Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

sábado, 28 de marzo de 2015

Palabras de despedida para un referente político: Juan Carlos Herrero


El jueves 19 de marzo, falleció Juan Carlos Herrero –“el Gordi”- como le decíamos y es necesario hacer un pequeño esbozo de su trayectoria.

Siempre es complicado delinear o bosquejar perfiles y ser absolutamente fidedigno cuando la persona en cuestión, el Gordi, fue uno de mis grandes adversarios políticos dentro de la U.C.R.

Pero dejo en claro una cosa: en esas épocas de pujas ideológicas y participación activa y masiva, había preceptos que eran sagrados y nuestro partido con logros y desaciertos, posterior a una interna partidaria, el que ganaba gobernaba y el que no lo hacía acompañaba…otro detalle: desde hace mas de 50 años en este pueblo, la Unión Cívica Radical (salvo en el 2011) todos los cargos electivos –y la mayor de las veces los partidarios- se dirimieron en compulsas democráticas vehementes y apasionadas.
Jamás aceptábamos antes, ni ahora, que se digitaran los cargos locales por dirigentes departamentales, provinciales o nacionales y si alguna vez lo intentaron en La Falda, no se lo consentimos.

El Gordi Herrero fue hotelero, comerciante, administrador, representó a la asociación de su rubro, presidente del Concejo Deliberante, intendente, secretario de gobierno, presidente por muchos años del núcleo Renovación y Cambio a nivel departamental y vaya capricho del azar, quien esto escribe lo era de la línea Córdoba.
Cuando en el año 1995 ambos fuimos precandidatos a intendente por nuestro partido tuvimos un civilizado debate radial y una vigorosa interna. Obviamente trabajamos y militamos juntos para la presidencia del Dr. Raúl Alfonsín y para la intendencia de Carlos Auferil en el año 1983, y de igual modo para los candidaturas de gobernador y legisladores.

El Gordi fue un deportista de jerarquía en muchas disciplinas y aquí destaco solo dos de ellas: excelente basquetbolista e integrante de un equipo inolvidable del Club A. La Falda en las décadas del 50, 60 y comienzos del 70, y un fenómeno en el fútbol local y provincial vistiendo la camiseta del Club. A. Belgrano.

Su parte más sensible era para con sus padres, hermanos, esposa, nietos, familia en general y muy especialmente para con sus tres hijos, Carli, Martita y Patricia. Estaba orgulloso de sus seres queridos.

Desde las diferencias y también desde las coincidencias y encuentros, en los últimos años, toda vez que nos relacionábamos hablábamos un poco de política, pero mucho más de la calle 9 de julio y alrededores donde transcurrimos casi toda nuestra existencia, del Club de nuestros amores, de La Falda -ciudad y sitio entrañable para ambos y sobre el sentido de pertenencia a la misma, obviamente también lo hacíamos de nuestros parentescos, de la perdida y ausencia de amigos, en una palabra…de los que ya no están…charlas de viejos, con añoranzas, recuerdos, nostalgias… y un poco desorientados en este hoy…

Las controversias desaparecen en la culminación y en el desenlace de una vida, más aun si sabemos y podemos discernir y reconocer los valores y aciertos de los disímiles.

Estoy seguro que el Gordi descansa en paz, quiera la providencia que así sea.
Respetuosamente. Carlos Enrique Perez

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal