Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

viernes, 14 de febrero de 2014

Villa Giardino El colapsado de una perforación exigió de ingentes esfuerzos y de la inversión de $1.000.000 para prestar el servicio de agua en Barrio La Higuerita y alrededores

La perforación que abastecía al barrio colapsó y la solución aplicada exigió de una inversión de $1.000.000 entre lo que es red de emergencia y nueva perforación.

Sorpresivamente el servicio de agua corriente de Barrio La Higuerita se vio interrumpido por el colapsado de la perforación que provee a su tanque de distribución. La evaluación inmediata definió que había quedado inutilizada y que la única solución viable era la de realizar una nueva, lo que demandaría de un tiempo no menor. Ante ello se concretó una red de emergencia de 1.000 metros de extensión, que enlazó los tanques existentes y permitió proveer a los vecinos del vital elemento.
El intendente Juan José Ochoa en diálogo con Ecos, rememoraba que “a pesar de haber tomado todas las prevenciones del caso, habida cuenta que la población se triplica en verano, por lo tanto el consumo es mucho mayor por los complejos de cabañas, por las piletas que se llenan y a veces la falta de cuidado en el mantenimiento del agua, sobre todo las de lona que carecen de filtros, hace que el consumo se triplique o cuadruplique, y los usuarios que en ocasiones no toman conciencia de que nos encontramos en una zona semiárida y que hay que cuidar del vital elemento. Conociendo todo esto habíamos tomado todas las precauciones, durante el año realizamos dos perforaciones nuevas, con la compra de una bomba de repuesto para cada perforación existente, ello hacia que pensáramos que este año no íbamos a tener problemas con el agua. Pero siempre surge algún eventual, y en este caso colapsó la perforación del Barrio La Higuerita, que abastece a esa barriada, y no fue fácil de resolver porque la bomba se calzó y pegó abajo, dejando inutilizable la perforación. No sabemos si fue un movimiento sísmico o algún fenómeno natural, lo cierto es que no se podía contar más con ese suministro, había que encontrar una solución y la única posible era una nueva perforación. Mientras tanto había que dar una solución alternativa, se dispuso concretar una serie de by pass sobre el tendido de la red, algo en lo que ya habíamos venido pensando para casos como este. En función de ello, se realizaron tendidos de conexiones entre la perforación de La Gruta con el de Barrio La Granja, una de las nuevas que provee de 24.000 litros hora, de ahí se conecto con el tanque de reserva de La Higuerita y se concretó un enlace adicional desde Barrio Villa Gloria, con esto se sirvió a casi un ochenta por ciento de la zona afectada. Hay que agregar a esto la importantísima colaboración que hemos tenido de parte de Bomberos Voluntarios, quienes proveyeron de agua a los vecinos de la zona alta del barrio, sectores donde no podíamos llegar con la presión necesaria para cargar los tanques de reserva domiciliarios. Es entendible que la gente se haya sentido molesta ante las dificultades que se presentaron, pero hay que considerar asimismo, sumando al problema, los cortes de energía que se han sufrido y no olvidar que las bombas requieren de energía eléctrica para funcionar y cuando quedaban paradas se producía la bajante de los tanques de distribución. Han sido momentos difíciles porque había que resolver de forma inmediata, con un costo bastante significativo que no estaba previsto en el presupuesto, con la necesidad de un estudio previo para determinar el lugar de la nueva perforación, y todo esto en enero, con las empresas cerradas por vacaciones, y en un momento en que las variables económicas hacían casi imposible conseguir presupuestos, cañerías, bombas y lo que se hacia preciso. No obstante el personal de agua corriente trabajo a destajo y hoy estamos a pocos días de dejar solucionado el problema, en una semana más creo que así será. Se ha realizado una perforación de 92 metros de profundidad, se ha llegado al basamento, allí se ha encontrado una buena fuente subterránea, de importante caudal, por estas horas se está colocando el encamisado de acero, con los filtros correspondientes, y tenemos la bomba que finalmente abastecerá al tanque de distribución”.
Consultado por la inversión concretada, informó que “la nueva perforación ha tenido una inversión aproximada a los $300.000, sólo la perforación, la red de emergencia generada con los by pass ha tenido una extensión total de 1.000 metros, a lo cual hay que agregar llaves esclusas, cañerías y demás, el gasto total se aproxima a $1.000.000, esto en términos presupuestarios no es fácil de tener previsto, es un monto que para municipios como el nuestro es demasiado alto, de todas maneras habíamos tomado la precaución de tener una reserva para este tipo de imprevistos, no pensamos de esta magnitud, pero con la reserva, algunos ajustes que se hicieron, y alguna financiación que obtuvimos, hemos podido resolverlo. En buena hora que así haya sido, sin mayores endeudamientos, porque por ahí estas cosas producen ciertos desequilibrios financieros que después son difíciles de recuperar. Al terminar 2013 con algún superávit, esa reserva permitió superar la situación. Cabe apuntar que no estoy contando la cañería que va en la perforación, ni la bomba que ya la teníamos adquirida, el monto invertido es realmente importante”.
Añadió que “como puede apreciarse la solución no era algo que podíamos acordar en dos o tres días, ha exigido de un amplio espíritu de colaboración del personal, de los técnicos que idearon la red de emergencia y de los que desarrollaron el estudio de factibilidad de la nueva perforación, e incluso de la empresa que está llevando a cabo la perforación que tenía otro cronograma de trabajo y debió dejarlo de lado para atender nuestra exigencia. Ha sido un imponderable que ha exigido de esfuerzo y bien vale decirlo las condiciones previas, tanto económicas, técnicas y humanas, han colaborado en su solución”.
En lo que hace a la continuación del Plan Director de Agua que tiene la localidad, apuntó que “se tiene previsto para el presente periodo la construcción de un tanque de distribución en Barrio La Granja y una nueva perforación y tanque en Barrio Los Quimbaletes, con esto completaríamos el sistema y cada barrio tendrá su perforación y tanque, lo que hace que a partir de ahí no debiesen haber inconvenientes mayores salvo imponderables como este, pero que a partir de ahora, con la red de emergencia, puede dárseles una solución paliativa hasta tanto se solucione el problema que se presente. Quiero aprovechar la oportunidad para agradecer a bomberos, al personal municipal que atiende el sistema que ha estado trabajando hasta veinticuatro horas en los momentos cruciales, también a los vecinos que han mostrado paciencia una vez que entendieron que el problema no tenía solución de un día para otro”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal