Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

domingo, 12 de abril de 2015

El Camino del Cuadrado, según Schiaretti, se habilitaría el 1 de mayo, sobran dudas al respecto

Cuando nos encontramos ya a casi sesenta días de que el Camino del Cuadrado se encuentre fuera de servicio y que las manifestaciones, tanto de las autoridades municipales relacionadas al turismo cuanto al comercio de la región centro-norte del Valle de Punilla, hablan que la declinación de visitantes de fin de semana a la región tiene como causante esa inhabilitación, sonó a música celestial el que el candidato a gobernador por Unión Por Córdoba, Juan Schiaretti, tras minimizar el impacto de las torrenciales lluvias sobre la traza, anticipará que la ruta se habilitaría el 1 de mayo. De todas maneras los escépticos de siempre nos preguntamos por si podría ser posible, considerando que lo poco que se ha dicho, sobre la remediación que se estaría concretando sobre la vía, indica que los trabajos son complejos y que requieren del concurso de especialistas en la materia.
En función de lo cual, fuimos en consulta al geólogo Juan Carlos Romanutti, que sabíamos había tomado algún tipo de contacto con los profesionales de Vialidad Provincial, al respecto, en forma didáctica, nos dijo que “es difícil o al menos arriesgado, hablar de un trocito de lana sino se conoce la madeja, como también, y esto es bastante común, constituirse en juez de cualquier acontecimiento y/o rubro. Es evidente que las obras públicas son el plato ideal para estos hábitos, en especial cuando tocan, aunque tangencialmente, intereses económicos. Así sucede con el agua, las cloacas, los tendidos eléctricos, puentes, y caminos, por qué no? o mejor, por supuesto. Debo decir que somos un conjunto social muy sensibilizado y vulnerable, me incluyo, sin dudas, porque creo que se nota hasta en la charla diaria, donde se pasa de un día para otro, de la tranquilidad bucólica serrana al desacuerdo entrópico de opiniones, sin pestañar.
Con estos antecedentes, cualquier obra pública ayer pudo haber sido algo muy malo y hoy será una maravilla. Es menester informar a la población sobre los hitos que confluyen en u a gran obra, con el objeto de que éste colectivo comprenda que se trata de un proceso. Cualquier obra civil, en este caso carreteras o auto o ferrovías, tiene un proceso que parte desde el anteproyecto y va hasta el punto de su concreción, incurso en el cual está el proceso licitatorio el cual elegirá por calidad y/o precio la empresa o empresas que han de construir esta obra civil. Tanto el proceso de preparación como la construcción de la obra en si suman entre 5 ó 6 a 10, 12 años para su concreción.
Estos valores son válidos para una represa de agua, un área de explotación de petróleo y/o gas, una carretera o autopista, un gran canal de transporte de fluidos o una gran línea de transporte de electricidad. La mano de obra incorporada estará en acuerdo a la magnitud de la misma y estará entre decenas hasta decenas de miles de empleados, como ejemplo en nuestro país.
Esta descripción somera y general indica que estas obras derivan de un “proceso” que tarda lustros o décadas. Por lo general son muy complejas y en su trayecto generan casi siempre cambios proyectuales, que a su vez, crean distintos tipos de situaciones legales y/o financieras.
En específico, nuestro Camino del Cuadrado ha sufrido algunos cambios de traza, según tengo entendido, sin confirmar, en la bajada hacia Valle Hermoso, unos 9,5 a 10 kilómetros aproximadamente, en los cuales se desarrollan casi todos los acontecimientos o “Hazards geológicos” en los taludes excavados y los pedraplenes resultantes. La zona que hablamos es “una zona de falla” en distintas etapas de evolución, con metamorfitas y micas cataclasadas, plegadss y con expoliación definida y a la vista, Además con intrusiones de distinto tamaño, forma y mnera de intruir, lo que genera áreas de taludes de equilibrio inestable o indiferentes, que han manifestado los derrumbes conocidos.
Los elementos que actúan en contra de la estabilidad son el agua, es decir las lluvias extraordinarias, como las que hemos tenido este verano, el hielo, que al formarse se dilata y produce excesiva fuerza en las grietas, la extracción de grandes volúmenes de roca, el ángulo demasiado vertical de los taludes, las vibraciones debidas a los explosivos, etc., y hay otros más sutiles.
Hemos asistido a Vialidad Provincial a exponer nuestra opinión sobre temas geotécnicos y observamos que los profesionales actuantes están en conocimiento de los problemas acontecidos.
Consideramos que habrá que estimar el planteo de un estudio de apoyo en varios puntos de estos 9,5 Km. desde Valle Hermoso, para determinar el tratamiento necesario o suficiente para la seguridad de estos taludes, ya sea por medios mecánicos, bio mecánicos, me instrumentación adecuada”.

Como puede observarse, profesionales con conocimiento en la materia no faltan, incluso los tenemos en nuestra propia ciudad y están dispuestos a intervenir por si o a solicitud ante las autoridades de vialidad. Pero, lo cierto es que no se puede, a ciencia cierta, dar una fecha de conclusión definitiva de los trabajos a efectuar sobre la traza del camino que den total seguridad para su uso. Como Romanutti lo afirma, esto es parte de un “proceso” que llevará a una estabilidad definitiva en un determinado tiempo, que hoy no se puede precisar. De manera tal, que deberemos acostumbrarnos a que cada tanto el camino se encuentre fuera de servicio por cuestiones de mantenimiento.
Como siempre, la pregunta inmediata es qué hacer en el mientras, y aquí aparecerán los interrogantes a los que se debe dar respuesta, como los relacionados a porqué, en tanto, no se habilita el viejo trazado, que aparece en buenas condiciones, para subir o bajar, como lo ha solicitado el intendente de La Falda; o el porqué no se les solicita a las prestatarias del sistema de peaje a que informen sobre la situación del camino y alternativas, y no tener que soportar que aviesamente un empleado responda “no informamos porque no es nuestra obligación, la obligación de la empresa es mantener la ruta donde estamos emplazados”, esto produce algunas cuantas broncas, y finalmente, no arriesgar declaraciones de soluciones definitivas cuando se conoce que se está muy lejos de darlas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal