Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

viernes, 21 de agosto de 2015

Nuestra Plaza San Martín cumple años

Rubén Rubio (Junta Municipal de Historia La Falda)

Un espacio público utilizado como lugar de encuentro y socialización. Un “querible” patrimonio cumple años. ¿Cuántos?

Nuestras plazas, como territorios muy indicativos de la traza urbana hispánica, son esos lugares que inspiran recuerdos, alegrías, encuentros, festejos…Las hay muy famosas como la Plaza de Mayo y otras apenas nombradas, pero reconocidas como parte de su identidad, su patrimonio.
La plaza San Martín de la ciudad de La Falda tiene su historia y cumple años. Proponemos una mirada aportando información que podrá ampliarse/rectificarse, ya que entre todos, con sus evocaciones, fotografías, anécdotas, documentación, enriquecemos nuestra historia local.

Desde la repatriación de los restos del Gral. José F. de San Martín en 1880 y la obra sobre él escrita por B. Mitre, se inicia una consideración especial, que con el espíritu de catecismo cívico realizado en las aulas, se acrecentó hasta convertir al hombre en una estatua, como imagen de la suma de virtudes. En agosto de 1933, el presidente Agustín P. Justo estableció que el 17 de agosto sea feriado nacional, con el apoyo del Instituto Nacional Sanmartiniano. No faltó la tentación de convertir la historia en esclava de la política (tentación aún vigente), pues para unos San Martín era el victorioso militar y sin intenciones espúreas y para otros era quien había enviado su sable al gobernador Rosas como muestra de su admiración por la lucha contra los ingleses. Desde el golpe de Estado de 1943, el Ejército se hizo cargo de los homenajes a San Martín, hasta el punto que se creó la condecoración mayor de nuestro país: la Orden del Libertador Gral. San Martín. Al año siguiente, con Perón como vicepresidente, el Inst. Nac. Sanmartiniano pasó a depender también del Ejército.
En ese clima de estado de sitio, suspensión de partidos políticos, de final de la Segunda Guerra Mundial, de ruptura y declaración de guerra del gobierno argentino con las potencias del Eje (los miembros de la embajada japonesa fueron internados en el Edén Hotel en abril de 1945), se dan dos hechos importantes para nuestra plaza: por decreto N° 16.216 Serie A, del Superior Gobierno de la Provincia de Córdoba (intervención federal) del 17 de julio de 1945, se aceptaba la donación de la S.A. Edén La Falda, de un terreno con destino a plaza pública y al mismo tiempo, autorizaba al Municipio a recibir la donación del busto del Gral. San Martín realizada por el Sr. José Ferrarini. La idea de la plaza comenzaba a tener forma y nombre.(1)
Lentamente, se tomaban decisiones: en marzo de 1946, se libera de gravamen municipal la escrituración de la manzana donada; asimismo, se autorizaban numerosos gastos, entre ellos para estudios de altimetría. Por decreto municipal N° 1197, del 16 de agosto de 1946, se autoriza la colocación de una ofrenda floral al pie del busto del prócer ubicado en la plaza “San Martín”. Con el paso del tiempo, y con la jerarquización del espacio con la inauguración del nuevo templo Parroquial (8 de diciembre de 1948), el proceso se fue acelerando dado que se declaró que 1950 sería el Año del Libertador Gral. San Martín.
Por ello, por sucesivos decretos, se adjudicó la colocación de cordones de granito en todo el perímetro de la plaza, así como licitaciones privadas para la realización de trabajos, como escalinata, base del busto de San Martín, obras por administración con la empresa Donato M. Gonano, adquisición de banderas y ornamentos patrios así como pago a A. Trenkel por colocación y arreglo de plantas, y el nombramiento, desde mayo de 1950, del sereno nocturno Fidel S. Gómez. También, por decreto municipal N° 1641, se estableció que “a la actual arteria Av. Edén que partiendo de Córdoba Sud (Camino Nacional) llega hasta el portón del Edén Hotel, se la denominará en lo sucesivo: AVENIDA 1950 – AÑO DEL LIBERTADOR GENERAL SAN MARTIN”. Sería el segundo nombre de los tres que tuvo la conocida Avenida….
Como es sabido, los festejos principales se concentraron en la semana que culminaría el 17 de agosto. El gobierno municipal de La Falda, ya un mes antes, había citado, con carácter obligatorio para todo el personal administrativo y obrero, a concurrir al acto en homenaje al Libertador y a desfilar el día del Reservista (20 de agosto). Quien no lo hiciera, se haría pasible de sanciones disciplinarias. Por ello, el 18 de agosto, por decreto N° 1742, el gobierno municipal a cargo del Comisionado Antonio Issa, ante la falta de concurrencia del personal al acto del minuto de silencio a las 15 hs, ordenó la suspensión por dos días sin goce de sueldo y con la obligación de prestar servicio a los ausentes, menos a los señores Derlis Romero, Fidel Gómez, C. Caliari, Alberto Nativo Rodríguez y J. Antonio Palacios (secretario municipal).
La plaza San Martín tiene su historia forjada con el trabajo de muchos; falta dilucidar muchos otros aspectos pero que lo sean con documentación probatoria o fuente oral confiable (diseño, sectores agregados, acciones desarrolladas, etc). ¿Cuántos años cumple nuestra plaza? Si contamos desde la donación de la manzana y el busto, 70 años. Si lo hacemos desde su coronación cuasi terminada, en 1950, serían 65 años. Sean los que fuesen, es importante preguntarse si la sentimos “como propia” como un territorio cotidiano, utilizado, cuidado. ¿La tenemos incorporada, desde nuestra vivencia cotidiana, como patrimonio tangible?

(1) Los datos sobre la plaza de La Falda están tomados de: Libros 3 y 4 de Decretos del Poder Ejecutivo del Municipio de La Falda.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal