Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

sábado, 25 de enero de 2014

Diego Veliz: “En un contexto critico generalizado, podemos decir que tenemos una buena temporada”

El funcionario admite la existencia de una menor cantidad de visitantes y de un consumo en retroceso con respecto a la temporada anterior. No obstante, analiza que es consecuencia de una situación de crisis generalizada en el país y que en ese contexto la temporada puede calificarse como buena. Recién en el último fin de semana el promedio de alojamiento llegó al 95%.

El Secretario de Turismo de La Falda, Diego Veliz, consultado por Ecos, por si el análisis de su cartera coincidía con sectores privados que mantienen que la temporada presenta dos características preocupantes, que la cantidad de turistas es inferior a la temporada anterior y que los visitantes han reducido su capacidad de consumo, mantuvo que “Sí, parcialmente coincidimos, porque nosotros notamos que los últimos días del mes de diciembre y los primeros de enero se vio mucho movimiento en la Avda. Edén cuando no lo hubo la temporada anterior. Ese movimiento económico generó un fenómeno que no se dio en el pernocte. Es decir, teníamos una multitud en el centro de la ciudad, pero manteníamos una ocupación promedio del cuarenta por ciento. Cosa, que por suerte, a medida que fueron pasando los días de enero fue cambiando, hasta llegar el último fin de semana pasado a un promedio de ocupación de plazas del noventa y cinco por ciento, que se dio también en toda la provincia. Es cierto también, que hay menor consumo, estoy en contacto permanente con los secretarios de turismo de Mina Clavero, Santa Rosa de Calamuchita y Villa Carlos Paz, me sirve para observar la tendencia, y la visión compartida es que se nota menor consumo, que hay una conducta a la que denominamos “gasolera”, personas que comparten la pizza, el lomo, el sándwich, la gaseosa, eso aparece como una cuestión común”.
En lo que refiere a pernoctes, precisó que “la tasa de ocupación para la primera quincena de enero, necesariamente tengo que diferenciar, tenemos hoteles de una y dos estrellas con promedio de ocupación que rondó el cuarenta y cinco por ciento, pero en hoteles de tres y cuatro estrellas, en conjunto con las cabañas, han tenido un promedio de ocupación de entre el setenta y ochenta y cinco por ciento de alojamientos. Esto es así, por ahí esto puede generar algún tipo de molestia o enojo por parte de algún privado que pertenezca a ese sector, pero lo que digo, es que nosotros cada dos días hacemos la estadística, se llama hotel por hotel y cabaña por cabaña y se les pide el nivel de ocupación, eso se vuelca en la planilla y eso arroja los resultados. O sea, que acá no hay nada inventado. A tal punto, que en un artículo que salió en la Voz del Interior, hace una semana, aparecían secretarios de turismo de destinos cordobeses que sostenían ocupaciones del orden del noventa o noventa y cinco por ciento, en nuestro caso consignamos que estábamos rondando el ochenta por ciento, fuimos totalmente francos, hablé con los otros secretarios y les dije que está era la realidad, por ahí escuchamos comentarios o vemos cosas que escriben ex funcionarios que están escapadas de contexto y de la realidad. Lo nuestro es real, además para un contexto nacional como el que existe hoy, con la tasa de inflación existente, con la inseguridad que se aprecia, con los cortes de energía que hubo en Córdoba y Buenos Aires, creo que en función de esas condiciones y de factores que han cambiado el paradigma de consumo del turismo, nos encontramos ante una temporada buena. O sea, acá no quiero lavarme las manos, nosotros durante todo el año hemos hecho la promoción necesaria, se ha ido a las ferias, publicado y distribuido folletería, videos institucionales, publicidad y medios de comunicación, ahora, si el país está mal, nosotros vamos a estar mal, esto es directamente proporcional. Entonces, me parece que no tengo que salir a cuidarme cuando digo que estamos en un ochenta por ciento. Ahora, que se ha notado el crecimiento del último fin de semana en que llegamos al noventa y cinco por ciento, bueno, estamos contentos porque se vio el flujo de turistas. El lunes, estamos a 20 de enero, hubo que cortar la avenida y hacer peatonal por la cantidad de gente que había en el centro. Insisto con esto, es posible que se haya potenciado el sector que denominamos “excursionista” que está vacacionando en otro lado y viene en algún momento a La Falda, el tema del Camino del Cuadrado que nos da conectividad hace también a que la gente se de una escapada hacia esta zona y también hay privados que han invertido y bien, en La Falda hay cuatro o cinco confiterías nuevas que han invertido mucho dinero, eso genera que la gente venga y se disponga a consumir, hay tres restaurantes nuevos sobre Avda. Edén, el centro comercial es atractivo, está lindo, todo suma. Bueno, reitero, el nivel e consumo es inferior, y vale decirlo ya el año pasado fue inferior con respecto a la temporada anterior, es decir que hay una tendencia descendente que se está dando en tres periodos consecutivos”.
En lo que respecta a la tendencia en baja de las categorías uno y dos de la hotelería, apuntó que “el problema de baja que se da en la hotelería de una y dos estrellas también puede considerarse ya como una tendencia de arrastre, lo que sucede es que la gente es exigente, demanda más y mejores servicios, la competencia ha generado el adecuar servicios a esas demandas, si el hotel no se encuadra en lo que básicamente la gente busca, en alguna medida, queda fuera de sistema. Pero es una consecuencia natural de mercado, son hoteles a los que les va a costar más trabajar, deberán dirigirse más al turismo de grupos, pero las condiciones son categoría o buen nivel de servicios. Insisto, esta realidad es común para todos los destinos turísticos de Córdoba, no hay excepciones. Sabemos que a todos les cuesta invertir, porque en el país es difícil hacerlo, pero la búsqueda debe ser esa, subir de categoría porque es la única forma en que se puede aumentar la rentabilidad”.
La apreciación que hace la secretaría en cuanto a la actividad del sector gastronómico, fue resumida por el funcionario señalando que “los gastronómicos observan que hay movimiento, que trabajan más que el sector hotelero en comparación, porque reciben a ese “excursionista” que está de paso. Pero también nota que su rentabilidad se ha reducido, incluso hay casos en donde no se ha podido trasladar los índices inflacionarios al producto, y a eso hay que sumarle que el consumo ha disminuido. Entonces, se notan afectados”.
Sobre las críticas que se han concretado por la deficiencia de algunos servicios en el Complejo 7 Cascadas, argumentó que “el Complejo Siete Cascadas tiene esta temporada recaudaciones record, muchísimos visitantes, y eso acuerda con el movimiento céntrico en determinadas horas provocados por la gente que está de paso por la ciudad. Hay que recordar que se mejoraron las condiciones del complejo, con los filtros instalados en las piletas, con las cascadas permanentemente activas, y las disposiciones necesarias para mantener al predio en condiciones óptimas. Ahora, hay críticas, si las hay y las admitimos, pero me parece que no hay que llevarlas al extremo, reitero hay momentos de verdadera saturación, donde el personal no da abasto para atender las baterías de baños o mantener la limpieza de los cestos de residuos, no es que no haya personal, no es que haya mala voluntad, sino que hay momentos en que se ven superados. Hace mucho calor, la gente se refugia en el complejo y desborda algún servicio, el personal trabaja entre las 08,00 y las 20,00 horas, en ocasiones más, y se toman los recaudos necesarios. La actual situación está en consideración y se decidirán las inversiones a concretar para la próxima temporada”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal