e incluso al final de su epopeya libertadora, cuando se retira de Lima habiendo dejado la continuidad de la revolución emancipadora en manos de Bolívar, lo acompaña la calumnia de que era un “ladrón”. Hasta el final de sus días guardó para sí y los suyos este mensaje: “La conciencia es el mejor juez que tiene un hombre de bien”. La historia lo hace extensivo a todos quienes actualmente padecen ese modelo no judicial de segregación por falsedades.

Cada año, el 2do domingo agosto se celebra el Día del Niño pero en nuestro país por decisión de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, se trasladó al 16 de agosto. A su vez el 12 de agosto es el Día Internacional de la Juventud que no tuvo eco alguno en nuestros medios, ni en cámara comercial alguna, quizás porque se lo traslade al 21 de setiembre. Se lo celebra en esa fecha por una resolución de la ONU con el objetivo organizar en todo el mundo actividades que “promuevan la participación de los jóvenes en la sociedad, desarrollar canales de comunicación y cooperación, y políticas en temas como educación, empleo, y hábitos saludables”. Niños, adolescentes y jóvenes han ocupado un lugar especial en estas notas de ECOS. La felicidad de cada niño depende mucho de lo que la sociedad en la que reside hace por él, a partir de considerarlo un sujeto de derecho, con capacidad de expresarse y de tener un lugar en los debates donde su quehacer cotidiano tiene lugar.
No pocas veces recuperé las expresiones del gran pedagogo italiano Francesco Tonucci y su creación ”La Ciudad de los Niños”. Pensar la Ciudad desde la visión y necesidades de la niñez. No hace mucho disertó invitado por la Fundación ARCOR, y de esa intervención recojo estas afirmaciones. “Los niños valen por lo que son. Tienen derecho al presente más que al futuro. Claro que si consideramos a los niños por lo que son, se volverá incomodo: se tornarán como nosotros. Si aceptamos que los niños serán adultos en algún momento, que solo hay que esperar que crezcan, estará todo bien. En cambio, si consideramos que los niños son ahora, por lo que son, por lo que valen en estos momentos, se convertirá en un problema serio que nos puede crear muchos conflictos pues son muy diferentes a nosotros”. La OMS recomienda que los niños, niñas y adolescentes, entre 5 y 17 años, realicen un tiempo mínimo de 60 minutos diarios de actividad física, con una intensidad que va de moderada a vigorosa. Actividad física no es sinónimo de deporte. La escuela tiene un rol importante en la generación de espacios y tiempo para hacerlo, pero la familia y la comunidad también poseen un papel fundamental. En bien de la felicidad real de nuestros niños en su día y todos los días, nos debemos preguntar cuánto tiempo de actividad física tienen los niños faldenses en nuestras escuela públicas y privadas. Bueno sería que se invitara en alguna oportunidad a Tonucci a nuestra ciudad, pero no podríamos hacer algo antes de que venga, si es que realmente respetamos su mensaje. Uniendo esfuerzos de la Provincia, a cargo de nuestras escuelas públicas y parcialmente de las privadas con nuestra Municipalidad que viene desarrollando actividades promocionales importantes, lograr que en la lucha contra el sedentarismo y la obesidad infantil, lleváramos a 3 días como mínimo la actividad física en todas las escuelas. Un desafío no imposible.

Concluyó ¿exitosamente? la Audiencia Pública sobre lo Ordenanza de Espectáculos Públicos (OEP) del municipio de La Falda. Si nos atenemos al número de participantes, al estudio previo de la ordenanza, incluyendo al Consejo de la Ciudad, a la decisión misma de hacerla cuando no había requisitos firmes al respecto, a los diversos artículos que la hacen promotora de la salud de los asistentes y en especial a la prevención de lesiones, discriminaciones, debemos decir que sí. No obstante faltaron a la AP los principales ciudadanos-vecinos-usuarios de los OEP: la franja que va desde los 15 a los 25 años comprende al 16% de la población aproximadamente. Según las autoridades, fueron consultadas, aunque no se pusieron en evidencia que opinaron al respecto. Es la edad con más muertes por agresiones y autoagresiones. Dentro de todos los grupos etarios, son los que sufren las discriminaciones y especialmente las que no tienen en general otra oferta los fines de semana que las que ofrece el mercado de la noche. Hay modelos de inclusión barrial que sobrepasan los días laborales, como el de “Escuelas Abiertas” con sus múltiples modalidades.
El nuevo Código Civil y Comercial pide que sean consultados cada vez que se analizan sus necesidades, lo mismo que como hemos visto la ONU. Creo que se debe avanzar un poco más en inclusión y establecer modos de consulta públicos en horarios y lugares apropiados, resguardando los derechos de ciudadanía. Quizás, el que alguna vez tengamos un Consejo de la Niñez Adolescencia y Familia local, con representaciones en los barrios, aportaría mucho al respecto. Finalmente respecto al Personal de Control de la OEP (art 56, inciso f) hay al final un etc. Creo que a los redactores se les traspapeló Derechos Humanos. Tan importante considero, como primeros auxilios en pos de una Ciudad Saludable y Segura.

Feliz el cada día de cada niño y de cada joven, de esta Ciudad que avanza en derechos y descubre asimismo lo que nos falta para lograrlos.

Benjamín Malamud Lerner

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal