Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

domingo, 18 de mayo de 2014

El panorama de una campaña político electoral anticipada

Cuando la mayoría de los análisis previos marcaban que el movimiento político con miras a las elecciones de 2015 comenzaría tras el mundial de fútbol, sorpresivamente, en todos los niveles electorales, aparecieron no tan sólo la proyección de partidos, alianzas y frentes sino también la postulación abierta de candidatos. Es así, que en nivel nacional a la ya instalada intención del Pro, que nunca se bajo del proselitismo político electoral, de postular a Mauricio Macri, se le sumó la aparición de FAUNEN, que no bien alcanzó a presentar su integración pasó a competir dentro de las encuestas exponiendo como mejores instalados a Julio Cobos, Hermes Binner y Elisa Carrió, en ese orden. El también activo Frente Renovador de Sergio Massa sigue mostrando a su conductor como el dirigente con mayor intención de voto, con porcentuales cercanos al 22%, no muy alejado de esos guarismos se encuentra el inubicable, porque no se puede por ahora al menos encuadrarlo en la oposición u oficialismo kirchnerista, pero de lo que se está seguro es de que suma al justicialismo, Daniel Scioli. En el entramado de las muestras estadísticas de estos días, entonces, el primer escalón del podio es para el peronismo que suma entre sus dos candidatos con mayor intención de voto, Massa y Scioli, alrededor del 42%, se disputan el segundo lugar FAUNEN y el PRO, el primero sumando las intenciones a favor de Cobos, Binner y Carrió que ronda el 22% y el segundo reuniendo un 18%. Por estas horas, podría decirse que el escenario arroja la posibilidad de segunda vuelta, y en tal caso la necesidad de establecer probables acercamientos post primera vuelta para competir con alguna posibilidad frente al peronismo, si éste logra conseguir unificar criterios, casi siempre lo hace cuando lo que discute es poder, pero habrá que ver en qué condiciones podría celebrarse ese pacto sin correr el riesgo de que alguna de las facciones, UCR, Socialismo o Pro, se fagocite con posterioridad a sus aliados, y ello significa mantener la identidad propia, que, por otra parte, puede ser causal de diferencias en lo funcional de conseguirse el triunfo. Como puede verse la cuestión no será fácil de manejar. No incluimos en este análisis la intención del gobernador José Manuel De La Sota porque por ahora no aparece reflejado en las consultas técnicas, sin embargo de política es de lo que se trata, y en ese terreno no puede dejarse de lado la capacidad y habilidad del dirigente cordobés para instalarse en el centro de la escena y proponerse como la figura unificadora del peronismo, es la estrategia que está llevando adelante y para ello ha mostrado en primer lugar un acuerdo legislativo con el Frente Renovador para intentar aprobar el proyecto de creación del Departamento Federal de Lucha Contra el Narcotráfico que presentará Carlos Caserio, que a su vez le ha servido para instalarse por algunas horas en los Estados Unidos y dialogar con la DEA con el objeto de buscar apoyo técnico para la propuesta en ese sentido que tiene planteada en la provincia y a su vez plantear en esos organismos la intención proyectada para el país. Tampoco puede dejarse de lado el nuevo caballito de batalla que intenta instalar por estas horas en la provincia relacionado al consumo y al crédito, habilitando líneas de financiación a través de la banca oficial provincial para la adquisición de automóviles, motocicletas y electrónica, con tasas de interés por debajo de la oferta bancaria, oficial y privada, existente. Habrá que ver qué resultado obtiene de estas iniciativas, pero de lo que estamos seguros es que de De La Sota va a concitar la atención de propios y extraños, de lo que puede dudarse es de su inserción en terreno electoral bonaerense que es donde se definen las candidaturas, es la piedra en el zapato y sólo podrá superarla siendo esa prenda de unidad que persigue, pero a la que únicamente podrá acceder si se produce un cisma en la dirigencia bonaerense, algo prácticamente improbable, como se ha dicho, cuando se discute poder.
Bajando al ámbito provincial, la Intención presidencial de De La Sota ha dejado abierto un espacio de debate en cuanto a su sucesión, ya sea porque logre su cometido o porque, como lo ha planteado, decida no buscar la reelección. De manera que esta consecuencia no esperada generará movimientos en el peronismo provincial, aún cuando se muestra unificado y verticalista. La otra facción que tendrá serios movimientos será el radicalismo, que tras la crisis vivida en el gabinete municipal de la capital provincial, ha reducido sustancialmente las posibilidades de Ramón Mestre hacia la candidatura a gobernador, en función de lo cual recrudecerá la interna partidaria, que ya tenía sus remezones por cuestiones de alianzas y frentes. Con este panorama, la UCR tendrá que recomponer hacia dentro primero y aún así parecería que no escapará a la selección de candidato a través de las urnas. El PRO, el juecismo y hasta el Frente Para La Victoria de mantener la candidatura de Carolina Scotto, tendrán la posibilidad de “balconear” las vicisitudes de los partidos tradicionales y en forma oportuna aliar a los sectores más afines.
Arribando al territorio municipal, el justicialismo se muestra dispuesto a hacerse cargo de la función de oposición para la que ha sido electo, y como claramente han dejado expreso sus máximos dirigentes a salir a entablar una discusión comparativa entre la gestión que desarrollaron y la que se lleva adelante en la actualidad, plano en el que consideran sacaran ventajas. Sin embargo, y como se ha hecho público, hay sectores que no están del todo de acuerdo con la conducción partidaria y solicitan internas para autoridades partidarias e integración en los listados, y también se observa alguna intención en algunos sectores que se consideran excluidos o que no se sienten contenidos por la conducción partidaria.
El que aparece con la cuestión resuelta es el oficialismo del radicalismo que ya ha presentado la candidatura a la reelección de la fórmula Eduardo Arduh – Alberto Mainero. Lo que no significa que tenga superado cuestionamientos internos, ya que al menos dos sectores tendrían intenciones de competir por la candidatura, uno de los cuales le habría trasmitido al intendente Arduh tal decisión en el transcurso de la semana.

Este es el panorama político electoral que se presenta por estas horas y que parece sólo ocupa a las estructuras partidarias, ya que el ciudadano aparece interesado en cuestiones más coyunturales como saber cómo hace para llegar a fin de mes y tiene internalizado que para las elecciones falta un año, cuando menos.

N.H.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal