Nombre:
Lugar: La Falda, Córdoba, Argentina

El titular ha superado los 25 años en la actividad periodística, habiendo participado de los medios gráficos de la región, ha sido director de medios radiales y ha hecho televisión, fue corresponsal de La Voz del Interior.

sábado, 13 de febrero de 2016

La hotelería sin rentabilidad y en estado agonizante

Las autoridades de la asociación gremial que nuclea a hoteleros y actividades afines expusieron un crucial panorama para el sector, del que dicen se encuentra agonizante por la presión impositiva del Estado, el sesenta por ciento de sus tarifas están destinadas a cubrir impuestos, por las bajas tarifas en que deben ofrecer su producto y por el convulsionado estado de la economía en general.

Las autoridades de la Asociación Serrana de Hoteles, Gastronómicos y Afines de Punilla (ASEHOGAP) Ricardo Abdemur y Hernán Escalante, Presidente y Vice respectivamente, entrevistados, en el Programa Tal Cual de la televisión local, trazaron un difícil panorama de la situación que atraviesa la actividad por cuestiones de rentabilidad y las políticas impositivas impulsadas desde el Estado.
En relación a temporada en desarrollo, expusieron que “esta temporada ha sido signada por muchos factores, todos contraproducentes para la actividad turística, cualquier indicador que modifique la situación macro económica influye en forma directa con el pensamiento de cualquier familia que decida salir de vacaciones, y esto es lo que ha pasado, más allá de que hemos estado inmersos en siete elecciones y en un cambio de signo político a nivel presidencial. Es decir, nosotros supimos en todo momento que esto nos iba a afectar, se suma a ello la devaluación de Brasil, que por supuesto es más psicológica que real, estuve en muchos medios intentando morigerar esta situación, exigiendo al gobierno de la provincia y a la Agencia Córdoba Turismo a que saliéramos al cruce del mensaje de lo beneficioso que era ir a Brasil, a decir que no era así, que cuando hay una devaluación el empresario acomoda sus tarifas, eso es lo lógico, pero fue algo bien armado y lo supieron aprovechar”.
Se les apuntó que perdieron la posición frente a los agentes de viaje, admitiendo que “es así, y lo refrendo, nos comunicamos con el presidente de la Cámara Argentina de Turismo haciéndole conocer nuestro rechazo, somos parte de esa cámara, y le dijimos que la gente con la que compartimos la misma mesa estaba perjudicándonos con una acción que no tenía ninguno tipo de sustento ni medida, salieron a captar recursos en forma agresiva y perjudicaron el turismo interno en todo el país, llevándolo al exterior”.
En referencia a la afectación en el nivel de alojamiento, indicaron que “la merma ha sido clara en la primera quincena de enero, tuvimos una buena semana, la tercera, y estamos viendo cómo cerrará esta, aunque se estima más parecida a la tercera. Como pauta, en esta semana, años atrás, hacia veinte días que estábamos completos y hoy la mayoría de los colegas tiene disponibilidad. Por otra parte, está la cuestión de la rentabilidad, a qué tarifa debíamos vender, considerando inflación, devaluación, etc., y a qué precio final vendimos, y cuál es la rentabilidad de esa transacción. La tarifa ponderada era de unos ochocientos a ochocientos cincuenta en base doble, y se terminó vendiendo en quinientos cincuenta a seiscientos”.
Agregando que “lo que hay que considerar es que nuestra tarifa está afectada por un sesenta por ciento de carga impositiva, esto no lo decimos nosotros, lo dice la federación en base a un estudio de la IARAF, Nadin Argañaraz es el responsable del informe, y deja claramente establecido la incidencia de la carga tributaria sobra la tarifa de la hotelería, la de la gastronomía es distinta pero tiene otra ecuación que le deja menos margen de ganancia aun. Nuestro margen hoy es prácticamente inexistente, de cada cien pesos que facturamos sesenta se lo lleva el Estado, nacional, provincial y municipal”.
Se les planteó que siguiendo la tarifa informada, de los quinientos cincuenta pesos facturados, trescientos treinta van al Estado por impuesto y a ustedes les quedan doscientos veinte y de ese ingreso que saldo finalmente computaban como ganancia, manteniendo que “en ese monto hay que incluir todos los gastos por servicios, sueldos, insumos y demás, es ahí donde se transforma en negativa la ecuación económica. Tampoco esto es nuevo, viene de arrastre, hace seis, siete años que lo venimos manteniendo, y no lo decimos nosotros, lo dice la federación nacional, no es un problema de Córdoba o Punilla, es nacional. El último documento que emitió la federación deja claramente establecido esto, que la actividad está sufriendo pérdida. Lo que estamos tratando de hacer es que esa pérdida sea la menor posible, con la enorme preocupación de mantener la fuente de trabajo”.
Se les impuso que así manifestado el sector no tiene otro horizonte que la quiebra, afirmando que “exactamente, en la última invitación que tuvimos ante el Ministerio de Turismo de la Nación escuchamos al actual ministro dirigiéndose al Ministro de Economía diciéndole que en las sierras de Córdoba era turismo o muerte, así de drástico, hablando de la desaparición física de los establecimientos… no nos olvidemos que en el país, en los últimos años, se han estado cerrando ochenta comercios hoteleros, cabañeros y gastronómicos por semana. Es una situación muy complicada la que tenemos, y no nos olvidemos que los agentes de viaje que se han llenado los bolsillos llevando gente a Brasil, esa gente trabaja en una oficina de dos por dos, la que mañana levantan y se la llevan, nosotros tenemos estructuras enormes, son elefantes blancos, de costos fijos muy elevados, y después tenés que escuchar y ver comentarios en face y los medios en general que responsabilizan por la baja en turismo a las tarifas de los alojadores”.
Apareció aquí la competencia desleal de aquellos que alquilan sus viviendas por afuera del sistema, sosteniendo sobre el particular que “lo primero que hay que hacer es cumplir con la ley, desde un intendente municipal al Concejo Deliberante elaborando las normativas, al inspector que aplica el poder de policía, y así como se le exige a la hotelería matafuegos, inspección de idóneos en seguridad, porque consideran que si hay un accidente la responsabilidad también recae en la municipalidad, nosotros decimos que caerse en una vereda en mal estado o conducirse por una calle mal iluminada también es responsabilidad del municipio, lo mismo en una casa que se está ofreciendo como alojamiento y que está totalmente fuera de normativa más que más…decimos que se formalice, porque cuando el turista regresa a su hogar no se hace cargo de su torpeza dice La Falda es un mal destino, porque está enojado consigo por su mala elección de alojarse en un lugar que no le cubrió sus expectativas y con los ejecutivos que no ordenaron la cuestión. Por cuestiones políticas, por temores, por complacencias, por lo que sea, no se están haciendo las cosas que se deben hacer. Se hace una ordenanza de casas de alquiler pero no está bien reglamentada, no está bien regulada, no habla de los controles, porque si se ponen a ver frente a la oficina de turismo están los carteles”.
Se les consultó por si esta era una de las razones que los hacían críticos con el Ente de Turismo, definiendo que “más allá de ser críticos con el Ente somos realistas. Un Ente tiene que tener autonomía y autarquía para determinadas situaciones y acciones, deberíamos ser consultados para una ordenanza del tipo de la que hablábamos recién, cosa que no fue, ni el Ente ni la asociación…Uno no piensa salir con los tapones de punta, pero esta situación de quiebre, de agonía que está viviendo el sector hotelero, en algún momento se va sentir el crack. Entonces, aprovechemos los errores que se vienen cometiendo para que de acá en adelante, haciendo propicio un gobierno nuevo, un ministro que tiene pleno conocimiento y ha aportado principios de solución a esto, pero si los municipios, que son autónomos en la provincia, no empiezan a corregir esto, porque se lo hace de abajo hacia arriba, no hay otra forma, la decisión política de los municipios debe ser seria, porque esto afecta la faz económica, el trabajo en blanco, y la recaudación municipal, entre tantas otras cosas…solo estamos pidiendo igualdad ante la ley”.
En referencia a las expectativas que tienen para el cierre de la temporada, argumentaron que “tenemos un fin de semana largo, el de carnavales, y creo que ahí se inicia la bajante con rapidez. Ese fin de semana no va a fallar, esperemos que en el mientras Dios nos dé una mano”.
Se les requirió una comparativa entre la temporada anterior y la presente a nivel de resultados económicos, interpretando que “esta peor que la anterior, a pesar que no ha cambiado el tema impositivo, no está ahí el problema, lo dijimos recién, el problema es la tarifa que está un cuarenta por ciento por debajo de lo que debería ser, esa es la realidad, y si estuvieran en esos montos no tendríamos trabajo, y si no tenemos trabajo nosotros no lo tiene nadie, la mochila la tiene hoy el que ofrece alojamiento porque para que una ciudad turística tenga gente tiene que estar alojada, sino tuviéramos nosotros la humildad y no la soberbia para imponer una tarifa estaríamos en un desierto”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal